ESTILO DE VIDA

Estos son los efectos secundarios que sufre tu cuerpo cuando no duermes bien

Ojalá que fuera solo tener sueño... pero no.

23/05/2017 11:30 AM CDT | Actualizado 23/05/2017 11:39 AM CDT
Getty Images/iStockphoto

¿Te sientes irritado y la agarras contra los demás? ¿Te cuesta trabajo satisfacer tu hambre y te sientes como un barril sin fondo? ¿Se te olvidan las cosas? ¿Es imposible perder esos dos kilitos de más a pesar de que comes sanamente y haces ejercicio? ¿Te sientes más deprimida y nostálgica que nunca?

Tu régimen de sueño, o la falta de uno, podría ser el culpable. El sueño insuficiente se ha convertido en una epidemia pública. Y lo que preocupa más al respecto son los efectos que tiene sobre la mente y el espíritu. La falta de sueño te afecta de manera emocional, hormonal, física, espiritual y mental.

Tu cuerpo pasa por una serie de 9 fases que sólo se pueden completar en una sesión de descanso de 6 a 8 horas ininterrumpidas. Durante esas nueve fases, el cuerpo: restaura y repara los músculos; genera y libera hormonas, regenera las células cerebrales y consolida la memoria. A medida que la cantidad de gente que experimenta falta de sueño va en aumento, también crecen las tasas de obesidad, hipertensión, pérdida de memoria, depresión, diabetes, infartos y derrames.

Y por si eso no fuera suficiente, cuando experimentas un régimen de sueño inconsistente o interrumpido, tu cuerpo comienza a replicar los mismos efectos del envejecimiento. Por ejemplo, la consolidación de la memoria y la regeneración cerebral no se completan, por lo que en consecuencia podríamos sufrir de pérdida de memoria, olvidos, un desfase en el tiempo de respuesta, irritabilidad, y arrugas. ¡Ayuda!

Si no puedes tener las 6 a 8 horas que se recomiendan de sueño, las hormonas ghrelina y leptina no se pueden regular al nivel óptimo. Estas hormonas regulan tu hambre, es decir, el balance de estas hormonas te mantiene satisfecho cuando comes. Ésa es la razón por la que te podrías sentir como un barril sin fondo. Y eso se relaciona con la obesidad, la cual se relaciona con mayores riesgos de salud y depresión.

Establecer una mejor rutina de sueño es básico. No importa qué tan en forma estés, o qué tan saludable sea tu dieta, o qué tan bien manejes el estrés. Si no tienes un adecuado régimen de sueño, los efectos negativos afectarán tu salud. Con un descanso regular nos despertamos con más ingenio. Podemos lidiar mejor con los factores que producen estrés. Nos sentimos energizados u de mejor humor, con una mejor capacidad de concentración, de hacer decisiones y de entrar con más fuerza a nuestra vida diaria.

También te puede interesar:

-La contaminación, literalmente, nos está robando el sueño

-Cómo manejar el insomnio cuando estás en la universidad

-Lo que los amantes del café no quieren que sepas sobre cómo te hace daño esta bebida