ESTILO DE VIDA

Por qué todos los padres tienen que saber primeros auxilios para salvar a un niño

Los conocimientos más básicos podrían ser la diferencia entre la vida y la muerte.

16/05/2017 12:08 PM CDT | Actualizado 16/05/2017 1:20 PM CDT
Romeo Ranoco / Reuters

Lo peor que le puede pasar a un paramédico, y así lo dicen mis amigos paramédicos profesionales, es atender un caso de ahogamiento que involucre a un niño y en el que la gente se quede parada alrededor llena de pánico y sin saber qué hacer.

Debido a la gran cantidad de albercas y nuestro amor al agua, este escenario es muy común. Es horrible pensar que alguien podía haber salvado la vida de un niño si hubiera intentado la resucitación cardiopulmonar.

A la gente le entra el pánico, lo entendemos, pero los paramédicos somos humanos también y cualquier incidente que afecte a un niño es emocionalmente muy fuerte.

Los conocimientos más rudimentarios de primeros auxilios hacen toda la diferencia en una situación de ahogamiento. Especialmente cuando se trata de niños. Porque una intervención a tiempo... un niño tiene más probabilidades de salir bien que un adulto.

Las estadísticas muestran que las heridas y los accidentes son la causa principal de muerte de niños entre 1 y 14 años, y los niños son las dos terceras partes de esta cifra.

Aún así, el 40% de los padres dicen no saber qué hacer si su hijo o el de cualquiera, o un adulto, se estuviera ahogando. El 25% dice que no sabría administrar la resucitación cardio pulmonar a un niño.

Yo soy padre de dos niños y lo peor que puedo imaginar en una emergencia con un niño es pensar que "Me habría gustado saber qué hacer. Hubiera tomado el curso de primeros auxilios".

Un incidente menor que presencié quedó en mi memoria. Vi a un niño corriendo alrededor de la alberca, en lo que parecía cámara lenta se resbaló y se golpeó en la cara, lo que provocó una fea cortada en su boca.

Ese tipo de heridas sangran mucho pero no son necesariamente serias. Lo que me impactó fue que la mamá no tenía ni idea de lo qué hacer y entró en shock a causa del pánico. Estaba llorando y gritando y eso ponía peor a su hijo.

Por supuesto que se entiende. Ningún padre tolera la idea de ver a su hijo herido o sufriendo dolores, pero si la mamá hubiera tenido la menor idea de lo qué hacer se habría sentido mejor porque hubiera sabido cómo ayudar a su hijo.

Todo el mundo está ocupado, pero en el momento crítico en el que un poco de primeros auxilios salva vidas, creo que la mayoría de los padres preferirían estar preparados.

Las estadísticas señalan que alrededor del 50% de los padres dicen que no tienen conocimientos de primeros auxilios o que no sabrían cómo tratar cierto tipo de heridas.

Los incidentes más comunes de los niños de menos de 15, después de los accidentes de autos, se dan cuando se practica algún deporte, o caídas de trampolines o bicicletas, scooters o patinetas. Con frecuencia los resultados son golpes en la cabeza, esguinces o fracturas.

La mayor parte de la gente sabe qué hacer para detener un sangrado, pero ya he perdido la cuenta de las veces que he visto que le ponen un gran paquete de hielo encima a una fractura, lo cual puede provocar más dolor o daño a causa de la presión.

La gente ve hinchazón e inmediatamente piensa en hielo, pero no siempre es bueno. Saber un poco sobre heridas es bueno.

Otro tipo de accidentes comunes con niños tienen que ver con quemaduras, venenos, ahogamientos, asma o intoxicaciones. Creo que sería bueno empezar por aprender algo los accidentes que comúnmente afectan a los niños pero sólo saber algo por resucitación cardio pulmonar es útil.

La Cruz Roja mexicana ofrecee cursos acreditados se aprenden habilidades básicas de reanimación y otros primeros auxilios. También hay cursos básicos de primeros auxilios para niños que incluyen la resucitación cardio pulmonar, así como otros más avanzados.

Los conocimientos de primeros auxilios pueden ayudar mucho a hacer que una situación mala lo sea menos. Creo que contar con estos conocimientos son una especie de seguro de vida para los hijos.

Siempre ayudarán en caso de que pase lo peor, y ojalá que nunca sean necesarios, pero tener la mente tranquila tampoco tiene precio.

También te puede interesar:

-Por qué los padres deberían ver '13 Reasons Why' y los adolescentes no

-Niños dan lecciones de vida sobre el ahorro a sus padres

-Planea tu vida antes de que el nido vacío te deprima