NEGOCIOS

La exnovia del CEO de Uber denuncia la cultura sexista que reina en esa empresa

Hace tres semanas, un directivo de Uber le pidió no contar esta historia.

29/03/2017 12:01 PM CST | Actualizado 29/03/2017 2:45 PM CST
Dimitrios Kambouris via Getty Images
Gabi Holzwarth y Travis Kalanick en un evento en New York el verano pasado.

Gabi Holzwarth estaba feliz de haber salido de la órbita de Uber, que ella describe como un lugar con ambiente altamente misógino que estaba dañándole el alma. Pero hace tres semanas, contó Gabi al Huffington Post, se vio forzada a regresar a esa órbita por la llamada que recibió de un directivo de la empresa, que le pidió no hablar de un incidente que ocurrió en 2014 en un karaoke coreano con damas de compañía.

Pero Holzwarth asegura que nada la hará quedarse callada.

Durante los tres años en que fue novia del CEO de Uber, Travis Kalanick, Gabi Holzwarth -violinista y gerente de desarrollo de productos- estuvo presente en los bares y las fiestas de los hombres de Silicon Valley. Si ahí había mujeres, dijo Gabi, eran modelos y no empresarias.

"Vas a un evento y ves a un grupito de modelos", dijo Holzwarth, de 27 años, al Huffington Post. "Así es como les gusta. Es todo lo que les gusta".

Ese ambiente no era muy amigable para Gabi, quien por años tuvo problemas con desórdenes alimenticios.

"Como una mujer que lucha contras sus inseguridades y su propia imagen, lo mejor que pude hacer fue irme de ese mundo perjudicial con estándares imposibles de cumplir", dijo.(Holzwarth dio crédito a Kalanick por ayudarla a recuperarse de sus trastornos alimenticios).

Joshua Roberts / Reuters
El CEO de Uber, Travis Kalanick, y Gabi Holzwarth llegan juntos a un evento de arte en abril de 2016.

La historia de Gabi Holzwarth -recientemente contada por The Information- está volviendo a surgir por la desastrosa espiral de relaciones públicas en las que se ha visto Uber, en parte como resultado de las acusaciones sobre la cultura agresiva y sexista de la compañía. El martes, por primera vez, Uber reveló datos sobre el género, la composición racial y étnica de su fuerza de trabajo. Y, como la mayoría de sus competidores, Uber tiene una mayoría abrumadora de hombres blancos, particularmente en puestos de directivos y tecnológicos.

La empresa también reconoció que la agresiva e intensa cultura masculina que ha dado paso a problemas. "Cada fuerza, en exceso, es una debilidad", dijo la nueva directora de recursos humanos de Uber, Liane Hornsey, al New York Times. "Lo que ha llevado a Uber a tener un inmenso éxito -su agresión y actitud ruda- se ha derrumbado. Y eso tiene que ir para atrás".

La relación entre Holzwarth y Kalanick terminó en agosto de 2016. Gabi evitó hablar de él o de Uber por varios meses, incluso cuando las acusaciones contra la compañía por acoso sexual comenzaron a crecer por las declaraciones de una exingeniera de Uber, Susan Fowler, entre otras controversias.

La empresa ha dicho que quiere llegar al fondo de las acusaciones que ha hecho Fowler -una terrible historia en la que los directivos de Uber constantemente ignoraron las quejas por acoso y sexismo que, al final, hicieron que Fowler renunciara a su puesto.

En febrero, Uber inició una investigación interna sobre la acusación de acoso, liderada por el fiscal general Erick Holder y la miembro del consejo Arianna Huffington (quien dejó sus cargos en el Huffington Post el año pasado). Arianna Huffington había defendido a Uber ante la prensa, sin embargo, el martes dijo a través de un vocero que no volvería a hacer comentarios hasta que la investigación de Holder haya concluido.

Paul Morigi via Getty Images
Gabi Holzwarth y Travis Kalanick en la alfombra roja en un evento de Google y Netflix en Washington.

El New York Times publicó un reportaje explosivo el mes pasado -resultado de varias entrevistas con 30 empleados y extrabajadores y emails internos a los que tuvo acceso- que describe cómo la cultura corporativa de Uber es una fuente de sexismo y hostilidad. Por un lado, un gerente les agarró los senos a varias compañeras de trabajo. "Un director gritó un insulto homófobo a un subordinado durante una confrontación acalorada en una reunión de trabajo", informó el reportero del Times, Mike Isaac. (Ese gerente fue despedido un día después, según información del diario).

Holzwarth se había mantenido al margen de esto- hasta que recibió la llamada de Emil Michael, el vicepresidente de negocios de Uber, hace unas semanas. Gabi dijo que él le pidió no hablar sobre un incidente que ocurrió en Corea del Sur en 2014 y que involucra a un grupo de damas de compañía en un karaoke. Michael creía que la historia saldría a la luz por las recientes controversias relacionadas con Uber.

The Information habló de este incidente en un reportaje esta semana. De acuerdo con Holzwarth y una queja interna emitida por una gerente de marketing de Uber, Kalanick, Gabi y varios directivos de Uber -todos hombres, excepto uno- fueron a un karaoke y bar de damas de compañía en Seúl. Los ejecutivos hombres de Uber eligieron a algunas trabajadoras de ese bar -que portaban etiquetas con números- para que se sentaran con ellos, de acuerdo con información de The Information. Sin embargo, Holzwarth, Kalanick y la única ejecutiva de Uber no se quedaron.

La prostitución es ilegal en Corea del Sur, pero los trabajos sexuales más casuales no son poco comunes y, a menudo, éstos ocurren en bar de karaoke. El incidente hizo sentir muy incómoda a la ejecutiva de Uber, quien después puso una queja en el departamento de recursos humanos de la empresa.

"Como mujer, eso me hizo sentir horrible (ver a esas mujeres con etiquetas y números ser elegidas fue muy degradante)", dijo la ejecutiva de Uber en un mensaje a Gabi Holzwarth, según reportó The Information. El Huffington Post confirmó ese hecho con Holzwarth.

En la llamada que recibió hace unas semanas, dice Gabi Holzwarth, Michael le dijo que si alguien le preguntaba sobre esa noche, ella tenía que decir que sólo se trató de una salida al karaoke. Holzwarth dijo que durante semanas se sintió muy ansiosa por la llamada, antes de hablar con The Information.

"No quiero que nadie me obligue a callar o mentir. Eso me hizo sentir muy incómoda", dijo al Huffington Post. "(Me sentí) como si hubiera guardado el secreto tres semanas".

Michael discute el relato de Holzwarth sobre la llamada telefónica.

"Debido al intenso ciclo de noticias, pensé que lo correcto era hablar con ella para hacerle saber que los reporteros intentarían contactarla", dijo Michael a The Information. "La conozco desde hace mucho, la considero una amiga y no quería que la tomaran por sorpresa. Lo que ella recuerda de nuestra conversación es muy diferente a lo que yo recuerdo y lamento mucho que el propósito de mi llamada se malinterpretara".

Al ser contactados para un comentario, un vocero de Uber dio la información ya comentada por Michael arriba al Huffington Post. Pero también dio una postura de la empresa: "Todo esto pasó hace casi tres años. Fue previamente informado a recursos humanos y en marzo fue direccionado a Tammy Albarran y Eric Holder", quienes lideran la investigación.

Holzwarth dijo que ella no considera que Michael es su amigo.

En los días posteriores a que la historia fuera publicada, dice, varias mujeres se acercaron a agradecerle por hablar, incluidas mujeres que trabajan en Uber y en Silicon Valley.

Ella está contenta por haber hablado, pero no está segura de que su historia o los esfuerzos de la empresa alcancen para solucionar el problema de Uber -Kalanick, de 40 años quien fue sorprendido recientemente en un video discutiendo con un conductor, se disculpó y prometió "madurar"-.

"He visto cómo funciona la empresa. Y eso es lo que es", dijo Gabi. "Realmente no creo que las cosas van a cambiar".

También te pude interesar:

Uber tiene un programa secreto llamado 'Greyball' que usa para evadir a la policía

El CEO de Uber pelea con conductor sobre bajas tarifas

El CEO de UBER Travis Kalanick se desmarca de Trump