POLÍTICA

Lo que hay detrás del Salario Rosa para el trabajo no remunerado de las mujeres

Del Mazo lo tomó como una de sus promesas electorales; pero ¿y la equidad de género laboral?

26/04/2017 11:05 AM CDT | Actualizado 26/04/2017 4:26 PM CDT

KidStock

Las mujeres son el punto central del candidato del PRI por la gubernatura del Edomex, Alfredo del Mazo, así lo anunció desde el arranque de su campaña, cuando adelantó una serie de propuestas y compromisos en su beneficio.

El candidato inició su campaña en Ecatepec, donde anunció el transporte rosa, la universidad rosa, y el salario rosa. Tema que también fue comentado durante el primer debate oficial entre los candidatos a la gubernatura del Estado de México. Durante su introducción aseguró "ir con todo" en el impulso a las amas de casa con el salario rosa.

Los comentarios y memes en redes sociales no se hicieron esperar.

Previamente, en entrevista con Notimex, el candidato había explicado que la propuesta de la coalisión PRI, PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social sería asignar un salario fijo a las mujeres que trabajan en su hogar.

Se trata de un reconocimiento a las mujeres por el trabajo que hacen como amas de casa, por la dedicación que tienen en el hogar, se trata de reconocerlo como un trabajo remunerado.Alfredo del Mazo.

En enero pasado, se dio a conocer que durante 2015, el valor económico del trabajo no remunerado doméstico y de cuidados representó el 24.2% del PIB del país, valor superior al alcanzado por la industria manufacturera (18.8%), el comercio (17.5% ) y los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles de manera individual (11.7%).

De ese 24.2%, las mujeres aportaron 18 puntos y los hombres 6.2.

El trabajo doméstico no remunerado está dividido en las categorías: Cuidados y apoyo, Alimentación, Limpieza y mantenimiento a la vivienda, Compras y administración del hogar, Ayuda a otros hogares y trabajo voluntario y Limpieza y cuidado a la ropa y calzado.

La Cuenta Satélite del Trabajo No Remunerado de los Hogares de México 2015 destaca que las mujeres invirtieron 77.2% de su tiempo en esta actividad, además identifica las aportación per cápita que hacen las mujeres por actividad.

Esta gráfica señala los porcentajes del valor del trabajo no remunerado por actividad según el sexo. En donde vemos una menor brecha es en la parte de las compras y la administración del hogar.

INEGI

Aquí podemos ver cuánto vale el trabajo no remunerado, según el tipo de función (Porcentaje del PIB a precios corrientes).

INEGI

Además agrega el Simulador del valor económico de las labores domésticas y de cuidados para que cualquiera pueda hacer sus propios cálculos.

En esta infografía se muestra el tiempo que invierten al trabajo no remunerado mujeres y hombres en Latinoamérica y el porcentaje de valor del mismo. Las mujeres mexicanas son las que más tiempo invierten al trabajo no remunerado; las brasileñas, las que menos.

cepal.org

77% de las amas de casa no se cree merecedora de un sueldo (mejor dicho: no se toma en serio esta posibilidad). 86 % asegura que cuidar de los suyos es parte de su responsabilidad.UNICEF

El salario rosa podría ayudar a las amas de casa a recibir un sueldo por sus actividades; sin embargo, según lo publicado en la Revista del Consumidor en mayo 2003, "si las amas de casa cobraran un sueldo por cada actividad doméstica que realizan, su salario superaría los 30 mil pesos mensuales".

Una de las mayores luchas feministas es la de insertar a las mujeres al mercado laboral.

El artículo Cerrando las brechas de género: Es hora de actuar de la OECD explica —precisamente— que la carga del trabajo no remunerado (dedican cuatro horas diarias más a éste que los hombres) es uno de los obstáculos que le impiden a las mujeres mexicanas participar en el mercado laboral.

Los otros son los tradicionales roles de género; y la carencia de políticas de conciliación entre trabajo y vida familiar.

En ese sentido vale la pena voltear a un caso de éxito: En los últimos diez años, Islandia "el país más igualitario del mundo" ha incorporado a casi 250 millones de mujeres a la fuerza laboral global, lo que ha reducido la brecha de género laboral.

"Y aunque los hombres hacen un 34% más de trabajo remunerado que las mujeres, estas todavía pasan más tiempo haciendo trabajo doméstico y cuidando de los hijos y de los mayores de la familia", explica la BBC.

Otro ejemplo es Dinamarca, donde el 70% de las mujeres tiene empleo y la brecha de género en el trabajo doméstico es de sólo una hora. En México es de cuatro.

También te puede interesar:

- Noma México: colonialismo culinario o el restaurante que no necesitamos

- Las casas más baratas del país están en...

- Ella es Clara Tice, la ilustradora que escandalizó la Nueva York del siglo XX