ESTILO DE VIDA

Cómo manejar el insomnio cuando estás en la universidad

Entre tener que acomodar muchas clases, los enormes volúmenes de tareas y la vida social, apenas es posible pensar en un poco de tiempo para descansar.

18/05/2017 7:53 AM CDT | Actualizado 18/05/2017 3:03 PM CDT
Getty Images/iStockphoto

Tener una buena noche de sueño cuando estudias la universidad es bastante difícil. Entre tener que acomodar muchas clases, los enormes volúmenes de tareas y la vida social, apenas es posible pensar en un poco de tiempo para descansar.

Y ahora imagina todo eso que un estudiante tiene que barajar sumándole dos problemas de salud que interfieren con la posibilidad de dormir.

Image Source

Ése es el caso de, Laura. Ella cursa su último año de universidad, sufre de insomnio y del síndrome de movimientos periódicos de las piernas (PLMD, por sus siglas en inglés). El insomnio es un problema que te dificulta dormir, permanecer dormida o ambas. El PLMD es un calambre o un tirón repetitivo de las extremidades mientras duermes. Lo de "periódico" hace referencia al hecho de que los movimientos son repetitivos y rítmicos.

A Laura le diagnosticaron el insomnio en 2014, pero dice que ha lidiado con ese problema desde secundaria, ocho años antes. Explica que normalmente no le cuesta mucho dormir, pero que despierta constantemente en la noche, entre 3 y 4 de la madrugada. Antes de que le diagnosticaran el insomnio, Laura dice que "había seguido todas las 'reglas básicas', como no estar activa una hora antes de acostarme, no usar dispositivos electrónicos antes de meterme a la cama, hacer ejercicio regularmente, y unas dosis de melatonina en la noche".

El PLMD se lo diagnosticaron apenas hace seis meses, luego de que le aplicaran un extenso estudio del sueño. El desorden puede ser tratado con varios medicamentos, pero el proceso para obtener las medicinas con un mejor efecto sería demasiado tardado y podría tomar hasta nueve meses. De acuerdo con Laura: "Muchos de los medicamentos tienen efectos colaterales, peores que la batalla con el cansancio, por lo que decidí que por lo menos durante la universidad no quería arrancar el proceso". El año escolar prácticamente abarca nueve meses... por lo que es difícil que un estudiante se dé tiempo para pasar por un periodo así.

Getty Images/iStockphoto

Por ahora a Laura le recetaron un sedante que afecta los químicos en el cerebro que generalmente muestran un desbalance en las personas con problemas para dormir. Sin embargo, se le recomendó que sólo lo tome cuando esté desesperada por dormir y que no haya dormido en dos o más días. "Sólo lo uso unas 3 o 4 veces al mes", me dijo. "Generalmente estoy más cómoda tomando productos que venden sin receta, como el ZzzQuil".

Le pedí que me describiera cómo los dos trastornos actúan entre sí. "Mi doctor dijo que mi insomnio lo provoca, en parte, mi movimiento periódico de extremidades. También me diagnosticaron ansiedad en 2012, lo cual también influye en mi insomnio". Y es verdad. Se dice que la ansiedad está asociada con el insomnio, de acuerdo con la Fundación Nacional del Sueño de EU. Laura también me explicó que, aunque ninguno de sus padres ha padecido de insomnio, tanto su madre como su padre han tenido problemas para dormir todas sus vidas y les han recetado medicamentos para dormir.

Laura detalló cómo los efectos colaterales del no dormir derivados de sus trastornos afectan su vida.

"El día siguiente a una noche sin sueño estoy en tinieblas y me cuesta mucho trabajo concentrarme en clase".

Luego de una o dos noches difíciles: "tengo que tomar una siesta en la tarde a fin de poder terminar mi tarea y deberes en la noche". El sueño que Laura consigue varía en la semana. "Una noche podría dormir hasta ocho horas, pero la siguiente apenas cuatro o cinco".

Aunque la combinación de problemas de Laura es poco común, no está sola. Es difícil de creer, pero hay un gran número de estudiantes universitarios en una situación similar. En un estudio realizado en 2007-2008 publicado en el Journal of American College Health se concluyó que entre 27% y 28% de los 1,845 estudiantes evaluados sufría (o estaba en riesgo) de tener por lo menos un trastorno del sueño.

Me provocó curiosidad saber lo que Laura hace para poder funcionar "al mismo nivel" que otros estudiantes que no tienen sus problemas. Su principal estrategia parece ser la que muchos estudiantes universitarios conocen muy bien. "Bebo una cantidad insana de café para poder funcionar a diario. Sigo aplicando la regla de no tomar cafeína después de las 2 de la tarde para que no afecte mi sueño en la noche".

Me dijo que sus hábitos del café solían ser mucho peores. Cuando iba a la prepa se tomaba 32 onzas de café a las 7 de la mañana y luego otras 32 onzas rumbo a su trabajo por las tardes. Su ingesta de café podía ser de hasta ¡ocho tazas al día!

Getty Images/iStockphoto

Quería entender mejor cómo es que Laura lidia con sus trastornos. "He intentado reconocer cuando estoy exhausta y que se trata nada más de que la falta de sueño controla mi falta de concentración". A pesar de que no puede controlar por completo su insomnio y su PLMD, Laura dijo que es muy aplicada en cuanto a dar los pasos necesarios para tener una buena noche de sueño. Se aleja de la cafeína por la tarde, hace ejercicio, sigue una dieta saludable y se va a la cama a la misma hora todas las noches.

Luego de conocer la especial relación de Laura con el sueño, me inspiró realmente ver cómo alguien hace lo imposible por asegurarse que siguen todos los pasos para un sano hábito del sueño. Como alguien que ansía poder acostarse cada noche y dormir unas ocho o nueve horas sin dificultad, la historia de Laura me pareció increíble y me hizo apreciar mi sueño mucho más. Si Laura puede ser una estudiante exitosa, lidiar con dos trastornos, y conseguir manejar prácticas de sueño adecuadas, no hay razón para que tú o alguien más no lo pueda hacer también.

También te puede interesar:

-37 fotos de niños que decidieron tomar una siesta en donde 'les agarró el sueño'

-Ambientes ruidosos pueden provocar males, insomnio y depresión

-5 formas de reducir la ansiedad con el poder de tu mente

Patrocinado por Corona