INTERNACIONAL

La extrema derecha en Francia es mucho más joven de lo que creerías

A medida que el desempleo se extiende, los jóvenes votantes franceses buscan alternativas radicales a los políticos tradicionales.

20/04/2017 11:37 AM CDT | Actualizado 20/04/2017 11:41 AM CDT
Getty Images

La líder francesa del partido de extrema derecha Frente Nacional, Marine Le Pen, está febrilmente cerrando su campaña antes de la primera ronda de elecciones presidenciales del país el domingo.

Existe una amplia incertidumbre sobre cómo se desarrollará la votación, ya que las encuestas e han apretado, colocando a cuatro candidatos dentro de la contienda.

Le Pen actualmente se encuentra en una carrera cerrada con el independiente Emanuel Macron para ganar la ronda inicial de votación, lo que llevaría a su partido a una segunda vuelta por primera vez desde 2002. Las proyecciones se ponen sombrías para Le Pen en la votación final. Sin embargo, las encuestas muestran que cualquier otro candidato importante la golpearía en un uno a uno.

Le Pen ha estado prometiendo que desafiará las encuestas. Y ha prometido el mismo tipo de decepción que acompañó al Reino Unido en la votación por abandonar la Unión Europea y a Estados Unidos en la elección de Donald Trump. Pero, aunque ambos eventos estuvieron impulsados en gran medida por generaciones mayores, gran parte del apoyo de Le Pen proviene de los votantes más jóvenes de Francia.

Las encuestas a lo largo de la campaña han mostrado que los votantes más jóvenes apoyan al Frente Nacional antes que a cualquier otro partido. Una encuesta de Ifop este mes indicó que el 39% de los votantes entre 18 y 24 años apoyan a Le Pen.

Vincent Kessler / Reuters
Marine Le Pen, líder del partido político Frente Nacional de Francia y candidata a las elecciones generales de 2017 se despide de sus simpatizantes al final de un mitin.

El nivel de simpatizantes jóvenes de Le Pen es único entre los movimientos populistas de toda Europa. Por ejemplo, solo 3% de los votantes holandeses entre 18 y 24 votaron por el político antiislam Geert Wilders en las elecciones de Holanda del mes pasado, en tanto ganó el 13% de los votos generales.

Los resultados del referéndum del brexit mostraron que casi el 75% de los votantes querían permanecer en la Unión Europea. La canciller alemana Angela Merkel, que se lanza por su cuarto periodo y es una ferviente defensora de la Unión Europea, también es significativamente mucho más popular entre los jóvenes que cualquier otro candidato.

Los jóvenes votantes franceses resultan ser un blanco fácil para los partidos que argumentan que el sistema actual del país no funciona. La tasa de desempleo entre los jóvenes en Francia en los últimos años se ha mantenido en alrededor del 25% —más del doble de la tasa nacional y muy superior al promedio de la Unión Europea—. Muchos jóvenes franceses ahora están dispuestos a votar por un partido que se postula bajo una plataforma que culpa a la inmigración y a la UE de robar los empleos de los franceses.

El rechazo de los votantes jóvenes franceses a los partidos tradicionalmente poderosos también refleja la mayor fragmentación de la política del país, algo que prevalece entre cualquier grupo de edad del país. El escenario actual más probable para la segunda vuelta es un enfrentamiento entre Le Pen y Macron. Cualquiera de los cuales se convertirá en el primer presidente de un partido antiestablishment. Mientras tanto, los socialistas gobernantes están en las ruinas y los republicanos, en alguna ocasión fuertes, están afectados por acusaciones de corrupción.

En medio de la fragmentación de los bloques electorales tradicionales, el Frente Nacional está tratando de plantearse como la única alternativa legítima a la política como la conocemos. Esto resuena especialmente bien con los votantes más jóvenes que están lidiando con altos niveles de desempleo y pueden no tener un fuerte recuerdo de las décadas de liderazgo abiertamente prejuiciado y antisemita del Frente Nacional de Jean-Marie Le Pen, padre de Marine.

Marine Le Pen ha perseguido desde hace mucho tiempo una estrategia para hacer del Frente Nacional un partido más desinfectado y menos discriminatorio abiertamente al que su padre fundó. En los últimos años, se enfrentó con Jean-Marie por sus declaraciones antisemitas y en 2015 finalmente lo expulsó por completo de su partido.

A pesar de que Marine Le Pen sigue generando controversia al minimizar el papel de Francia en el Holocausto o satanizando a los inmigrantes musulmanes, ha logrado incorporar al partido a la tendencia dominante y hacerla aceptable para los votantes jóvenes. Un estudio de 2015 reveló que la juventud francesa tenía una mejor opinión del Frente Nacional que la población en general sobre una amplia gama de temas, con una de las disparidades más grandes siendo cómo el partido afrontaría el tema del empleo.

El partido ha puesto a muchos jóvenes políticos al frente y al centro como sus portaestandartes. Marion Maréchal Le Pen, sobrina de Marine, es la miembro más joven del Parlamento del país a los 27 años de edad y una asistente frecuente a los mítines.

Este artículo se publicó originalmente en The Huffington Post.

También te puede interesar:

- Los favoritos Macron y Le Pen se avientan un 'round' previo a las elecciones en Francia

- Ya falta menos para las elecciones en Francia, ¿sabes quiénes son los candidatos?

- Obama para presidente...en Francia







Patrocinado por Corona