ESTILO DE VIDA

¿En verdad funcionan las mascarillas de carbón?

La tendencia sigue en aumento.

20/04/2017 7:15 AM CDT

Si has buscado un nuevo producto para el cuidado de la piel últimamente o has prestado atención en Instagram, te habrás dado cuenta que el carbón activado está apareciendo en la pasta de dientes, cremas y mascarillas faciales por todas partes.

La creencia es que, debido a las capacidades del carbón, todas esas impurezas se van a ir, desde los dientes manchados hasta los poros bloqueados y el exceso de aceite.

Para discernir si realmente es eficaz en nuestros productos de belleza, primero necesitamos una pequeña lección de ciencia para saber lo que es.

"El carbón puro aparece después de quemar materia orgánica - típicamente madera o aserrín – para deshacerse de todo excepto el carbón (y ceniza)," el doctor Ian Musgrave dijo a Huffington Post Australia.

"El carbón puro puede unirse químicamente a una amplia variedad de materiales, además de que sus poros le permiten mezclarse con muchos materiales. El carbón activado utilizado en aplicaciones médicas se calienta en presencia de oxígeno para crear un carbón más poroso que maximiza su capacidad de unión química ".

"El carbón activado se utiliza para eliminar el material orgánico y los metales del agua (y se encuentra en los cartuchos de purificación de agua). Esta capacidad para eliminar sustancias orgánicas se utiliza en la medicina para absorber el alcohol en casos de intoxicación por alcohol, Dijo Musgrave.

Pero además de sus propósitos médicos, ¿puede el carbón mejorar nuestra piel y hacer los dientes más blancos? Las propiedades del carbón se prestan para formularse en algunos productos, pero todo se reduce a las afirmaciones que el producto está haciendo.

"En algunos [productos] es la capacidad del polvo de carbón la que actúa como agente de desbridamiento o exfoliante, mientras que, para otros, parece ser un completo malentendido de cómo funciona el carbón activado".

DariaZu via Getty Images

La pasta de dientes, por ejemplo. Sí, podría ayudar en la limpieza, pero en realidad no blanqueará los dientes amarillos.

"El carbón se ha utilizado como limpiador de dientes en muchas sociedades tradicionales. Las partículas finas actúan como un abrasivo. La decoloración es otra cuestión, la mayoría de las manchas son parte del esmalte de los dientes y el polvo de carbón no será capaz de penetrar", dijo Musgrave.

Cuando se trata de cuidado de la piel, depende de lo que la mascarilla o la crema estén afirmando hacer.

"El carbón que se ha mezclado en cremas tendrá un efecto exfoliante, pero los ingredientes orgánicos saturarán las partículas y bloquearán su capacidad para eliminar los aceites. He encontrado una fuerte presencia de la leyenda 'se deshace de toxinas' en la mayoría de los cosméticos, sobre todo bajo condiciones en las que sería inútil para las toxinas de cualquier tipo".

Esto no quiere decir que esos productos no son buenos para la piel, pero que no es solo el carbón el que está haciendo todo el trabajo.

En algunas mascarillas faciales pueden ser los otros ingredientes de la fórmula los que ayudan a destapar los poros, por ejemplo. Además del carbón, estos productos se componen de una serie de otras sustancias y productos químicos para hacer todo lo que prometen.

En el caso de las recetas caseras, se debe tener cuidado con las que se mezclan con una sustancia similar al pegamento, ya que pueden dañar la barrera protectora de la piel.

Por último, se debe tener cuidado de tomar pastillas de carbón para 'desintoxicar', y nunca tomar nuevos suplementos sin el asesoramiento de un profesional de la salud.

"Las pastillas de carbón se usan para tratar la diarrea y el gas, y las personas pueden tomarlas erróneamente pensando que están eliminando las 'toxinas' de la dieta. El consumo a largo plazo puede ser perjudicial para la absorción de vitaminas", dijo Musgrave.

Este artículo se publicó originalmente en el Huffington Post Australia.

También te puede interesar:

- Este hábito nocturno podría estar causándote arrugas

- 6 enfermedades que afectan más a las mujeres que a los hombres

- Un baño podría tener los mismos beneficios que el ejercicio