ESTILO DE VIDA

Clases de baile: dos pasos adelante para combatir la pérdida de memoria

¿Alguien dijo Tango?

31/03/2017 10:51 AM CST | Actualizado 31/03/2017 12:59 PM CST
Getty Images/iStockphoto
Group Of Seniors Enjoying Dancing Club Together

Mover los pies con clases de baile puede ser más bueno para tu memoria, de acuerdo con un estudio publicado recientemente.

Las lecciones de danza, en particular -quizás porque incorporan el ejercicio, la interacción social y el aprendizaje- tienen un efecto positivo en una región cerebral llamada fornix, dice el autor del estudio, Aga Burzynska, profesora en el departamento de desarrollo humano y estudios familiares de la Universidad Estatal de Colorado .

El fornix conecta el hipocampo con otras áreas del cerebro y parece desempeñar un papel importante en la memoria: los cambios en el fornix se han vinculado con la leve progresión de deterioro cognitivo al Alzheimer.

Para estudiar los efectos de las diferentes formas de ejercicio en el cerebro, Burzynska y su equipo siguieron a un grupo de 174 adultos sanos de 60 a 79 años durante cuatro años. Se reunieron tres veces por semana durante los primeros seis meses en un gimnasio de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. El resto del estudio incluyó exámenes de seguimiento.

Los participantes fueron asignados a uno de cuatro grupos: un grupo realizó caminatas aeróbicas, un segundo grupo realizó la misma caminata aeróbica y tomó un suplemento nutricional todos los días, un tercer grupo asistió a clases de estiramiento y equilibrio (como grupo de control activo) y el cuarto grupo tomó las clases de baile.

Las clases de baile incluyeron coreografías y bailes de grupos sociales que desafiaron las capacidades cognitivas y de aprendizaje motor de los participantes. Cada participante también fue sometido a exámenes de IRM al principio y al final de esos seis meses se les midió la microestructura de la materia blanca.

Todo lo que necesitas saber del Alzheimer

La materia blanca es similar al cableado del cerebro. A medida que la gente envejece, la calidad de ese cableado se deteriora, causando interrupciones en la transmisión de mensajes eléctricos. Y puesto que esas señales eléctricas son como se comunican nuestras células del cerebro, este deterioro se convierte en un impedimento crítico para la función del cerebro. No está claro si esta disminución relacionada con la edad en la materia blanca es inalterable o podría ser ralentizada o incluso invertida.

El equipo de Burzynska encontró que la integridad del fornix aumentó en el grupo de baile. Y los sujetos de prueba que tomaron clases de baile durante ese tiempo vieron la integridad de la materia blanca mejorada en un área del cerebro relacionada con la memoria y la velocidad de procesamiento, mientras que los participantes que hicieron otras formas de ejercicio en el estudio no lo hicieron.

Esto condujo a dos conclusiones importantes: Una, la disminución en la materia blanca del cerebro puede ser detectada en un período de sólo seis meses en adultos envejecidos saludables, mucho más rápido de lo que estudios previos han demostrado. Y dos, mientras que la disminución de la materia blanca se observó en la resonancia magnética, no era evidente en el rendimiento cognitivo, que se midió a través de pruebas estandarizadas que incluyeron vocabulario y comparaciones visuales. Casi todos los participantes se desempeñaron mejor después de seis meses de ejercicio a como lo hicieron en el inicio del estudio.

Estos resultados indican que podría haber un lapso de tiempo entre el momento en que el cerebro cambia estructuralmente y cuando empezamos a tener problemas para pensar y recordar, dijo Burzynska.

Mucho más alentador fue que los resultados mostraron que practicar "cualquier actividad que involucra moverse y socializar", como hizo cada uno de estos programas de grupo, puede mejorar las habilidades mentales en los cerebros envejecidos.

"El mensaje es que debemos tratar de no ser sedentarios", dijo. "La gente que entró en nuestro estudio ya estaba mostrando el menor declive" en la salud de la materia blanca, señaló, y los que tomaron las clases de baile mostraron ganancias de materia blanca.

Los estudios han relacionado durante mucho tiempo el ejercicio físico con la salud del cerebro. En un estudio realizado en la Universidad de British Columbia de 86 mujeres entre las edades de 70 a 80 con probable deterioro cognitivo leve demostró que el ejercicio aeróbico aumentó su volumen hipocampal, que es un importante predictor de la función de memoria.

Esta investigación llega en un momento crítico. Los investigadores dicen que un nuevo caso de demencia se detecta cada cuatro segundos a nivel mundial. Ellos estiman que para 2050, más de 115 millones de personas tendrán demencia en todo el mundo.

El hallazgo fue publicado el 16 de marzo en la revista Frontiers in Aging Neuroscience.

Este artículo se publicó originalmente en el Huffington Post.

También te puede interesar:

- El Alzheimer o ese desgraciado

- La contaminación en México podría causar Alzheimer

- VIDEO Niña de 12 desarrolla app para su abuela con Alzheimer