MÉXICO

Tres puntos clave sobre la nueva Ley en Materia de Desaparición Forzada

Durante años, las autoridades pretendieron encontrar personas desde la comodidad de su escritorio. El resultado: poco más de 32 mil personas desaparecidas.

03/05/2017 10:20 AM CDT | Actualizado 03/05/2017 11:31 AM CDT
Jorge Sastre / EyeEm
EyeEm

Por: Humberto Francisco Guerrero Rosales*

El pasado 28 de abril, el Senado de la República aprobó el dictamen para la creación de una nueva Ley General sobre Desaparición Forzada y Desaparición cometida por particulares. Este documento no es aún una ley en sentido estricto, ya que todavía hace falta que la Cámara de Diputados haga su respectiva aprobación para completar el proceso legislativo. Sin embargo, lo ocurrido en el Senado no deja de ser un paso importante para continuar la lucha contra la impunidad en este país. Pero ¿cuál es la importancia de esta nueva legislación? A continuación se exponen tres puntos clave para responder a esta pregunta.

Así aprobó el Senado la Ley General de Desaparición Forzada.

ES UN TRIUNFO PARA LA VÍCTIMAS

La legislación aprobada por el Senado existe gracias a la perseverancia y exigencia de las víctimas; no se trata de una concesión del Estado. Después de décadas de negación gubernamental, las víctimas logran, a través de esta ley, el reconocimiento expreso de que la desaparición forzada es uno de los flagelos más importantes en materia de violaciones a los derechos humanos de nuestro país.

UN NUEVO PARADIGMA DE BÚSQUEDA

Durante años, las autoridades pretendieron encontrar personas desde la comodidad de su escritorio. El resultado: poco más de 32 mil personas desaparecidas.

El fracaso del modelo de búsqueda basado en fiscalías llevó a las víctimas y organizaciones de derechos humanos a proponer la creación de una Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), la cual se hiciera responsable de hallar a las personas desaparecidas a nivel nacional; con alta capacidad operativa; y una metodología de investigación basada en un trabajo de inteligencia y análisis de contextos macrocriminales.

La ley aprobada en el Senado recoge algunos elementos esenciales de la propuesta de las víctimas y las organizaciones de derechos humanos, si bien es necesario fortalecer algunos otros; especialmente, la posibilidad de que la CNB cuente con una policía propia, altamente especializada en las tareas de búsqueda.

PARTICIPACIÓN DIRECTA DE VÍCTIMAS Y ORGANIZACIONES

La legislación aprobada en el Senado contempla la creación de espacios de participación ciudadana para generar políticas y monitorear su implementación. Lo anterior fue necesario a la luz de la realidad que viven miles de familias a lo largo del país.

Ante la parálisis e indolencia gubernamental, las familias de personas desaparecidas asumieron una responsabilidad que no les corresponde: buscar a sus seres queridos.

Lo anterior ha llevado a las familias a adquirir experiencia y capacidades que deben ser incorporadas al momento de evaluar el desempeño de la nueva Comisión Nacional de Búsqueda, con el fin de fortalecerla y vigilar que cumpla cabalmente con su objetivo.

Y, finalmente, la participación de las familias es un requisito indispensable para poder sentar las bases de un proceso de reconstrucción de confianza que pudiera iniciarse a partir de esta nueva legislación.

*Humberto Francisco Guerrero Rosales es coordinador del programa de Derechos Humanos y Lucha contra la Impunidad de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

También te puede interesar:

Así aprobó el Senado la Ley General de Desaparición Forzada

Estos son los motivos de que aún no exista una Ley General sobre Desaparición Forzada

México, sin un registro confiable de desaparecidos

El Solecito que busca desaparecidos en Veracruz

Tiene México el "cementerio" clandestino más grande de AL

#FavoritasDelPúblico: Corrupción y desaparición forzada, lo más leído en Política