UN MUNDO MEJOR

Ni gatas, ni sirvientas, ni chachas, "somos trabajadoras del hogar"

¿Tú qué haces para acabar con la discriminación?

24/03/2017 5:46 PM CST | Actualizado 27/03/2017 12:34 PM CST

Las telenovelas, todo es culpa de las malditas telenovelas.

Pero las telenovelas son un reflejo de la realidad. Así que la discriminación que han vivido las trabajadoras del hogar desde que tenemos uso de razón no puede ser sólo culpa de las televisoras que se han dedicado a estereotiparlas, estigmatizarlas e invisibilizarlas.

Quien nunca las haya discriminado que arroje la primera piedra.

De acuerdo con los números, 19.3% de las trabajadoras del hogar denunciaron que el abuso, la humillación y/o la discriminación son los principales problemas a los que se enfrentan.

Sin mencionar los malos tratos y los bajos sueldos que se denunciaron en la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis) 2010.

En estos malos tratos destaca que 25 de cada 100 personas justifican el hecho de darles de comer alimentos sobrantes.

Además, habría que destacar el hecho de que no gozan de derechos laborales ni de seguridad social, que trabajan sin contrato, en jornadas laborales extensas, sin garantías de pensión y sin posibilidad de ahorro.

En México hay 2.3 millones de personas que se dedican al trabajo del hogar (INEGI, 2016), 95% de ellas son mujeres (INEGI 2016).

El Conapred ha denunciado que la diversidad de arreglos laborales a conveniencia del empleador, la deficiencia de la legislación, la falta de condiciones para el trabajo digno, la informalidad y la ausencia de garantías para el respeto y ejercicio de sus derechos laborales y humanos las colocan en una situación de vulnerabilidad.

Las empleadas del hogar se han unido para exigirle al Estado Mexicano que ratifique el Convenio 189, y a las y los legisladores que modifiquen la Ley Federal del Trabajo (que permite jornadas laborales de hasta 15 horas consecutivas) y la Ley del Seguro Social (que indica que ellas sólo podrán acceder a Seguridad Social parcial) para adecuarlas a lo establecido en el Convenio 189, que insta a mejorar las leyes en favor de sus derechos laborales.

La petición se colgó en la página Change.org, en la que "Justina, Teodocia y millones de mujeres exigen justicia para las trabajadoras del Hogar en México".

Este es su testimonio:

"Soy Justina soy trabajadora del hogar. Llevo 15 años trabajando de lunes a sábado. Me levanto a las cinco de la mañana para hacer el desayuno a mis nietos y alistarlos para la escuela, ellos se van solos porque mi hija trabaja de planta en otra casa para mantener a sus hijos y yo cuido a Brandon que tiene 10 años y Estela de 7. Llego a mi trabajo a las 7:00 am para darles de desayunar a los niños de la casa, hago de comer y dejo hecha la cena antes de salir.

En la casa en la que trabajo no puedo usar el mismo baño y tengo que usar platos diferentes. Por las tardes hago las tareas con los niños de la casa, a mis nietos los vigila una vecina, y ellos se hacen de comer y de cenar.

No sé cuándo podré dejar de trabajar porque no tengo ahorros, ni voy a tener pensión. Si me enfermo pierdo mucho dinero porque no puedo ir a trabajar. Pero no puedo dejar de trabajar hasta que mis nietos puedan empezar a generar ingresos".

También te puede interesar:

- Mientras Ford le hace el feo a SLP, esta alemana abre nueva planta

- Conoce la historia del pianista de 11 años que llegará esta noche al Palacio de Bellas Artes

- ¿La verdad ha muerto? Se pregunta TIME después de entrevistar a Donald Trump