INTERNACIONAL

Brasil declara fin a la emergencia sanitaria del zika

Los casos sospechosos de este virus y los casos de microcefalia han disminuido considerablemente.

11/05/2017 11:26 PM CDT | Actualizado 12/05/2017 11:41 AM CDT
Ueslei Marcelino / Reuters

El gobierno brasileño declaró el jueves el fin de la emergencia sanitaria nacional del virus del zika, y pese a que aún tiene un impacto sobre la salud pública, el gobierno considera que ya no es un "hecho inesperado o fuera de lo común".

En noviembre de 2015, Brasil anunció emergencia sanitaria nacional por el rápido crecimiento de los casos de zika, y en consecuencia, del nacimiento de bebés con microcefalia.

Ueslei Marcelino / Reuters
Raquel Barbosa y su madre María José posan con los gemelos Heloisa y Heloa, ambos de 10 meses y ambos nacidos con microcefalia, en Areia, estado de Paraíba, Brasil, 8 de febrero de 2017. Raquel Barbosa es madre de los gemelos. Foto tomada el 8 de febrero de 2017.

El jueves el país sudamericano decidió ponerle fin a la emergencia sanitaria porque de acuerdo con el Ministerio de Salud, "ya no llena los requisitos exigidos para mantener el estado de emergencia", que son, básicamente, que el impacto de la epidemia sobre la salud pública sea inesperado, fuera de lo común o con riesgo de propagación internacional.

El virus de Zika se identificó por primera vez en 1947 en macacos de Uganda, aunque fue hasta 2007 que se registró el primer gran brote en la Isla de Yap, de acuerdo con la OMS.

Ricardo Moraes / Reuters
El fisioterapeuta Jeime Lara Leal hace ejercicios con Lucas, de 4 meses, que es el segundo hijo de Miriam Araujo y nació con microcefalia en el hospital Pedro I de Campina Grande, Brasil, el 17 de febrero de 2016.

Esta enfermedad es causada por un virus transmitido principalmente a través de la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, y sobre todo de Aedes aegypti en las regiones tropicales. La Organización Mundial de la Salud investiga otras vías de transmisión del virus, como las relaciones sexuales y las transfusiones de sangre.

El zika en cifras

Según el más reciente boletín epidemiológico, entre el 1 de enero y el 15 de abril de este año fueron registrados 7,911 casos sospechosos de zika en todo el país, un número 95.4 % veces inferior al del mismo período en 2016, cuando se registraron 170,535 casos sospechosos.

En cuanto a los casos de microcefalia, en lo que va de 2017 solo han sido confirmados 230 nuevos casos y notificados 2,837 casos sospechosos. Se trata de un número pequeño en comparación con el total de 2,653 casos confirmados y 13,490 sospechosos desde que la emergencia fue declarada.

Paulo Whitaker / Reuters
Un trabajador salud lleva un insecticida que será derramado en la contaminada ribera del río Pinheiros para matar mosquitos durante una campaña contra el dengue y el chikungunya y para prevenir la infección por Zika, en Sao Paulo, Brasil, el 12 de enero de 2017.

Desde el inicio de la emergencia hasta finales de 2016 fueron confirmados 2,205 casos de bebés con microcefalia entre 10,000 notificaciones de sospechas, además de 259 fetos o recién nacidos muertos por microcefalia contraída a través del zika.

Mientras que el número de nuevos casos de microcefalia llegó a saltar en un 135 % entre noviembre y diciembre de 2015, esa variación no ha superado el 2 % en los tres primeros meses de 2017.

Luego de chikunguña, ébola y zika, ¿qué epidemia sigue?

De 2015 hasta el 11 de mayo de este año, Brasil registra 11 muertes por casos de zika, sin contar las muertes relacionadas con el síndrome de Guillain-Barré (GBS) o las malformaciones congénitas asociadas con la infección, de acuerdo con cifras de la OMS.

El gobierno brasileño también reportó una fuerte caída de los casos de dengue y chikunguña.

El Ministerio de Salud dijo que el fin de la emergencia no significa el fin de la vigilancia o de la asistencia y que mantendrán las políticas de combate al zika, al dengue y al chikunguña en todo el país.

Con información de EFE.

También te puede interesar:

Zika: un tema pendiente para México

Casi 2,000 millones de personas en el mundo utilizan agua contaminada con materias fecales: OMS

Diabetes y bajas defensas podrían provocar tuberculosis