ESTILO DE VIDA

Cómo organizar tu despensa y lograr que se vea bonita

No es imposible y tú también deberías intentarlo.

20/04/2017 6:19 PM CDT | Actualizado 20/04/2017 7:20 PM CDT
nedjelly

La despensa es algo molesta pero maravillosa. En ella guardas toda tu deliciosa comida pero luego todo queda abarrotado y desordenado aunque al principio no lo estuviera.

Si el desorden te molesta (y te encanta el minimalismo), con la ayuda de dos expertos del hogar nosotros te decimos cómo organizar tu despensa para que se vea bonita.

Sigue estos consejos de Trisha Schofield, Directora del Good Housekeeping Institute, y de Melissa Maker, autora del bestseller Limpio mi espacio: el secreto de limpiar mejor, más rápido y amar mi hogar todos los días, y tendrás que dedicar menos tiempo a limpiar tu despensa y vas a desperdiciar menos comida. Con estos consejos todos ganamos.

  1. Resiste la tentación de llenarte de artículos en oferta

El primer consejo es una medida preventiva y muy importante.

Comprar diez latas de atún y cuatro paquetes de pasta a precio de descuento puede ser una muy buena compra pero comprar comida en exceso provoca amontonamiento y luego no podemos saber lo que tenemos en realidad hasta que pasa la fecha de caducidad y lo tenemos que tirar a la basura.

"Las despensas se atascan cuando nos olvidamos de lo que tenemos y las saturamos de cosas", Maker dijo al Huffington Post Australia.

"Llenarnos de ofertas nos puede hacer sentir bien momentáneamente, pero después llegas a casa y se llena la despensa y nos olvidamos de los productos que tenemos. Llena tu despensa con productos que planeas usar en un mes, cualquier otra cosa significa que estás desperdiciando espacio.Si necesitas algo cómpralo en la tiendita y úsalo inmediatamente (harina, por ejemplo)".

2. Clasifica los productos

Si te tardas mucho en encontrar los productos para hornear (o si compras más harina porque no la encuentras) clasifica tus productos por tipo.

"Coloca juntos los productos, almacena juntos los granos, juntas las harinas, los frijoles, las salsas envasadas, y así sucesivamente", explica Maker.

"Así sabrás en dónde buscar determinado producto y si no lo tienes lo sabrás inmediatamente".

No te olvides de colocar las etiquetas hacia el frente para verlas con facilidad y tener buen acceso.

3. Organiza tus productos por fecha

Ahora que la comida está organizada por tipo hay que ordenar la por fecha de caducidad.

"Siempre coloca los productos más frescos al fondo de la despensa y los más viejos al frente para que te asegures de que usas todo antes de que caduque", dice Maker.

De esta forma, cuando hagas tu lista de compras (nota: siempre haz tu lista de compras para evitar compras innecesarias), sabrás lo que necesitas o no.

"Uno de los errores más comunes es que nos olvidamos de revisar la fecha de expiración del empaque. Para ahorrar espacio vale la pena checar las fechas de los empaques y los frascos", Schofield dijo al HuffPost Australia.

"Parece obvio pero siempre revisa que se acabó un producto antes de abrir otro".

4.Almacena inteligentemente

"Vacía los cereales en bolsas de plástico y contenedores para que se conserven frescos por más tiempo, etiquétalos con fecha", dice Schofield. "Los cuadrados se acomodan mejor en una repisa. Las divisiones en las repisas, los organizadores y los esquineros sirven para aprovechar espacios. Utiliza repisas de pared para almacenar hierbas de olor y frascos".

También pueden conseguirse organizadores de alacenas y así tendrás repisas dentro de las repisas, duplicando el espacio (y visibilidad). También puedes utilizar pequeños cestos para separar por grupos de alimentos,

5. Consigue etiquetas

Si amas los artículos de papelería he aquí una gran excusa para adquirir un etiquetador en la tienda más cercana.

"Es esencial etiquetar. De esa manera sabes todo lo que tienes", aconseja Maker. "Considera etiquetar y fechar cada artículo: 'Chispas de chocolate, abiertas el 2 de abril de 2017. Expira en junio de 2019'",

De esta forma nunca comprarás doble ni se te complicará distinguir la levadura de la harina.

6. Limita los utensilios

Si los utensilios o las ollas ocupan tu espacio de despensa (culpable), considera limitar estos a lo mínimo para tener espacio para organizar los alimentos.

"No hay que llenar la alacena con utensilios y cosas que nunca se usan. Piensa con cuidado si realmente necesitas un nuevo artículo antes de comprarlo. Hay miles de cosas que puedes usar sólo una vez y después sólo sirve para acumular polvo".

7. Limpia la despensa cada seis meses

Los tips anteriores te ayudan a mantener ordenada y limpia la despensa pero es bueno limpiarla a fondo un par de veces al año.

"Con eso te aseguras de desechar lo viejo o lo que no piensas usar", dice Maker.

"Empieza quitando todo y rocía generosamente las repisas con un limpiador multiusos. Déjalo actuar allí y mientras escoge lo que piensas conservar, tirar o donar (siempre y cuando no haya expirado o esté abierto). Retira el limpiador empezando desde arriba y cuando todas las repisas estén secas vuelve a colocar los artículos con las etiquetas mirando al frente".

"Limpia las moronas y quita cualquier residuo pegajoso de los frascos", agrega Schofield.

"Tira todo lo que no necesites y aprovecha la oportunidad para sacar los artículos que realmente no debieran estar allí. Limpia las repisas y los organizadores. Deja que sequen bien. Limpia los contenedores antes de colocarlos de nuevo.

Este artículo fue publicado originalmente publicado en The Huffington Post Australia

También te puede interesar:

-El placer total de los pasteles de ensalada de Japón

-Échale aguacate al corazón y evita infartos y otros males

-10 outfits que te enseñarán por qué las mascadas son el outfit ideal