ENTRETENIMIENTO

En Nueva Zelanda los jóvenes solo podrán ver '13 Reasons Why' si hay un adulto con ellos

Porque suicidio.

28/04/2017 8:26 AM CDT | Actualizado 28/04/2017 9:57 PM CDT

La serie de Netflix 13 Reasons Why y sus representaciones sobre el suicidio han empujado a funcionarios de Nueva Zelanda para agregar una clasificación en show que cualquier persona menor de 18 años necesitarán supervisión del adulto para verla.

La Oficina de Clasificación de Cine y Literatura del país anunció el jueves, mediante un comunicado de prensa, que la serie fue calificada con un R18,y un blog explicando por qué revisó la calificación.

Para aquellos que podrían no estar familiarizados, 13 Reasons Why gira en torno al suicidio de Hannah Baker y las cintas que dejó para aquellos que contribuyeron a las razones por las que se suicidó. El suicidio de Hannah se muestra en detalle gráfico, desde el acto mismo hasta las secuelas.

"El suicidio no debe ser presentado a nadie como resultado de un pensamiento claro", se lee en el blog de la oficina. "El suicidio es prevenible, y la mayoría de las personas que experimentan pensamientos suicidas no están pensando racionalmente y por lo tanto no pueden tomar decisiones lógicas".

13 Reasons Why se estrenó a nivel mundial el 13 de marzo, pero en Nueva Zelanda se tardaron un mes en calificarla, pese a que Netflix no lo hace.

"La serie plantea muchos problemas, pero a menudo no logra solucionarlos completamente, y es realmente importante que adultos de confianza puedan intervenir en ese momento", dijo Jared Mullen, subjefe de la oficina.

Los grupos de defensa y los expertos en salud mental han rechazado el argumento 13 Reasons Why y sus representaciones gráficas del suicidio. Argumentan que el programa glamouriza el suicidio y no explora los problemas de salud mental que acompañan al acto.

Incluso con cierto contragolpe, el elenco y el equipo se han sentido orgullosos de las conversaciones provocadas por el espectáculo. La actriz Kate Walsh, que interpreta a la madre de Hannah, le dijo a HuffPost que el programa debería ser "obligatorio" para los adolescentes durante un evento de Build el lunes. Ella defendió el espectáculo y la decisión de su creador, Brian Yorkey, de ser honesto en su suicidio.

"La gente ha reaccionado de diferentes maneras con el suicidio y la agresión sexual, las escenas de violación de Hanna, pero Brian se aseguró de no mostrar nada romántico para que ninguna persona se proyectara con la historia y quisiera hacer algo similar", dijo Walsh.

"Creo que hay muchas ideas sobre el misterios y la vergüenza y el suicidio, nadie habla de ellos. Todo esto se puede proyectar de manera pacífica y bienaventurado... pero realmente hay que mostrar lo que realmente pasa cuando la depresión y las enfermedades mentales te llevan a quitarte la vida -es feo y difícil, pero debe ser visto-".

Los actores de la serie han invitado a los papás a ver el show con sus hijos para que, en conjunto, vean soluciones a los problemas, y en caso de necesitar ayuda, que lo hagan con gente profesional. No que tomen la decisión de Hannah.

"Pienso que los padres deberían de ver este programa con sus hijos, en realidad, las escuelas deberían de obligar a sus estudiantes a verlo y discutir sobre el tema", resaltó Walsh.

Selena Gomez, quien es la productora de la serie, ha sido muy abierta sobre la liberación de los estigmas que rodean los problemas de salud mental. En una entrevista con Vogue, Gomez habló sobre sus experiencias en terapia y la importancia del autocuidado.

"Me gustaría que más gente tomara terapia", comentó Gomez a Vogue. "Como mujeres, se nos enseña a ser demasiado resistentes, para ser fuertes y atractivas y frescas y relajadas, ser la chica perfecta. También tenemos permitido desmoronarnos".

También te puede interesar:

- La campaña fallida de Televisa sobre el 'sexteo'

- 80 años contemplando el 'Guernica' de Picasso: lo que significan los elementos del cuadro

- La ciencia podría evitar tendencias homofóbicas

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost