INTERNACIONAL

Presidente de Brasil se rehúsa a renunciar tras escándalo de corrupción

"No renunciaré. Repito, no renunciaré".

19/05/2017 10:24 AM CDT | Actualizado 19/05/2017 10:40 AM CDT
Ueslei Marcelino / Reuters

El presidente brasileño Michel Temer se aferró este jueves a su cargo a pesar de las graves acusaciones de corrupción surgidas en su contra, que ya impulsó la primera baja en su gabinete: la del ministro de Cultura.

"No renunciaré. Repito, no renunciaré", dijo el mandatario en un mensaje televisado a la nación declarándose inocente, después que el Supremo Tribunal Federal (STF) decidió abrir una investigación sobre los señalamientos surgidos la víspera.

El escándalo se desarrolló tras darse a conocer una grabación entre el empresario Josely Batista, dueño de la mayo empresa cárnica del mundo (JBS) donde hablaban del pago de sobornos al expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, que ahora se encuentra en prisión en el marco de la operación "Lava Jato"

En el audio Temer le pide "cuidado" al empresario para no cometer "obstrucción de justicia" en sus contactos con uno de sus exministros investigados en la 'Lava Jato', que aparentemente estaba presente en el pago de sobornos, y cuando Batista le dice que está "de buenas" con Cunha, se escucha al presidente añadir: "Tienes que mantener eso, ¿ok?".

Temer, con una popularidad bajo mínimos, aseguró que nunca autorizó el pago de sobornos ni compró "el silencio de nadie" y reivindicó "el optimismo" generado por su gestión, que pretende sacar a Brasil de la peor recesión de su historia mediante estrategias de austeridad.

El mandatario citó mejoras en las cifras de inflación, de desempleo y de crecimiento económico, desde que hace un año asumió el poder en sustitución de la destituida izquierdista Dilma Rousseff, de quien era vicepresidente.

Pero una "grabación clandestina trajo de nuevo el fantasma de una crisis política de proporciones aún no dimensionadas", lamentó.

"No podemos tirar a la basura de la historia tanto trabajo en pro del país", reclamó el mandatario, del conservador PMDB que, al mantenerse en el poder, conserva su foro privilegiado que le evita ser juzgado por la más diligente justicia ordinaria.

De hecho, exigió al STF una investigación "plena y muy rápida" para probar su inocencia.

Mientras los partidos que apoyan su gobierno estudian si le mantienen el apoyo, el ministro de Cultura, Roberto Freire, del Partido Popular Socialista (PPS), renunció a su cargo ante "la inestabilidad política" y volverá a ocupar su banca en la Cámara de Diputados.

Entretanto, ocho legisladores ya presentaron pedidos de 'impeachment' y varios partidos, incluyendo algunos que votaron por la destitución de Rousseff, se aprestan a pedir el mismo tratamiento contra Temer, que se propone entregar el mando a quien gane las presidenciales de octubre de 2018.

Con información de AFP.

También te puede interesar:

- Denuncia contra Nemer tira la bolsa de Brasil

- Brasil declara fin a la emergencia sanitaria del zika

- Rousseff aboga por Lula para elecciones de 2018 en Brasil

Patrocinado por Corona