INTERNACIONAL

Agentes Fronterizos rechazaron ilegalmente a una persona en busca de asilo para ella y sus hijos, según abogados

El gobierno le dijo a los senadores que la mujer no estaba buscando asilo, pero su abogado dice que lo ha buscado en repetidas ocasiones.

14/04/2017 2:33 PM CDT | Actualizado 14/04/2017 2:42 PM CDT
REUTERS

AUSTIN, Texas — El Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de los Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) ha rechazado en repitas ocasiones a una mexicana de 30 años quien llegó a la frontera en búsqueda de asilo ya que temía por su vida y la de sus cuatro hijos — y lo hizo sin siquiera referirla a un oficial de asilo, según su abogado.

El abogado de la mujer dice que esta es una clara violación de la ley estadounidense. Según el abogado, cuando dos senadores de los Estados Unidos le preguntaron a la agencia acerca del caso de la mujer, la CBP hizo una declaración falsa al decir que ella estaba buscando trabajo y mejores escuelas para sus hijos y no que estaba escapando del peligro.

Los grupos legales que representan a los que buscan asilo, opinan que el caso de la mujer demuestra un patrón común que va en subida bajo la administración de Trump; agentes de la CBP que rechazan a los que buscan asilo en la frontera. Cuando la gente se presenta en la frontera diciendo que temen regresar a sus hogares, la ley federal exige a las autoridades fronterizas dejarlos entrar al país, en donde se les concede una entrevista con un oficial de asilo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.

"Es sorprendente que los agentes oficiales de la policía — gente que se encarga de defender la ley y quejarse todo el tiempo sobre los inmigrantes que quieren cruzar ilegalmente — [y] son quienes quebrantan la ley", le dijo Nicole Ramos, abogada que representa a la mexicana, al Huffington Post. "No estamos pidiendo un trato especial. Solamente pedimos que hagan valer la ley".

Ella votó por Trump, ahora su esposo será deportado

La mujer, que pidió anonimato por que teme por su seguridad y la de sus hijos, dice que ha escapado de su hogar desde el Estado de Guerrero por que creía que sus vidas estaban en peligro y que la policía local no los estaba protegiendo.

Dos hombres armados fueron a su casa y la amenazaron de matarla a ella y a sus hijos a menos que les entregara a su hijo de 14 años, dijo durante la declaración jurada. Los hombres la forzaron a tener sexo oral con uno de ellos, después le mostraron videos de un hombre con la cara ensangrentada y a quién le cortaron las manos. La golpearon repetidamente y le dijeron que acabaría como el hombre del video en caso de no cooperar.

"Me arrodille y les pedí que se fueran y dejaran de molestar a mis hijos", escribió la mujer en la traducción de la declaración jurada.

El 28 de enero, la mujer y sus cuatro hijos fueron primero al puerto de entrada de San Ysidro, el cual conecta a Tijuana y San Diego en donde pidió asilo, le dijeran que no podía continuar el proceso con todos sus hijos por que dos ya eran ciudadanos de los EU. Eventualmente, el agente fronterizo habló con ella pero no nunca le preguntó si buscaba asilo o no. El agente le dijo que el asilo no era disponible para diplomáticos y personas buscadas por sus gobiernos, y que los ciudadanos mexicanos eran inelegibles, según la mujer.

Inmigración de EU detiene a una mujer por un mes a pesar de que ella dice que califica para la ciudadanía

A los dos niños que nacieron en los EU se les permitió el acceso a los Estados Unidos en donde ahora viven con un familiar. La mujer dice que regresó al paso fronterizo el 4 de febrero, en esta ocasión, llevaba una declaración describiendo su intento por buscar asilo y un comunicado mencionando que tenía representación legal. Pero la mujer dice que los agentes de la CBP intentaron varias veces hacer que dijera en una entrevista grabada que no tenía miedo de regresar a México.

"Todo lo que hacían era gritarme y decirme que estaba siendo ridícula, que gente como yo no podía obtener asilo", según la declaración jurada. "Entonces los oficiales empezaban a grabar de nuevo. Me preguntaron si tenía miedo de regresar a México y dije que sí, que tenía miedo, entonces el oficial del CBP dijo, 'señora, ¿es usted tonta o se hace? Deje de estar jugando, se opone que debe decir que no tiene miedo".

Y de nuevo, según la mujer, los agentes de la CBP la regresaron a México.

El vocero de la CBP, Ralph DeSio, no quizo comentar sobre las acusaciones, pero dijo en términos generales que el Puerto de Entrada de San Ysidro ha experimentado un aumento de personas tratando de cruzar pidiendo asilo. "Nuestros oficiales no tienen autorización para determinar o evaluar la veracidad en el miedo que expresan", DeSio le dijo al Huffington Post en un mail.

Después del intento fallido del 4 de febrero, la mujer fue a Tijuana con Ramos a intentarlo una vez más. Pero en el tercer intento, los agentes le prohibieron tener la llamada "entrevista de temor creíble", la cual es el primer paro para aplicar por asilo.

"Ni siquiera me dejaron hablar", le dijo la mujer al Huffington Post. "Dijeron, 'No puedes aplicar por asilo. Vete a otro lugar en México".

Denuncian indocumentadas a agentes de Patrulla Fronteriza por abuso sexual

El número de gente cruzando a los Estados Unidos sin autorización ha caído en picada desde que el presidente Donald Trump tomó posesión en enero. La administración de Trump lo atribuye a su fuerte posición sobre la inmigración ilegal. Pero abogados dicen que el declive se debe considerablemente a que la administración de Trump no permite que gente como la cliente de Ramos, cruce legalmente los Puertos de Entrada a pedir asilo.

Trump ha acusado a los inmigrantes de abusar de los beneficios humanitarios que la ley de los Estados Unidos ofrece, insinuando que las familias capturadas y después liberadas en los EU buscando alivio, son una fuga en la sociedad y son potencialmente peligrosos.

En febrero, la administración ordenó a los oficiales fronterizos a usar un criterio más estricto al llevar a cabo entrevistas de temor creíble.

Trump también dijo que les permitiría a los agentes fronterizos a actuar como quisieran en lugar de darles una mejor orientación —una promesa que según los abogados que defienden los derechos de los inmigrantes, tiene más posibilidades de abusar de la ley. Y cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tuvo una audiencia el mes pasado sobre las preocupaciones que tiene en cuanto al trato de los EU para los que buscan asilo, la administración de Trump tomó una decisión inusual al no presentarse.

En una queja al Departamento de Seguridad Nacional, Ramos escribió que había entrevistado a siete familias que dijeron que fueron obligadas a retirar solicitudes de asilo en los últimos tres meses. Pidió a la Oficina de Derechos Civiles y Libertades Civiles del DHS que investigara.

"Por favor, no ignore esto", Ramos instó a la oficina, de acuerdo con un correo electrónico compartido con HuffPost. "Un día, el CBP va a rechazar ilegalmente a un solicitante de asilo, y esa violación de derechos humanos puede ser la cosa que los hace matar".

Los senadores también intentaron intervenir. Después de que los senadores Kamala Harris y Dianne Feinstein, ambos demócratas de California, escribieran al CBP para obtener más información sobre el caso, un funcionario les dijo que la mujer "no expresó miedo de regresar a México". Declaró que la razón para venir a los Estados Unidos era buscar empleo y que sus hijos asistieran a una escuela pública en los Estados Unidos.

Encuesta revela que estadounidenses se oponen al plan de deportación de Trump

"Permítanme que exprese su pesar por cualquier conducta que la Sra. [Expurgada] pueda haber percibido como grosera o poco profesional durante el procesamiento del CBP", escribió a los senadores Kim Lowry, comisionado asistente interino de la Oficina de Asuntos del Congreso del CBP.

Tyrone Gayle, portavoz de Harris, dijo que la oficina del senador primero llegó a la CBP sobre el caso de la mujer a mediados de febrero, y no obtuvo una respuesta completa hasta casi un mes después.

"El Senador Harris cree que los refugiados, los inmigrantes y los solicitantes de asilo tienen derecho a ser escuchados, especialmente cuando su libertad y, a menudo, las vidas están en juego", dijo Gayle en un correo electrónico. "Y deben tener pronto acceso a todas las medidas necesarias para asegurar que reciban protecciones otorgadas bajo la ley de los Estados Unidos".

Este artículo se publicó originalmente en The Huffington Post US.

También te puede interesar:

Fiscal General de EU pide más rigor en aplicación de leyes migratorias

Senado de California aprueba proyecto de ley para convertirse en 'estado santuario'

Liberan a dreamer mexicano y arrestan a otro