MÉXICO

Acusan negligencia de Pemex en Tlajomulco

El alcalde denuncia a la empresa ante la PGR por poner en peligro a la población y dañar al medio ambiente.

28/04/2017 7:11 AM CDT | Actualizado 28/04/2017 7:12 AM CDT
Daniel Becerril / Reuters
Vista de la refinería estatal mexicana Pemex en Cadereyta, Nuevo León, el 20 de abril de 2017.

El alcalde de Tlajomulco, Alberto Uribe, informó que fueron presentadas seis denuncias ante instancias federales en contra de Petróleos Mexicanos (Pemex) por negligencia ante la proliferación de extracción ilícita de ductos, incluso a costa de la seguridad de la población.

La denuncia ante la PGR fue por el abandono de residuos peligrosos y la omisión en medidas a aplicar en la contención y remediación del medio ambiente. Ante la Profepa, también se solicitó una acción de responsabilidad ambiental objetiva contra Pemex.

En la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente se busca que Pemex sea obligado a pagar las sanciones que se le impongan, además de un procedimiento de responsabilidad en materia ambiental que le obligue a remediar el sitio contaminado.

Ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se pidió la aplicación del fondo de responsabilidad ambiental para que remedie de manera subsidiaria el área en tanto hay una decisión judicial en ese sentido. Y finalmente, ante el mismo Pemex, se le ha solicitado que ejerza el seguro de daños ambientales que debe tener contratado y vigente.

Militares quieren quitar a Puebla el mote de estado al que más ordeñan combustible

Históricamente Pemex no ha sido responsable de la seguridad de los ciudadanos; las explosiones del 22 de abril en Guadalajara y de San Juanico en el DF en 1984 son prueba de ello. Según información pública en los últimos cuatro años Pemex ha asegurado 17 mil 407 tomas clandestinas en México, casi doce al día. Esto le ha costado al país casi 160 mil millones de pesos.

Cada 36 horas en promedio se localiza una toma clandestina en el municipio de Tlajomulco; en lo que va del año suman ya 65. Cada litro de gasolina derramado contamina 45 m3 de atmósfera, "imagínense el daño que esto significa para nuestro municipio", añadió Uribe.

El 11 de abril se registró un derrame de hidrocarburos cerca del fraccionamiento Los Encinos, de inmediato se dio aviso a Pemex. "Se derramaron alrededor de 147 mil litros de gasolina equivalente a tres mil 266 tanques de combustible de auto y 42 mil litros por hora. Por cada litro de gasolina, salieron a la atmósfera 45 metros cúbicos de aire contaminado, y evidentemente, no se disipa de forma inmediata", pero de "una manera poco profesional y negligente, el personal de seguridad física de Pemex llegó dos horas y 30 minutos después."

Al final, fueron tres los fraccionamientos evacuados por seguridad y por el nivel alto de explosividad; además, se planeó sacar a enfermos (había 32 pacientes en Terapia Intensiva) y personal médico que se encontraban en un hospital aledaño.

Las autoridades de Tlajomulco exigen ante la Semarnat que se obligue a Pemex a reparar los daños al medio ambiente. Y también, que Pemex rinda cuentas a la población sobre la actuación de su personal ante la fuga de combustible y sobre la aplicación del seguro de daños ambientales.

"Hacemos un llamado urgente al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y al director general de Pemex, José Antonio González Anaya, para que hagan algo con mayor seriedad, con mucho mayor profesionalismo con lo que está sucediendo con todos estos derrames que se están registrando en el país, pero particularmente en Tlajomulco. No pueden seguir sucediendo este tipo de incidentes".-Alberto Uribe, presidente municipal de Tlajomulco.

Tan sólo en el derrame de hace unos días en Los Encinos, la fiscalía ambiental de Tlajomulco señala una infiltración de combustible en el subsuelo desde 20 a 150 centímetros. Es decir, nueve mil 532 metros cuadrados resultaron afectados.

También te puede interesar:

Pemex busca una segunda alianza para aguas ultraprofundas

Pemex muestra los contratos con Odebrecht

Liberan los precios de las gasolinas, pero Pemex no está listo