ESTILO DE VIDA

¿Qué te detiene? Mantente enfocado con tips de un comando de las fuerzas especiales.

Este exmilitar quiere que la gente sepa que no hay atajos.

03/05/2017 2:07 PM CDT | Actualizado 03/05/2017 3:08 PM CDT
Xesai via Getty Images
Worried student thinking of her future

¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que te detiene para lograr lo que tanto deseas?

¿Por qué no persistes en tus objetivos de comer bien, mover tu cuerpo o no trabajar demasiado? Lo más probable es que estés poniendo excusas para no desengancharte.

"Algunos de los pretextos más comunes que me pone la gente son cosas como 'no tengo tiempo' 'estoy muy viejo' 'estoy lastimado' 'estoy muy cansado' 'no tengo la condición de antes'. ¿De dónde salen estos pretextos? Empiezan como una medida protectora para evitar el dolor, lastimar el orgullo, o el ego, ésa es nuestra forma de evadir la verdad", explica el entrenador Scott Evennett a HuffPost Australia.

Evennett sabe de lo que habla. Sirvió en el Comando de Operaciones Especiales de Australia, como comando australiano, enfocado en terrorismo y contrainsurgencia en Australia y el Medio Oriente. Después de ocho años de servicio y cuatro despliegues en operativos, ahora trabaja en el área de rendimiento físico de desarrollo humano.

"El asunto es que estos pretextos se acumulan uno encima de otro hasta que empezamos a creer que son ciertos. Es como un racimo de mentiras pequeñas que empiezas a contarte y que te hacen sentir bien a corto plazo. Las excusas te liberan de responsabilidades y la sociedad actual está plagada de éstas. Están a nuestro alrededor todo el tiempo y las demás personas nos dan más", dice Evennett.

"Como estás 'cansado, lastimado o viejo' te dices a ti mismo que esta semana no tienes que entrenar fuerte, trabajar demasiado, comer demasiado o levantarte temprano. Muchas personas te ofrecerán el pretexto para acabar con tu sufrimiento, aunque lo que necesitas en estos tiempos es alguien que te plantee un reto. Sólo tú puedes acabar con tus propias excusas, nadie puede hacerlo por ti. Deja el comportamiento autodestructivo, aprende a controlarte. Tú eres responsable de tu propia felicidad".

Con base en su experiencia en las Fuerzas Especiales, Evennett desarrolla programas de entrenamiento basados en su conocimiento militar y su experiencia en gimnasia competitiva, futbol profesional, fisicoculturismo competitivo, crossfit y competencias de obstáculos de guerrero ninja.

Todos sus programas online enfatizan el desarrollo físico y mental. Su producto más popular es un paquete de entrenamiento de 12 semanas que incorpora rutinas físicas, nutrición y lecciones de mentalización.

Los mejores tips de motivación de Evennett:

Autodisciplina

Olvida la motivación, todo empieza con disciplina. La disciplina controla tus acciones cuando nos falta motivación. Cuando no encontramos por qué seguir adelante necesitamos que la disciplina nos dirija.

El ejército enseña el arte de la autodisciplina, desde el primer día en Kapooka, a lo largo del proceso de selección de Fuerzas Especiales y hasta el día de tu liberación. Es algo que nunca olvidas.

Mira a tu alrededor y fíjate en las personas que admiras. ¿Qué las hace diferentes? Lo que las convierte en líderes es su autodisciplina.

Establece objetivos

Sin un objetivo que seguir a la gente le falta motivación. Entre los soldados de Fuerzas Especiales queda claro que los que cubren los requisitos de selección son aquellos que tienen objetivos de corto y de largo plazo. Tienen un propósito. Los objetivos hacen que permanezcas enfocado en tu labor y que no te desvíes.

Visualización

Si te ves a ti mismo teniendo éxito las probabilidades de cumplir tus objetivos son mucho mayores. La visualización no es sólo para atletas, todos deberían incorporarla en su rutina diaria.

Pensamientos positivos

Revisa tus pensamientos negativos. Deja el "no puedo hacerlo" y adopta el "puedo hacerlo". Busca las palabras negativas que utilizas regularmente y cada vez que las uses toma un momento y cámbialas por algo más positivo. Puedes cambiar tu patrón emocional con pensamientos positivos, sólo hay que intentarlo.

Si lo has probado antes y fracasas, Evennett cree que es porque no tenías un plan muy claro para empezar tu misión.

"En el ejército todo está planeado. Llamamos a esto 'planificación de la misión' (mission planning), y les garantizo que si no empiezan su viaje por la salud y el acondicionamiento físico sin un plan entonces fracasarán.

"Mi consejo es que no traten de hacerlo solos. Se necesita un entrenador o un mentor que te ayude a establecer tu camino. Es bueno pedir ayuda profesional para apoyarte a construir tu motivación personal. El éxito no sucede, se planea. Un plan adecuado y la preparación evitan un mal desempeño. Y finalmente, sólo empieza. No utilices pretextos estúpidos para no comenzar", dice Evennett.

Cómo planear la misión:

-¿Cuál es tu propósito? Fija una intención.

-¿Cuál es el primer objetivo? Identifica los obstáculos.

-Evalúa tus opciones. Identifica la mejor manera de alcanzar tus objetivos.

-Escoge tu tribu. Determina qué personas necesitas a tu alrededor para tener éxito.

-Establece una línea de tiempo para alcanzar tus blancos.

-Empieza. La única manera de mejorar es empezando. Ejecuta tu plan.

Por último, Evennett quiere que la gente sepa que no hay atajos.

"No se puede reemplazar el trabajo duro. Sólo hay que hacerlo. La gente me pregunta que cuál es mi secreto, no hay secreto. ¡Sólo hay que levantarse de una maldita vez y empezar! El éxito no te llega, trabajas para conseguirlo. No busques la aprobación de los demás. Es tu vida. ¡Haz con ella lo que quieras!"

Este artículo fue publicado originalmente en The Huffington Post Australia.

También te puede interesar:

-Deja ya los mitos que no te dejan adelgazar

-9 tips de dieta y estilo de vida te ayudarán a tener un corazón sano

-Tomé tanto refresco de niño que mis venas colapsaron