INTERNACIONAL

Malala Yousafzai defiende la educación al recibir ciudadanía honoraria de Canadá

La premio Nobel condena los actos violentos en nombre del Islam.

12/04/2017 7:55 PM CDT | Actualizado 12/04/2017 8:00 PM CDT
Chris Wattie / Reuters

La premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai pidió el miércoles a Canadá asumir un papel de liderazgo en la comunidad internacional para lograr que millones de niñas accedan a la educación.

"Querido Canadá, te pido nuevamente ser el líder" en el mundo en el acceso de las niñas a la educación, declaró en el Parlamento tras recibir la ciudadanía honoraria de manos del primer ministro, Justin Trudeau.

"Finalmente lo hice, le di la mano", dijo refiriéndose a Trudeau la joven paquistaní, al iniciar su intervención.

Vestida con una túnica verde y un pantalón naranja, y con el cabello cubierto con un hiyab naranja, Yousafzai acudió al acto acompañada de sus padres y fue largamente ovacionada por los diputados y senadores canadienses.

"Malala, tú elegiste la esperanza, elegiste la dignidad y la determinación. Los niños de todo el mundo te lo agradecen", replicó el jefe del gobierno de Canadá.

"Malala Yousafzai, tu historia es una inspiración para todos nosotros y todos estamos orgullosos de llamarte de ahora en adelante canadiense", añadió, entregándole la bandera canadiense y el certificado de ciudadanía de honor.

Yousafzai sobrevivió en 2012 a un ataque de los talibanes paquistaníes cuando regresaba a su casa de la escuela. Fue tratada en Inglaterra, donde ha vivido desde entonces, y ha dedicado su vida a luchar por el derecho de las mujeres a la educación.

A su llegada, había firmado el libro de visitas del Parlamento antes de entrar en el pasillo de la biblioteca del edificio legislativo, donde una veintena de niñas quisieron registrar el momento con sus teléfonos celulares.


"Soy musulmana"

A los 19 años, Malala es la persona más joven que se ha dirigido a los diputados y senadores canadienses, un espacio por lo general reservado a los jefes de Estado o de gobierno en visita oficial.

También es la persona más joven en convertirse en canadiense honoraria, un privilegio concedido solo a otras cinco figuras, entre ellas Nelson Mandela, el Dalai Lama o Aung San Suu Kyi.

Fue el gobierno anterior, conservador, el que le concedió la ciudadanía honoraria en 2014 después de que recibiera el Premio Nobel de la Paz.

Soy musulmana y creo que si tomas un arma en nombre del Islam para matar un inocente, ya no eres un musulmán.


La ceremonia estaba prevista inicialmente para el 22 de octubre de ese año en Toronto, pero tuvo que ser cancelada a causa del ataque ese mismo día de un joven radicalizado que disparó a un soldado en el Parlamento canadiense.

"El hombre que atacó el Parlamento se reivindicó como musulmán, pero él no comparte mis creencias, ni la de los 1,500 millones de musulmanes que viven en paz en el mundo", dijo la joven laureada.

"Soy musulmana y creo que si tomas un arma en nombre del Islam para matar un inocente, ya no eres un musulmán".

También te puede interesar:

EU y Rusia dispuestos al diálogo, pese a "bajo nivel de confianza"

Le llueve de todo a Maduro en caravana por Venezuela

Ivanka Trump le 'tocó el corazón' a su padre para el movimiento militar en Siria