INTERNACIONAL

Padre sirio entierra a sus gemelos después del terrible ataque químico

"No pude salvar a nadie", dijo entre llanto un hombre que perdió a 22 miembros de su familia.

06/04/2017 5:19 PM CDT | Actualizado 06/04/2017 7:34 PM CDT
Anadolu Agency via Getty Images
(Photo by Mohammed Al Daher/Anadolu Agency/Getty Images)

"Digan adiós, hijos míos", susurró Abdel Hameed Alyousef, aferrándose a los cuerpos de sus bebés Ahmed y Aya, y sosteniéndolos cerca de su pecho por última vez. "Digan adiós".

Extremadamente consumido por el dolor que hasta apenas y podía estar de pie, este padre enterró a sus gemelos de nueve meses con sus propias manos, junto a sus hermanos y su esposa, Dalal, en una fosa común en Siria.

Anadolu Agency via Getty Images
Abdel Hameed Alyousef habló con la prensa de como durante este conflicto perdió a su esposa y a sus dos bebés en este ataque con gas. (Photo by Mohammed Al Daher/Anadolu Agency/Getty Images)

"Dalal, cuida a mis hijos", gritó sobre la tumba de su esposa. "No pude salvar a nadie. Todos están muertos", dijo en un mar de lágrimas.

Alyousef perdió a 22 miembros de su familia esta semana, según reportó Associated Press, después de que aviones de guerra soltaran gas tóxico sobre Khan Sheikhoun en la ciudad de Idlib tomada por los rebeldes, el martes en la mañana. Un ataque que podría ser considerado crimen de guerra. Ese día más tarde, ataques aéreos destruyó un hospital cercano donde las víctimas recibían tratamientos.

En tanto niega cualquier responsabilidad, el gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad podría estar detrás de la masacre que hasta la fecha ha matado a más de 70 civiles, incluidas decenas de niños.

ADVERTENCIA: Este video contiene imágenes desconcertantes.

"Ayudé a unas cuantas personas de camino a ver a mi familia", dijo Alyousef, recordando la tragedia del martes en una entrevista. "La gente se caía en el camino y no entendía por qué. Podíamos oler algo, pero nunca imaginé que sería tan grave. Luego a la gente le empezó a salir espuma de la boca".

La Organización Mundial de la Salud concluyó que seguramente utilizaron un agente nervioso que está prohibido y recordaron el bombardeo de gas sarín en Damasco en 2013 que mató a más de 1,700 personas. Los gobiernos occidentales y observadores de derechos humanos también señalaron al régimen de Bashar al-Assad como responsable del ataque.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump se unió el miércoles a la condenación del hecho que varios líderes ya habían expresado al catalogar el hecho como "un acto atroz del régimen de Assad" que no debe ser tolerado. Su administración culpó la "debilidad" del expresidente Obama y está considerando represalias en contra de los perpetradores de Siria.

Anadolu Agency via Getty Images

Ya muy familiarizados con el uso continuo de agentes químicos contra civiles sirios, los activistas están otra vez alertando que muy poco cambiará sin consecuencias implementadas por los poderes globales. Las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que en repetidas ocasiones buscan responsabilizar a Siria por las atrocidades han sido vetadas por Rusia y China.

"Estos ataques continuarán mientras no haya justicia ni responsabilidad", le dijo Elise Baker, investigadora líder en Siria para Médicos por los Derechos Humanos a The Huffington Post en una entrevista esta semana. "Atravesamos ahora el séptimo año de este conflicto y no ha habido una respuesta internacional creíble a las violaciones que vemos día tras día".

Más de la mitad de la población en Siria ha sido asesinada, herida o desplazada por la atroz guerra, sin ninguna solución a la vista. Cerca de 13.5 millones de personas, incluidos 5.8 millones de niños están constantemente en necesidad de asistencia médica.

"Yo vi a mi abuelo sentado sofocarse", este niño de 13 años perdió a 19 miembros de su familia en el ataque químico en Siria.

Mazin Yusif de 13 años sobrevivió el ataque del martes y, como Alyousef, él también vio a sus seres queridos sofocarse y morir frente a sus ojos.

"Yo vi la explosión enfrente de la casa de mi abuelo", le dijo el niño a CNN. "Corrí a su casa descalzo... pero luego me mareé", explicó y agregó que 19 miembros de su familia ahora están muertos.

Aisha Al-Tilawi, la abuela de 55 años de Yusif fue una de las que solamente resultó herida.

"Mazin estaba intentando despertar a su abuelo", le dijo a la cadena desde su cama de hospital en Turquía. "Pero ya estaba muerto. Asesinaron a familias enteras".

Este artículo se publicó originalmente en The Huffington Post.

También te puede interesar:

- Las autopsias realizadas por Turquía confirman el uso de armas químicas en la matanza de Idleb, Siria

- La comunidad internacional señala al régimen sirio por el ataque químico

- Trump: "la crisis en Siria es ahora mi responsabilidad"