UN MUNDO MEJOR

Esta artista visual ofrece una perspectiva más interconectada de la humanidad

Las figuras asexuadas de Laura Berger presentan una sociedad a la que deberíamos aspirar.

04/04/2017 10:07 AM CDT | Actualizado 04/04/2017 10:35 AM CDT
Laura Berger

Las acogedoras pinturas y cerámicas de Laura Berger han sido despojadas de todo lo que les sea ajeno. Las sencillas figuras desnudas dinámicas y extravagantes (o que reposan en posiciones geométricamente repetitivas) están fijadas contra fondos amarillos.

El mundo, en estas escenas, parece armonioso y plácido: la humanidad está en paz.

"Estoy interesada en la búsqueda de un sentido de pertenencia y significado como individuos, y en la manera en la que eso contrasta y se combina con nuestra preocupación existencial de sentirnos pequeños o insignificantes en un mundo enorme", dijo Berger a The Huffington Post en un correo electrónico.

En estas obras ella busca capturar "las ideas de inclusión e interconexión".

Para evocar la profunda unidad subyacente de la raza humana, ella retrata a sus figuras con los ojos y las bocas apenas notorios, con peinados genéricos y ninguna característica sexual secundaria, a la Ken. (Barbie es diferente, tiene busto). "Estoy... tratando de reducir los ambientes y las figuras hasta el mínimo de sus formas, como una manera de centrarme realmente en la emoción o la historia, en el color y la composición", le dijo al HuffPost .

Laura Berger

Los colores terrosos y cálidos de las pinturas de Berger juegan con su estética pacífica y los rosados ​​marrones de sus escenas presentan reminiscencias visuales de las antiguas pinturas y figuras de cerámica griegas, que ella cita como influencia.

"Estoy realmente fascinada con el arte antiguo, que parece que podría haber sido realizado en tiempos contemporáneos, cosas como las impresiones japonesas, la escultura Nayarit, los textiles y dibujos de los nativos americanos, las pinturas de Indonesia, el estilo ilustrativo moderno de los vasos griegos", explicó .

"Pero también me interesa el trabajo gráfico realmente abstracto. Me encantan las formas grandes y limpias en las pinturas de Carmen Herrera, por ejemplo, o las figuras sueltas y de color libre del trabajo de Helen Frankenthaler".

La confluencia de la estética antigua y contemporánea infunde a sus pinturas una intemporalidad y una representación visual de la humanidad que parece suspendida en el ámbar. "Cuando quitas todo lo que el mundo nos impone, resultamos todos seres tan similares e interconectados uno con otro, con una historia global colectiva", dijo.

Laura Berger

Los patrones de las figuras humanas y los fondos limpios guardan un equilibrio geométrico que se yuxtapone con las suaves curvas corporales y la paleta silenciada que Berger representa. "Supongo que es como la vida, así que eso es interesante para mí", dijo.

Dependiendo de cómo se mire, la condición humana es blanda y aleatoria, o guiada por patrones primordiales; o tal vez es ambos.

En sus pinturas, la humanidad no está dividida por género, color o clase; sus figuras se mueven como si fueran una sola. Hay un patrón más profundo debajo de las categorías aparentemente fragmentadas.

En un nivel cósmico, las pinturas parecen decir que tenemos más en común que dividirnos: "Gran parte de mi enfoque ha sido la exploración de nociones alternativas de "familia" y conexión, a través de nuestros lazos con la comunidad global, con nuestra ascendencia colectiva, con la naturaleza y con lo desconocido", agregó Berger.

Sus obras tranquilizan, lo que sugiere la verosimilitud de una imposible visión de la cooperación global y el respeto mutuo.

En el mundo real, usamos ropa que determina nuestro estatus socioeconómico; tenemos órganos sexuales y nos vemos envueltos en viciosas batallas partidarias en vez de colaborar pacíficamente para construir una sociedad en conjunto.

Al mirar las pinturas melancólicas de Berger, podemos imaginar un mejor camino.

Laura Berger

Laura Berger

Laura Berger

Laura Berger

Laura Berger

Laura Berger

Laura Berger

Laura Berger

Laura Berger

Laura Berger