ESTILO DE VIDA

8 cosas que deberías saber de la vagina y no habías querido preguntar

Aunque no tengas una, deberías saberlo.

01/05/2017 3:30 PM CDT | Actualizado 01/05/2017 5:34 PM CDT
alexkich via Getty Images

Aunque la mitad de la población tenga vagina, no quiere decir que sepamos todo sobre el tema. Por ejemplo, lo que podemos hacer con ellas (sin contar eso de hacer bebés), el aspecto que deberían tener o lo que deberíamos introducir por ellas.

Por eso, la edición británica del HuffPost ha recopilado ocho curiosidades que todo el mundo debería saber sobre la vagina:

1. Se puede hacer cerveza con los hongos de la vagina.

¿Alguna vez has mirado el precio de un licor y has deseado tener tu propia destilería? Pues tu sueño se ha hecho realidad: la cerveza de vagina existe. Una empresa de fabricación de cerveza decidió que sería un desperdicio no utilizar los hongos naturales de la anatomía femenina para elaborar una nueva cerveza.

2. Y pan de masa fermentada.

Ya que ahorras emborrachándote gracias a los hongos vaginales, ¿por qué no vas a probar a hacer pan? Según un artículo que le provocaría un infarto a más de uno, una panadera feminista utilizó hongos producidos por la candidiasis vaginal para hacer pan. Cogió un consolador usado, un poco de sal y se puso a cocinar. Además, si haces el pan de esta manera, a lo mejor a tus compañeros de trabajo se les quitan las ganas de robarte los sándwiches.

3. Si te preocupas por el aspecto de tu vagina, no estás sola.

Si Dios existe, ¿por qué hay gente fea?

Puede que, aunque le hayas encontrado una utilidad culinaria a la vagina, no estés muy contenta con lo que te ha tocado estéticamente hablando. De hecho, a más un tercio de los adultos británicos les preocupa que sus genitales no sean normales y el 73% de ellos son mujeres. Y no solo eso: cada vez somos más conscientes de lo que pasa debajo de la ropa interior y más incapaces de llegar al orgasmo con nuestra pareja.

4. Una de cada cinco mujeres querría pasar por el quirófano.

Mi vagina está bien.

En Reino Unido, cada vez más mujeres están dispuestas a gastarse el dinero (y a pasar por procedimientos médicos potencialmente peligrosos) para intentar conseguir el look actriz porno. Según un estudio, una de cada cinco mujeres se ha planteado la posibilidad de someterse a cirugía estética vaginal.

5. Pero el 44% de las mujeres es incapaz de identificar la vagina.

No queremos señalar a nadie, pero quizá debamos fijarnos bien en cómo es nuestra vagina. De acuerdo con los resultados de una encuesta realizada por la organización benéfica de Reino Unido por la lucha contra el cáncer ginecológico The Eve Appeal, el 44% de las británicas son incapaces de identificar la vagina y el 60% no está segura de lo que es la vulva.

6. Existen bálsamos labiales para la vagina.

Parece que es muy competitiva en lo relacionado con su vagina.

¿Alguna vez has tenido los labios cortados? No, no estamos hablando de los de la cara. En caso afirmativo, ya existen bálsamos en barra para lubricar la zona íntima cuando esté seca. Este tipo de producto está pensado para usarse tantas veces como se necesite a lo largo del día, como un cacao normal y corriente, aunque entre las indicaciones debería incluirse la advertencia: no adecuado para su uso en el transporte público.

7. No intentes hacerte una limpieza de útero desde la vagina.

¿Qué le voy a hacer si tengo mucho flujo y la vagina ancha?

Como ya tenemos una edad, no pensábamos que tendríamos que leer consejos de este tipo, pero el año pasado varias organizaciones por la salud sexual tuvieron que advertir a las mujeres de los peligros de intentar hacerse una limpieza de útero metiéndose bolsitas de hierbas por la vagina. Sí, has leído bien.

8. Hay que llamar a la vagina por su nombre.

Tanto si tienes vagina como si no, te recordamos que nadie debería tener la necesidad de buscar un nombre más bonito para la vagina. En este tuit se menciona a la marca de productos de higiene íntima Bodyform por negarse a utilizar palabras como "vagina" o "vulva" y sustituirlas por términos como "Zona V". No es la primera marca de higiene femenina que evita utilizar los términos biológicos, y, por desgracia, no será la última.

También te puede interesar:

-Esta estilista piensa que es estúpido hacer una lista de precios conforme al género

-Ésta es la razón por la que ya no aguantas la resaca

-Con hiyab, las mujeres musulmanas que se transformaron en superhéroes