MÉXICO

Datiotec, los mexicanos que van en busca del espacio perdido

El país gestó una carrera espacial por 33 años que perdió con el tiempo; hoy, la firma Datiotec Aeroespacial está dispuesta a recuperar el tiempo perdido.

17/05/2017 12:41 PM CDT | Actualizado 18/05/2017 12:53 PM CDT
Datiotec Aeroespacial
Equipo de Datiotec Aeroespacial. Fotos tomadas por la revista City.

Si te dijeran que México lanzó, diseñó y fabricó alrededor de 10 cohetes en los años 60 y 70, que se especializó en medicina espacial y en aeronáutica, incluso meses antes que se creara la NASA, ¿lo creerías? Hoy, una firma conformada por cuatro mexicanos busca devolverle al país su tradición en estos campos.

"Hay una tendencia a nivel mundial de impulsar mini satélites, que son mucho más pequeños y económicos que los que conocemos. Somos alrededor de 15 naciones las que estamos apostando a ello, y que sepamos, en México somos los únicos", explicó Pedro Gabay, fundador de la firma mexicana Datiotec Aeroespacial.

DATIOTEC
Algunos integrantes del equipo que participaron en el desarrollo de las pruebas del motor de cohete de sondeo.

A diferencia de un satélite tradicional, los 'mini' no se tienen que colocar en órbitras altas sino en bajas (entre 100 y 800 km de altura) y salvo por algunas limitantes, pueden hacer prácticamente lo mismo que los grandes. "La apuesta es hacer lanzamientos de bajo costo, con tecnología hecha en México y por mexicanos".

AztechSAT 1, un nanosatélite mexicano

¿Para qué meterse en estos temas? Se estima que los mini satélites abrirán la oportunidad al sector académico para realizar experimentos e investigación en el ambiente espacial; impulsarán la creación de startups dedicadas al desarrollo de nuevas tecnologías; e incluso, permitirán que el sector gubernamental envíe tecnología de defensa, observación y telecomunicaciones al espacio.

Y es que actualmente el acceso al espacio está muy limitado: sólo las grandes agencias internacionales como la NASA, ESA o JAXA pueden lanzar satélites; si un país o empresa quiere lanzar uno para probar o validar sus tecnologías, tiene que hacer lista de espera de 2 a 3 años y pagar hasta 100 mil dólares... si su operación falla, deberá esperar otro par de años para volver a intentarlo y pagar nuevamente.

Gabay considera que la posición del país, cerca del Ecuador, nos convierte en una zona estratégica para hacer lanzamientos, por lo que se podrían mandar mini satélites al menos una vez al mes y cobrar entre 5,000 y 10,000 dólares. Hoy trabajan en alianza estratégica con MX Space, un grupo de empresas que se encargan de la propulsión y los cohetes.

DATIOTEC
Foto del cohete Pollux (JFCR-2000A)

Cosecha de... ¿papas a la marciana?

Con ello, mientras sus competidores en Estados Unidos, España y Asia han invertido alrededor de 10 mdd sin lograr aún nada concreto, Datiotec dice haber destinado 2 mdd y lograr algunos avances, como la creación y pruebas de un cohete de sondeo de combustible líquido (el Pollux JFCR-2000A), que validará los pequeños satélites y ayudará en experimentos de micro gravedad, así como el sistema de propulsión auxiliar (el booster PBB-2000), necesario para lanzar los minis.

Pero el empresario mexicano aún no canta victoria: aunque Datiotec Aeroespacial lleva cuatro años operando, todavía no es rentable (es parte de otra empresa mexicana, llamada Cuantum Labs) pues depende mucho del fondeo gubernamental como el Conacyt y la Agencia Espacial Mexicana, que en los últimos meses ya no han podido apoyarle con presupuesto.

"Se trata de un tema aún muy nuevo, que sigue en fase de experimentación en todo el mundo, y el no contar con los recursos suficientes, aunque no nos ha detenido, sí nos hace ir muy lento, por lo que iremos por más fondeo, incluso privado;", dice Gabay.

ANTES QUE LA NASA

La cuna de esta historia es Cabo Tuna, en San Luis Potosí. "La entidad tiene tradición, pues aquí se originó todo", dice Gabay.

En 1957, dos meses después de que Rusia iniciara la conquista del espacio y poco antes de que se conformara la NASA (octubre de 1958) se construyeron y lanzaron los primeros cohetes mexicanos: Zeus 1' y Filoctetes, creados y diseñados por un grupo de física de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Según narraciones de la Agencia Espacial Mexicana, a través de referencias bibliográficas, su construcción se realizó en un taller de la colonia Portales, en la Ciudad de México y sus pruebas de lanzamiento se hicieron en el pueblo de San Bartolomé, en Xochimilco.

Le siguieron el SCT-1 (1959), lanzado en las afueras de la hacienda La Begoña, en Guanajuato y el SCT-2 (1960). Así como el Tótotl (1962), Mitl (1967), Mitl II, Tláloc, Huite 1 y Huite 2 (lanzados a partir de 1975). Y para 1968 se eligió a Tulancingo, Hidalgo, para crear un centro de comunicaciones espaciales.

Así, México logró unirse al boom de aquélla época, al colaborar con la NASA con un centro de observación ubicado en Guaymas, Sonora.

El gusto duró 33 años, en los que se creó la empresa Aeronaves de México, se promovió el establecimiento de la Escuela de Telecomunicaciones (para capacitar mexicanos) y se creó la Comisión Nacional del Espacio Exterior.

Y es que tras el hermetismo tecnológico provocado por la Guerra Fría, México, al igual que otros países, "apagó" su entusiasmo espacial en 1977; sin embargo, no volvió a recuperarlo como sí hicieron muchos, en buena medida por el poco interés del gobierno, falta de recursos y sobre todo, fuga de cerebros.

Además de Datiotec, existen otros esfuerzos que buscan devolverle a México la gloria espacial. Como el creado por la UNAM en 1990 a través del Programa Universitario de Investigación y Desarrollo Espacial (PUIDE), con el que diseñó y construyó el microsatélite UNAMSAT 1, que se perdió durante el lanzamiento en 1995; y el microsatélite gemelo UNAMSAT B,que sí se pudo poner en órbita.

A estos, se suman los esfuerzos de la Agencia Espacial Mexicana y la labor de ingenieros de la UNAM, el IPN, el INAOE, el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, el CONACyT y la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea.

También te puede interesar:

- 12 noticias tecnológicas que te impactaron

- Los nuevos planetas que descubrió la NASA

- El adolescente mexicano de la NASA