NEGOCIOS

La ambición de los aguacateros está acabando con los bosques de Michoacán

La mitad de las huertas de aguacate en Michoacán se colocó en zonas de bosque que fueron deforestadas.

05/04/2017 5:00 AM CDT | Actualizado 06/04/2017 9:41 AM CDT
Edgard Garrido / Reuters
Un hombre arregla aguacates en un mercado de la Ciudad de México.

El aguacate es un negocio tan rentable que algunos lo llaman el "oro verde", pero la siembra ilegal de huertas y la ambición de los aguacateros está acabando con los bosques de Michoacán, el mayor productor de este fruto en el mundo.

De las 160 mil hectáreas sembradas de aguacate en Michoacán, la mitad se colocó en zonas de bosque que fueron deforestadas, según datos de Grupo Interdisciplinario de Tecnología Rural Apropiada (GIRA).

Para sembrar más frutos e incrementar las ventas, los aguacateros michoacanos han deforestado cerca de 80 mil hectáreas de bosques, lo que afecta a la biodiversidad de la zona, acaba con el agua y genera contaminación por el uso de fertilizantes y agroquímicos.

La superficie para poner aguacate no está tan disponible, no es cualquier lugar, y, desafortunadamente, coincide con los bosques", dijo el ambientalista Jaime Navia.

"La superficie para poner aguacate no está tan disponible, no es cualquier lugar, y, desafortunadamente, coincide con los bosques. Por eso ha sido la práctica de sustituirlos, porque económicamente a corto plazo es mejor tener aguacate que bosque, pero a largo plazo no", dijo Jaime Navia, el ambientalista que dirige GIRA.

Cuartoscuro

Al principio, algunos interesados en el negocio aguacatero provocaban incendios en los bosques michoacanos para después buscar un permiso federal de cambio de uso de suelo para sembrar el fruto.

Existe un permiso federal para el cambio de uso de suelo en zonas forestales que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que sólo se otorga en caso de excepción y con base en un estudio que demuestre que no se afectará la biodiversidad ni deterioro a la calidad del agua, todo lo que sí causa el cultivo de aguacate en zonas forestales.

Además, la ley establece que si se trata de un terreno forestal incendiado, no se dará autorización sin que hayan pasado 20 años o que se acredite que el ecosistema se ha regenerado totalmente.

Ahora les importa un comino. Como hay una ambición muy grande, dinero muy rápido, aparentemente, la gente está abriendo huertas donde sea", dijo Navia.

"Ahora les importa un comino", dijo Navia. "Como hay una ambición muy grande, dinero muy rápido, aparentemente, la gente está abriendo huertas donde sea, incluso en lugar donde las condiciones no son muy buenas, en calidad de agua y de suelo".

La quema y tala de bosques para sustituir la zona por huertas es un delito ambiental que en Michoacán conlleva penas de 6 meses a 9 años de prisión. Además de que de los dueños de bosques también pueden ser sancionados si no declaran o denuncian la quema o tala forestal.

Y es que la venta de aguacates en Michoacán es un negocio muy jugoso.

Cuartoscuro

Michoacán es el principal exportador y productor de aguacate en el mundo. En ese estado se cosechan cuatro de cinco aguacates que se producen en México, el país que concentra el 35% de la cosecha mundial del fruto.

Solo en 2016, se exportaron 1,022 millones de kilos de aguacates a 31 países, de los cuales Estados Unidos recibió el 77%, lo que generó un superávit de 2,227 millones de dólares por la venta del fruto, según datos de la Secretaría de Economía.

Los daños ambientales

La deforestación de bosques para el cultivo ilegal de aguacate tendrá a la larga efectos medioambientales que incluso podría afectar la producción y las ventas del fruto.

"Estamos cambiando los bosques por un monocultivo, con las consecuencias que trae en la biodiversidad y el uso del agua, que son dos factores importantes, y después, la contaminación muy alta que lleva por el uso de agroquímicos, tanto pesticidas como fertilizantes, que terminan en las aguas o en el ambiente", dijo Navia.

El ambientalista explica que no hay datos precisos sobre el impacto ambiental que tiene las huertas ilegales de aguacate, pero hay evidencias de cambios climáticos.

"Hay elementos para pensar que puede haber cambio climático, como más lluvias más largas y fuerte o más sequías y calor. Pero no hay estudios precisos que arrojen un dato", dijo Navia.

Cuartoscuro

Además, la cosecha del fruto exige una alta demanda de agua, que los productores aprovechan de la lluvia con ollas de agua. A la larga esta práctica podría generar un desequilibrio hídrico en el estado.

Los efectos adversos que podría enfrentar Michoacán i sigue la tala desmedida de bosques para sembrar aguacate al final, dice el ambientalista, terminaría afectando a los propios aguacateros.

"El futuro de su producción también está en juego, con ese tipo de acciones, de estrategia abierta de cambio y uso excesivo de agroquímicos. En un momento dado podrían ser afectados por una baja de precios o una plaga, que ya no puedan combatir y ya no tengan producción", dijo.

También te puede interesar:

China, el mayor productor de carbón del mundo, le pide a EU respetar compromisos con el medio ambiente

EN FOTOS: 60 minutos sin luz por una hora para el planeta

La especie humana debe sentirse apenada