INTERNACIONAL

Una tras otra con el vocero de la Casa Blanca: acusa a Trump de desestabilizar la región

Se quería disculpar por comparar al presidente sirio con Hitler, pero se equivocó de nuevo.

12/04/2017 12:54 PM CDT | Actualizado 12/04/2017 7:15 PM CDT
Joshua Roberts / Reuters

El martes, el vocero de la Casa Blanca Sean Spicer, hizo una declaración muy desafortunada cuando comparó al presidente sirio Bashar Al-Assad con Hitler.

"Hubo gente tan despreciable como Hitler que no se rebajó a usar armas químicas", dijo Spicer y cuando un reportero le preguntó si deseaba aclarar sus comentarios, el vocero añadió: "Creo que cuando hablamos del gas sarín, él no usó el gas contra su propio pueblo en la misma forma en que Assad lo está haciendo".

El error de Spicer no paró ahí.

Spicer se disculpó por sus comentarios en CNN el martes por la noche, pero mientras hablaba, cometió dos errores más. Primero, al hablar de las acciones del presidente Donald Trump en Siria, dijo que el mandatorio estaba haciendo "intentos para desestabilizar la región y erradicar a ISIS (grupo terrorista islámico) de Siria".

"Spicer con otro desliz: No quiero distraer de "la acción decisiva del presidente en Siria y los intentos .... de desestabilizar la región".

Creemos que Spicer quería dar el mensaje opuesto, pero no dejó de recibir burlas en redes sociales.

Minutos más tarde, Sean Spicer se mostró incapaz de pronunciar el nombre del presidente sirio Bashar Al-Assad y el presentador de CNN, Wolf Blitzer, lo tuvo que corregir.

"@PressSec sigue siendo incapaz de pronunciar el nombre de Assad, así que Wolf lo ayuda amablemente".

Aunque ninguna de los más recientes equivocaciones se comparan con equiparar a Hitler con Assad, Sean Spicer intentó corregir su error y definitivamente no tuvo éxito.

Con información de Business Insider.

También te puede interesar:

Portavoz de la Casa Blanca genera conmoción al comparar a presidente sirio Assad con Hitler

Le llueve de todo a Maduro en caravana por Venezuela

Fiscal General de EU pide más rigor en aplicación de leyes migratorias