MÉXICO

Desigualdad, impunidad y violencia: causas de la crisis civilizatoria que padece México

Académicos coinciden que las diferencias en el acceso a la justicia y la humillación de las instituciones contra los ciudadanos han generado un problema civilizatorio en el país.

24/05/2017 5:20 PM CDT | Actualizado 24/05/2017 6:24 PM CDT
Manuel Hernández Borbolla

Los niveles de impunidad en México, promovidos por la desigualdad socioeconómica, no sólo han creado una crisis de gobernabilidad democrática, sino también un problema civilizatorio donde la humillación permanente de las instituciones contra los ciudadanos genera violencia, de acuerdo con académicos.

"Tenemos un problema sustantivo en cómo relacionamos democracia y derechos humanos", debido a que los derechos humanos son un indicador de la gobernabilidad democrática. Algo que en buena medida explica la crisis política y social en México", señaló Emilio Álvarez Icaza, exsecretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, durante su participación en el seminario Los derechos humanos y los grandes problemas nacionales, realizado en el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM.

En este sentido, el precandidato presidencial de la organización Ahora cuestionó que organizaciones como México SOS, presidida por el empresario Alejandro Martí, defiendan a militares que violan la ley en un contexto donde la violación sistemática de derechos humanos genera más violencia.

"No deja de preocupar que personas como Alejandro Martí salgan a decir en rede sociales que ellos pagan el abogado para defender al soldado que hizo una ejecución extrajudicial. no deja de ser un hecho absolutamente alarmante y preocupante. Si legitimamos una ejecución arbitraria, lo que podemos hacer con nuestra Constitución es tirarla a la basura, lo que podemos hacer con la civilidad democrática fundada en los derechos humanos es tomar las convenciones internacionales y pasarlas por el triturador. Y nada más asumámoslo. Si estamos dispuestos a que la venganza remplace a la justicia y que el Estado cometa delitos para combatir el delito, digámoslo así y asumamos lo que eso implica", señaló Álvarez Icaza.

Pero legitimar de esa manera las ejecuciones extrajudiciales, en un populismo punitivo, es la derrota total de un Estado democrático de derecho. Nada más. Entonces démosle la bienvenida a la Edad Media. No digamos que estamos en un marco democrático".Emilio Álvarez Icaza, Ahora

De ahí que los niveles de violencia e impunidad prevalecientes en el país han generado una crisis civilizatoria en México.

"¿Tiene sentido hablar de los derechos humanos y ambientales en un momento tan sangriento como éste? ¿Cuando la violencia narcoestatal y el despojo de recursos en los territorios cobran cada día más vidas de activistas, líderes comunitarios, reporteros y ciudadanos?", se pregunta Analiese Richard, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana.

En este sentido, la antropóloga considera que en el caso mexicano "se ha incrementado la violencia hacia defensores de derechos al mismo tiempo que la violencia estatal desata procesos de violencia social más amplios, los cuales son atendidos principalmente por las mismas organizaciones", agrega.

LA DESIGUALDAD GENERA IMPUNIDAD

Para Juan Antonio LeClerq, académico de la Universidad de las Américas de Puebla y coautor del Índice Global de Impunidad, el problema de la impunidad generalizada en México "nos lleva a un problema civilizatorio; tiene una dimensión mayor", toda vez que funciona con escalas que se van incrementando hasta llegar a interiorizar y justificar las prácticas de impunidad.

En este sentido, el investigador sostiene que "en México la impunidad es grave no solamente porque está mal el sistema de justicia o seguridad, sino que estamos en el nivel más alto de cualquier escala de impunidad".

El académico de la UDLA sostiene que la impunidad está funcionando con tres trampas que se retroalimentan: 1) una trampa institucional (instituciones que se transforman pero que no tiene impacto para garantizar acceso a la justicia); 2) disfunción institucional (creación de muchos órganos autónomos que son capturados por intereses políticos); 3) una situación de inseguridad compleja que empeora los niveles de impartición de justicia.

UDLAP

"En el fondo, los problemas de desigualdad retroalimentan los problemas de impunidad, debido a que hay una correlación entre desigualdad e impunidad a nivel global. Los países que tienen mayores índices de desigualdad, que su coeficiente GINI es más alto, coinciden en mayor impunidad de acuerdo con nuestros datos y al revés. Algo que no ocurre con el Producto Interno Bruto", señala LeClerq.

"Esto hace la diferencia para entender la impunidad", concluye.

::.

"Políticas de odio" recrudecen crisis de derechos humanos en México y AL

Violencia y censura: nada ha cambiado desde el homicidio de Miroslava Breach

México debe acabar con impunidad para frenar tortura generalizada: ONU