INTERNACIONAL

Documental del periodista Jorge Ramos evidencia la expansión del racismo en EU

El periodista hispano, que se ha manifestado abiertamente contra Trump, revela los efectos del discurso racista del presidente de EU en 'Sembrando odio'.

31/03/2017 9:32 AM CST | Actualizado 01/04/2017 8:43 AM CST
ASSOCIATED PRESS

Todo comenzó hace poco más de un año, durante una conferencia de prensa del entonces candidato republicano Donald Trump en Iowa. El presentador de Univisión Jorge Ramos lo cuestionó sobre las declaraciones de deportación y sobre los inmigrantes latinos y el republicano terminó expulsándolo de la sala de prensa.

"Para mí el odio es contagioso", dijo Ramos en entrevista con CNN en Español, refiriéndose al hombre que, tras ser expulsado de la conferencia de prensa, le dijo al periodista que se fuera de su país (Estados Unidos).

Y a raíz de eso surgió la idea del documental Sembrando Odio.

El periodista hispano, junto con la directora Catherine Tambini y un equipo de producción conocieron, durante nueve meses, a distintos "grupo de odio" en Estados Unidos, entre ellos grupos de supremacistas blancos, miemebros del Ku Klux Klan y neonazis.

"El efecto Trump le ha permitido a los grupos neonenazis y a la supremacía blanca expresar sus prejuicios de manera más abierta", dijo Tambini en entrevista con The HuffPost.

Según el periodista, el daño ya está hecho ya que el discurso xenófobo y racista en Estados Unidos se ha convertido en "lo normal".

"Tomará años reparar lo que ha ocurrido con un candidato que ataca a inmigrantes, musulmanes, gente con discapacidades, veteranos y mujeres", le dijo Jorge Ramos a The HuffPost."Es realmente dañino, afecta el núcleo de la nación", agregó.

El documental se estrenó el domingo 23 de octubre en la cadena de televisión estadounidense Fusion y Univisión y ya está disponible en YouTube.

También te puede interesar:

- Adiós al Cinco de Mayo en Filadelfia

- Latino nacido en EU encuentra su combi vandalizada con aerosol

- Que los inmigrantes indocumentados no pagan impuestos en EU... ¡falso!