INTERNACIONAL

Nueva orden ejecutiva de Trump revierte intento de Obama de combatir el cambio climático

El presidente de Estados Unidos "ama el carbón", según el vicepresidente Mike Pence.

28/03/2017 1:43 PM CST | Actualizado 28/03/2017 1:58 PM CST
Carlos Barria / Reuters

Rodeado de mineros, el presidente de Estados Unidos firmó una orden ejecutiva que, según explicó durante una ceremonia en la sede de la Agencia de Protección Ambiental, "restaurará la libertad económica y permitirá a los trabajadores prosperar, competir y triunfar por primera vez en mucho tiempo".

Sin embargo, esta orden ejecutiva también significa un retroceso a los esfuerzos de su predecesor Barack Obama de combatir el cambio climático, quien durante su presidencia limitó las emisiones de gas de efecto invernadero de las plantas de energía.

"Ya eliminamos una devastadora regulación anticarbón, pero ese fue solo el principio", explicó Trump. "Hoy mi administración pondrá fin a la guerra contra el carbón", continuó.

Con la firma de la orden ejecutiva, Trump buscará levantar las restricciones a la industria energética que impuso Barack Obama con el Plan de Energía Limpia (CPP, por sus siglas en inglés) con la intención de reducir las emisiones, considerando que Estados Unidos es uno de los principales contribuyentes al calentamiento global.

El administrador de la Agencia de Protección Ambiental Scott Pruitt explicó el domingo durante una entrevista que la intención de esta orden ejecutiva es encontrar un balance entre la energía limpia y la creación de empleos.

"Hemos logrado un progreso increíble con el medio ambiente. Podemos estar a favor de la creación de empleos, pero también a favor del medio ambiente", explicó en la víspera de la firma de la orden ejecutiva a la cadena ABC News.

Pero bajo la promesa de campaña de "engrandecer a Estados Unidos nuevamente", Trump ha elegido darle prioridad a la creación de empleos sobre cualquier otra cosa.

"Quitaremos las restricciones que están acabando con los empleos en la producción de energía a base de petróleo, gas natural, carbón limpio y shale", explicó.

Al eliminar el Plan de Energía Limpia, además de revertir el esfuerzo de reducir las emisiones de carbón, Estados Unidos también abandona cualquier esperanza de alcanzar los objetivos planteados en 2015 en el Acuerdo de París, el primer pacto global de cambio climático que logró el compromiso conjunto de China y Estados Unidos, los dos principales emisores de gases.

La orden ejecutiva no precisa si Estados Unidos abandonará el Acuerdo de París, pero desde el inicio de su campaña electoral, Trump ha minimizado los daños del calentamiento global y hasta ha argumentado que es solo un invento de los chinos para competir con la industria estadounidense.

También te puede interesar:

- El Departamento de Estado aprueba construir el polémico oleoducto Keystone XL

- ¿Qué harás tú para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero?

- Las manecillas del reloj del Día del Juicio están a 30 segundos de las 12