UN MUNDO MEJOR

10 formas de eliminar la violencia de género 'fáciles de hacer en casa'

Son cositas básicas, que a veces se nos olvida llevar a cabo.

24/05/2017 11:52 PM CDT | Actualizado 25/05/2017 12:04 AM CDT
Getty Images/iStockphoto

No es tan difícil identificar el machismo. Quizá al principio puede ser complicado, ¡hemos vivido con él tanto tiempo! Desde que nacimos. Desde antes. Pfft. Nuestras madres lo sufrieron. Nuestras abuelas. Desde entonces combatirlo se ha vuelto el pan nuestro de cada día.

Pasan los siglos y los hombres necios que acusáis a la mujer sin razón siguen sin darse cuenta de que son la ocasión de lo mismo que culpáis.

Algunos pocos trabajan para acabar con todas esas salvajes costumbres aprendidas. A los otros aún hay que explicarles cómo funciona el mundo, más allá de lo que les dijeron.

Comprender y llevar a la práctica los siguientes 10 puntos puede ser un buen inicio.

1. Las mujeres son personas

No son objetos ni fantasías sexuales, mucho menos diosas o sujetas inalcanzables. Son seres humanos, igual que tú. Y merecen el mismo respeto, los mismos derechos e igual trato.

2. Las niñas no son princesas

No, las niñas no son frágiles. En todo caso lo son en la misma medida que los niños. Ambos tienen sentimientos y derecho a expresarlos. Los estereotipos tipo "los niños no lloran" los imponen los adultos.

3. Las mujeres van en donde ellas quieran

Una vez que has entendido lo anterior, refleja tus avances con la forma en la que hablas de ellas. Elimina de tu vocabulario el "mi vieja", el "las mujeres van en la cocina", el "las mujeres no saben manejar", el "calladita te ves más bonita", etc.

4. Las niñas no deben ser codependientes

L@s niñ@s aprenden en friega, por eso es importante repetirles cada tres por dos que no existe ninguna razón para que dependan de alguien más. Ni económica ni emocional ni personalmente.

5. El hogar es obligación de las mujeres y los hombres

¿Las mujeres jamás tuvieron la necesidad de cazar venados para alimentar a su familia? ¿Los hombres detestan pasar tiempo con sus hijos, limpiar su casa, cocinar? Basta de pensar que ellos proveen y ellas atienden.

6. Las niñas no deben tener menos oportunidades que los niños

La igualdad empieza desde que la niña es votada para ser la capitana del equipo de futbol hasta que entra al taller de electricidad sin ser señalada. En la medida en que entendamos sus sueños y aspiraciones, aprenderemos a respetar sus derechos y obligaciones.

7. En una relación hombre-mujer, ninguno tiene autoridad sobre el otro

El ser humano disfruta imponiéndosele al otro. Es hora de que entendamos que la otra persona va en el mismo barco, no en el cuarto de máquinas ni en el piso del equipaje. EN-EL-MIS-MO-BAR-CO.

8. Las mujeres se visten para sí mismas

Ellas no son las responsables de que los hombres no sepan controlar sus ansias sexuales. Mucho menos por su forma de vestir. Las mujeres de a pie no eligieron el cuerpo que tienen y tampoco van a censurarse al vestir porque alguien decidió catalogarlas de provocadoras.

9. Los cuerpos femenino y masculino son solo cuerpos

Que no tienen la obligación de ser como dicta el credo publicitario. Y que tampoco deberían estar tan encumbrados. Aunque tengas un cuerpazo y le des vuelo a la hilacha, al final del cuento es un suicidio echar todos los huevos (autoestima, ego, amor propio) en una sola canasta (cuerpo).

10. Los hombres deben aprender a identificar los brotes de violencia

La violencia se da por niveles, si aprendemos a detenernos en el primer nivel (y dialogar en lugar de ignorar) es bastante probable que jamás lleguemos al nivel más alto: la violación y el feminicidio.

También te puede interesar:

- Carta de la editora: un nuevo capítulo para el HuffPost

- Ahora todos los programas quieren que Salma Hayek baile y cante

- Presentan testamento del "Divo de Juárez" y todos pierden la cabeza