MÉXICO

Mireles, el autodefensa que se reveló a los templarios con armas del Ejército

12/05/2017 1:59 PM CDT | Actualizado 12/05/2017 3:27 PM CDT
RASHIDE FRIAS /CUARTOPSCURO.COM

José Manuel Mireles fue el principal líder de los grupos de autodefensa en Michoacán, quien tomó las armas para protegerse de las extorsiones, secuestros y asesinatos de los Caballeros Templarios en la zona de Tierra Caliente.

Dicho cártel, escisión de la Familia Michoacana, surgió en 2006 después de romper su alianza con los Zetas que controlaban el estado.

En aquél tiempo, afirmaba Mireles, los templarios se presentaron como un grupo que buscaba proteger a los michoacanos, pero al poco tiempo olvidaron ese propósito y empezaron a secuestrar empresarios, ganaderos y agricultores.

JUAN JOSÉ ESTRADA SERAFÍN /CUARTOSCURO.COM
Los Caballeros Templarios crearon su escudo, como lo hicieron Los Caballeros de la Orden del Temple: adaptado de símbolos medievales es púrpura y tiene en la parte superior una corona con una flor de lis al centro, flanqueada por puntas de lanzas como las utilizadas por la caballería del medievo.

En Tepalcatepec, aseguraban, decenas de niñas sufrieron abusos sexuales por sicarios del cártel, fue entonces que un grupo de ganaderos decidió armarse hasta que el 24 de febrero de 2013, arrestaron a decenas de templarios que fueron entregados a las autoridades michoacanas.

En ese momento nacieron los grupos de autodefensa, que tiempo después se convirtieron en la Fuerza Rural de Michoacán.

El 27 de junio de 2014, Mireles fue detenido junto con 45 presuntos autodefensas en el municipio de Lázaro Cárdenas, luego de que el gobierno advirtiera que no toleraría la portación de armas por parte de civiles.

Al momento de su detención se le confiscaron armas de uso exclusivo del Ejército, delito que se le imputó en 2015, además de los ya en su contra: posesión de droga y agravante de delincuencia organizada.

CUARTOSCURO
Mireles fue aprehendido cerca de las cinco y media de la tarde, mientras comía en un restaurante de pollos rostizados, en la glorieta de Lázaro Cárdenas.

Durante su estancia en el Cefereso 11, en Hermosillo, Sonora, el médico de profesión comenzó a tener problemas de salud. Su diabetes empeoró y según los testimonios de sus hijos y abogados, tenía que utilizar una silla de ruedas por la inflamación de una hernia en la columna vertebral.

"Vi a mi padre muy desesperado. Me dijo que no se explica cómo es que dejaron libre a Rodrigo Vallejo, el hijo del exgobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, con una fianza de 7 mil pesos, cuando los cargos eran de complicidad con Los Caballeros Templarios, y a él lo siguen manteniendo en la cárcel sin pruebas de los cargos que le imputan", acusó Briana, hija del autodefensa a Proceso.

Además, su hermana Virginia acusó que lo mantenían aislado y sin convivir con los otros presos.

Ante las denuncias, legisladores de Movimiento Ciudadano presentaron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que fuera trasladado a Michoacán, y aunque no se atendió el llamado, fue trasladado a principios de noviembre de 2016, al Cefereso 4 de Tepic, Nayarit, donde estaría más cerca de su familia.

Estando en Nayarit, los males no cesaron, pues nuevamente su defensa reclamó la falta de cuidados, debido a que ya había sufrido al menos dos caídas que le provocaron lesiones en columna, pierna y brazo. La razón, baja frecuencia cardiaca.

Tras tres años de exigir su libertad y atención médica, un juez federal le otorgó libertad bajo caución, por lo que continuará su juicio por posesión de armas de uso exclusivo del Ejército.

También te puede interesar:

-Mireles será puesto en libertad pero seguirá juicio en su contra

-Denuncian a Vallejo y Jara por desvíos de 3 mmdp en #Michoacán

-Normalistas retienen al jefe de Seguridad Pública en Michoacán

-Acusan a la Marina de desaparecer a cinco policías comunitarios en Michoacán; la Marina lo niega