MÉXICO

México ganó miles de millones de dólares con la caída del precio del petróleo

Las coberturas contratadas, desde 2008, por la SHCP para asegurar un buen precio del crudo mexicano en mercados internacionales, son la mayor operación financiera en el sector petrolero, según Bloomberg. ¿Dónde quedó todo ese dinero?

05/04/2017 5:00 AM CDT
Cuartoscuro
FOTO: ALFREDO GUERRERO/CUARTOSCURO.COM

La contratación de coberturas para asegurar un buen precio del petróleo en los mercados internacionales provocó que México ganara miles de millones de dólares con la caída de los precios, tanto en 2008 y 2014, una operación que la agencia Bloomberg califica como el "mayor comercio de petróleo en la historia de Wall Street", aunque esto no impidió "el fin de la gallina de los huevos de oro", como señaló el presidente Enrique Peña Nieto en alusión a Pemex.

Aunque la contratación de los primeros seguros para los precios del petróleo mexicano se remonta a la década de los 90, con el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, fue hasta 2008 cuando ante la posibilidad de que estallara una crisis financiera que sacudiría al mundo, altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público durante el sexenio de Felipe Calderón, entonces encabezada por Agustín Carstens, decidieron hacer una apuesta arriesgada e invertir una suma millonaria para asegurar los precios del petróleo ante una eventual caída.

El 22 de julio de 2008, ante lo que ya se configuraba como una crisis financiera global, funcionarios de la Secretaría de Hacienda cumplieron con la encomienda de vender petróleo con un precio menor a los casi 150 dólares por barril a través de bancos extranjeros, con el fin de proteger las finanzas del país ante un desplome de los precios, como finalmente ocurrió.

"Su misión era encerrar, o cubrir, los ingresos petroleros de México a través de un acuerdo con los bancos de Wall Street. En cuestión de minutos comenzaron a enviar mensajes a las oficinas de comercialización de petróleo de Barclays, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Deutsche Bank. Sus instrucciones eran comprar opciones put, contratos que les dieran el derecho de vender petróleo a un precio futuro predeterminado, a niveles que oscilaban entre 66.50 y 87 dólares por barril. Los bancos que recibieron las órdenes nunca habían visto un acuerdo tan grande", señala el reportaje de Bloomberg.

De este modo, el gobierno mexicano decidió invertir 1 mil 500 millones de dólares para comprar un seguro y vender el petróleo en el mercado de futuros. Para diciembre de 2009, la inversión provocó un retorno de 5 mil 084 millones de dólares a las arcas mexicanas.

"A pesar de su tamaño, impacto, y honorarios enormes, el reparto es un tema del que poca gente sabe, incluso en la industria de la energía o en Wall Street. Cuidadosamente, el decimosegundo productor de petróleo más grande del mundo y sus banqueros, han encubierto el programa en secreto para evitar que otras personas —las casas de comercio y los fondos de cobertura— se ocupen de las operaciones de México", añade Bloomberg.

La adquisición de coberturas se convirtió en una constante a partir de entonces. De 2001 a 2017, México obtuvo una ganancia de 2 mil 400 millones de dólares, luego de que sus coberturas recaudaron 14 mil 100 millones de dólares en ganancias y se tuvieron que gastar 11 mil 700 millones de dólares en comisiones a bancos y corredores.

Henry Romero / Reuters

LA CRISIS QUE, NI GANANDO EN WALL STREET, SE PUDO RESOLVER

Pero ni la mayor operación petrolera registrada en Wall Street ni la reforma energética, han podido rescatar a Pemex de su crisis financiera.

Para la calificadora Fitch Ratings, Pemex se dirige a la insolvencia debido a que el pago de impuestos, derechos y regalías forzará a la empresa a seguir endeudándose indefinidamente y motivará un rescate por parte del gobierno en un mediano plazo, sostuvo la calificadora en febrero pasado.

"La diversificación de la petrolera, resultado de la reforma energética, podría reducir sus presiones financieras, pero no se anticipan beneficios en el largo plazo, mientras los fondos de dividendos, en lugar de ser reinvertidos en activos rentables, tengan que dirigirse al pago de obligaciones tributarias", refirió.

En este sentido, Pemex "podría encontrarse con problemas financieros antes de que los beneficios de las asociaciones entren en acción", enfatiza la calificadora.

"El principal problema de la petrolera, en el campo financiero, es una deuda con los mercados que crece cada vez más y que, al cierre del 2016, ascendió a 207 mil millones de pesos, y por la que Pemex incluso se tiene que endeudar más para pagar, como para operar, una producción que no detiene su caída", coincidió Nymia Almeida, analista senior de la calificadora Moody's.

Pemex cerró el 2016 con una pérdida acumulada de 296 mil millones de pesos, una cifra que sin embargo, es menor a la mengua que registró en 2015, cuando acumuló un saldo rojo de 712.5 mil de millones de pesos.

Sin embargo, el director de Pemex, José Antonio González Anaya, asegura que aunque el año pasado se tuvo que hacer un recorte de 100 mil millones de pesos, casi el 20% del presupuesto de la empresa, actualmente cuenta con finanzas mejorables, pero estables.

"Se nos acabó el gran yacimiento que teníamos (en referencia al complejo Cantarell), la gallina de los huevos de oro se nos fue secando, se nos fue acabando", dijo el presidente Enrique Peña Nieto en enero pasado, justo en medio de la crisis por el incremento en los precios de la gasolina.


El gasolinazo "doloroso como un parto"

::.

Te puede interesar:

De cómo Pemex favoreció a Odebrecht

Sobornos de Odebrecht apuntan también hacia Los Pinos

Pemex asignó contrato millonario a empresa, pese a ser investigada por soborno