MÉXICO

Para entender la importancia de los magistrados anticorrupción (que aún no tenemos)

Está en sus manos la correcta implementación del Sistema Nacional Anticorrupción

27/04/2017 3:02 PM CDT | Actualizado 27/04/2017 5:49 PM CDT
Fundar

La correcta implementación del Sistema Nacional Anticorrupción podría depender del nombramiento de 18 magistrados anticorrupción, pues serán ellos quienes resuelvan y sancionen las faltas administrativas graves cometidas por particulares y servidores públicos.

Sin embargo, a un días de que concluya el periodo ordinario de sesiones –el cual culmina este viernes--, el Ejecutivo Federal mandó una lista de 18 nombres al Senado para su ratificación.

Para Justine Dupuy, coordinadora del programa Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción en el centro de análisis e investigación Fundar (@FundarMexico), el nombramiento de estos magistrados es crucial para garantizar la independencia del Tribunal Federal de Justicia Administrativa y no debería llevarse sin el escrutinio adecuado.

La reflexión se da luego que, recientemente, este tipo de nombramientos han sido muy cuestionados porque se hacen en fast track sin que los legisladores investiguen, evalúen y debatan sobre la idoneidad de los perfiles.

Pese a críticas Paloma Merodio se mete al Inegi

A continuación la reflexión que Dupuy realizó para el Huff Post.

Tomar el tiempo para el debate público

La implementación del Sistema Nacional Anticorrupción implica la conformación de una sección especial, la tercera sección, y de cinco salas especializadas en materia de responsabilidades administrativas en el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) que serán integradas por 18 magistrados. Estos magistrados anticorrupción quedarán en el cargo 15 y 10 años y serán actores clave para conocer, resolver y sancionar las faltas administrativas graves en materia de corrupción cometidas por los servidores y los particulares.

En los hechos, la independencia de este tribunal depende, entre otro, de la independencia de sus integrantes. El nombramiento de estos magistrados anticorrupción es un momento crucial para garantizarla, y no debería llevarse sin el escrutinio adecuado ni en la premura. Sin embargo, a pocos días de que se termine el periodo de sesión, el Ejecutivo Federal mandó una lista de 18 nombres al Senado para su ratificación.

Últimamente, este tipo de proceso para los nombramientos ha sido muy cuestionado porque la ratificación se da fast-track sin que las y los senadores investiguen, evalúen y debatan sobre la idoneidad de los perfiles. Es decir, sin que nuestros representantes se tomen en serio la ratificación que se aparenta mas bien a una simple formalidad o una simulación de contrapeso.

Basta recordar, el año pasado, cómo el Senado ratificó al actual Procurador de la República Raúl Cervantes a pesar de su cercanía con el poder y, en particular, con el presidente Peña Nieto. Esta designación generó mucha crítica y polémica que se materializaron en hashtags como #FiscalCarnal o #JoderAMéxico. También se cuestionó el proceso de designación cerrado del magistrado Carlos Chaurand Arzate, designado presidente del TFJA en enero pasado.

El proceso de designación de los magistrados anticorrupción está en curso y, hasta el momento, parece inscribirse en la misma dinámica que los anteriores: nombramientos sin apertura, sin participación, sin transparencia ni debates.

Ante ello, una veintena de organizaciones de la sociedad civil nos sumamos al llamado del Comité de Participación Ciudadana a "corregir el camino y construir un proceso adecuado" para esta designación.

Exigimos a los senadores ejercer plenamente su papel de contrapeso y ser un filtro efectivo para que no se nombren magistrados a modo. Para conocer más de la petición da click aquí.