POLÍTICA

Este partido propuso una iniciativa que plantea la segunda vuelta electoral para 2018

Todos dudan de sus intenciones.

26/03/2017 12:31 PM CST | Actualizado 26/03/2017 3:02 PM CST
MARIA TOUTOUDAKI
E+

La bancada del Partido Verde en la Cámara de Diputados presentó un paquete de iniciativas que tienen como objetivo establecer la segunda vuelta electoral en comicios presidenciales, así como los gobiernos de coalición en el ámbito federal.

En la máxima tribuna del país, el vicecoordinador de los diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Javier Herrera Borunda, consideró que es el momento óptimo para una reforma política de gran calado como esta.

Explicó que en la democracia actual del país, el que gana la elección lo hace con un tercio de la votación, lo que quiere decir que dos tercios, la mayoría, no votaron por su proyecto y por eso, desde un principio su proyecto de nación tiene que remar contra corriente.

Indicó que por ello la iniciativa propone que para ser electo presidente se deberá ganar con más del 50 por ciento de la votación y en caso de que ningún candidato obtenga el porcentaje de votación señalado, el candidato con mayor número de votos deberá informar por escrito al INE si opta por establecer un gobierno de coalición o por la segunda vuelta electoral.

Expuso que un gobierno de coalición debería ser integrado con los partidos políticos que representen más del 50 por ciento de la integración de la Cámara de Diputados, que esté por iniciar su periodo, y debería ser establecido mediante la suscripción de un convenio aprobado por la mayoría absoluta de los miembros presentes de la Cámara de Diputados.

"Ahora bien, si ningún candidato a la Presidencia obtiene más del 50 por ciento de la votación y el candidato con mayor número de votos informa al INE que opta por la segunda vuelta electoral, en ésta contenderá también el candidato que haya obtenido el segundo lugar en la primera elección"

En este supuesto, explicó que no sería necesaria la integración de un gobierno de coalición, pero sí establecer un esquema de ratificación de los titulares de gabinete del Ejecutivo federal por parte del Congreso de la Unión, excluyendo a los titulares de la Defensa Nacional y de Marina, por su carácter estratégico para el titular del Ejecutivo federal.