ESTILO DE VIDA

9 consejos para hacer que un día terrible juegue a tu favor

Hay que sacarlo provecho hasta a los días de mal humor.

19/05/2017 2:44 PM CDT | Actualizado 19/05/2017 2:58 PM CDT

A veces la peor parte de tener un día libre es el humor agrio que inevitablemente lo acompaña. Tu estado emocional ya no tiene que ver nada más con las críticas de tu jefe o las riñas con tu pareja, sino con todo. Pareciera que todo el universo se te viene encima al final. O al menos así es lo que sientes.

Y no es nada divertido, obviamente. Así que le pregunté a varios psicólogos expertos en el manejo de esos sentimientos a fin de tener herramientas para darle la vuelta a un día horrible. Checa estos consejos y ponlos en práctica para que regrese el buen lado de las cosas.

1. Acepta tu mal humor

Suena contrario al sentido común, pero intenta aceptar que estás mal y de malas. Con ello, en realidad conseguirás que la percepción negativa del día se vaya más rápido, dice Mark Aoyagi, director de psicología deportiva y del rendimiento y profesor asociado en la Universidad de Denver.

"Nos sentimos mejor si aceptamos y reconocemos en dónde estamos parados, más que si queremos cambiar las cosas como tal", dijo a HuffPost.

2. Aprovecha ese día malo para terminar algún pendiente

"Hay muchos quehaceres en los que estar de malas o tener emociones negativas te puede ayudar", dijo Aoyagi.

Y es verdad. Estudios demuestran que la gente que se siente triste tiene un mejor desempeño en tareas que requieren de mucho detalle y negocian de manera más efectiva que sus contrapartes felices.

Utiliza tus emociones para terminar un proyecto doméstico o para arremeter con la chamba pendiente en tu email del trabajo.

3. Considera el rol que juegas en el resultado final del día

Repasa los eventos del día y considera en cuáles tú mismo jugaste un rol para que las cosas salieran mal. Por ejemplo, a lo mejor el día se fue al diablo porque no organizaste tu tiempo o tus recursos de manera correcta.

"Muy seguido pasa que pensamos en nosotros mismos como receptores pasivos de lo que nos sucede", dijo a HuffPost Susan Krauss Whitbourne, profesora de ciencias psicológicas y neuronales de la Universidad de Massachusetts Amherst. "Si te puedes visualizar en una manera más proactiva, creo que te servirá a sentir mejor. No sólo tienes que reconocer tu rol en esto; tienes que dejar de verte como una víctima de la vida misma".

Pero tampoco te autoinculpes de más, dijo Krauss. La clave es practicar esto sin castigarte a ti misma. Mira qué cosas pudiste haber hecho diferente y haz el compromiso de cambiarlas la próxima vez.

4. Agradece

Crea una lista de todas las cosas por las que debes sentirte agradecido, dijo a HuffPost Gail Gross, un psicólogo experto en el comportamiento humano. Todo se reduce a cosas como: "Hoy escuché mi canción favorita", o quizá con mayor relevancia como: "Estoy saludable".

Para un empujón adicional, aprovecha la oportunidad de escribir libremente de tus pensamientos, tus metas y tus sentimientos. Hay estudios que prueban que escribir diarios puede ayudar a reducir la ansiedad y reducir los niveles de cortisol (la hormona que se libera con el estrés).

5. Pide a un amigo que te acompañe a pasear

Los estudios sugieren que el simple hecho de salir a caminar puede mejorar tu humor. Y si paseas con un ser querido puede amplificar este efecto, dijo a HuffPost Gerdenio Manuel, profesor de psicología en la Universidad de San Francisco.

"Recurre a esas cosas o gente que te hacen sentir mejor y diles que necesitas ayuda y apoyo", dijo Manuel.

6. Consigue una mascota

Los estudios demuestran que las personas con mascotas tienen mejores niveles de bienestar. Ve a un refugio, pasa un rato con el gato de tu mejor amigo, o visita un parque donde pasean perros. Acariciar a un amigo peludito puede mejorar tu humor, dijo Gross.

7. Consiéntete

Manuel remarca que apoyarse en los demás tiene sus beneficios, pero tampoco desprecies el poder que ofrece pasar un rato a solas.

"Algunas veces necesitas solamente pasar un tiempo contigo mismo y alejarte de las cosas que te molestan", explicó.

A lo mejor basta con pedir pizza para cenar o mirar un episodio de un nuevo programa a solas. Trata de acercarte a las cosas simples que te dan placer.

8. ¿Qué tal un poco de movimiento al cuerpo?

"Si vas a levantar pesas o al gym y estás de mal humor, canaliza esa energía a tu ejercicio", dijo Aoyagi

La gente se siente bien, o por lo menos regresan a su estado previo al enojo, al ejercitarse, explicó. Y la ciencia respalda esto. Hacer ejercicio te pone de mejor humor y te ayuda a regular tus emociones.

9. No hay mal que por bien no venga

Siempre queda el recurso de ver el lado bueno de las cosas, dijo Krauss. Detecta cuándo es que las cosas empezaron a ir mal, trata de aprender algo y, al final, reconoce lo que pudo salir bien.

"Busca cualquier rayito de luz que te pueda dar esperanzas", dijo Krauss.

Y después, deja que el día malo se vaya al diablo.

Te puede interesar:

5 formas de reducir la ansiedad con el poder de tu mente

Cuatro mujeres cuentan cómo es vivir con una enfermedad mental

La tecnología entre las principales causas de estrés en México