MÉXICO

La sorprendente y bajísima renta que pagan los Pumas a la UNAM por usar Estadio de CU

Una resolución del INAI obligó a la universidad a detallar los beneficios obtenidos por la renta del estadio al patronato privado del Club Universidad.

23/03/2017 10:00 AM CST | Actualizado 23/03/2017 1:35 PM CST
Miguel Tovar/STF via Getty Images

El patronato privado que maneja al equipo de futbol de los Pumas paga a la Universidad Nacional Autónoma de México una renta mensual de 35 mil 468 pesos por el uso del Estadio Olímpico Universitario. Es decir, que el club de futbol paga una modesta renta equivalente a 17 mil 734 pesos por cada juego de local.

La información se dio a conocer luego de que el pleno del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) ordenó a la universidad transparentar todos los beneficios económicos que recibe por parte del Club Universidad Nacional A.C.; dicha respuesta había sido negada a un ciudadano que había realizado la solicitud a la UNAM.

Miguel Tovar/STF via Getty Images

Durante la discusión del caso, la UNAM entregó una copia del contrato de arrendamiento en el que se establece que el equipo Pumas debe pagar una renta mensual de 35 mil 468 pesos por el uso del estadio, así como un contrato de comodato, firmado desde enero de 1997, en el que la universidad concede el uso a título gratuito de una fracción de sus instalaciones deportivas en la denominada Fracción Sur Cantera.

Pagar: la nueva identidad Puma

Sin embargo, el INAI consideró que dicha información no resulta suficiente para resolver la solicitud contenida en el recurso de revisión 0929-17 ni tampoco sobre otro tipo de recursos económicos que el Club Universidad se comprometió a donarle a la UNAM desde que fue creado en 1975.

"De lo anterior se desprende que si bien los documentos puestos a disposición en la respuesta refieren la fórmula general para calcular los mismos, lo cierto es que la UNAM no dio cuenta de los beneficios económicos específicos que obtiene la universidad por el uso de las instalaciones del estadio Olímpico Universitario", explicó el comisionado ponente del INAI, Rosendoevgueni Monterrey Chepov.

En 2014, la revista Contralínea publicó un reportaje en el que se explica la manera en que el patronato de los Pumas no ha dado "un solo peso" a la UNAM por la explotación del nombre y el escudo deportivo de la institución, pese a las ganancias que genera el club de futbol.

Pumas

En los últimos años, el patronato privado del Club Universidad --que maneja al equipo de futbol arrendado por la UNAM-- ha estado integrado por personajes como los empresarios Carlos Slim (dueño de Grupo Carso), Emilio Lozoya Thalmann (padre del exdirector de Pemex), Rodrigo Ares de Parga (actual presidente del patronato y vicepresidente corporativo del Grupo Genomma Lab), Paola Rojas (conductora de Televisa), la familia Quintana o los hermanos Borja Navarrete, entre otros.

Los Pumas de la UNAM están cansados y dicen no a la violencia

Una operación que ha sido catalogada por académicos de la UNAM como una "privatización" del patrimonio universitario, luego de que el 11 de octubre de 2004 la Máxima Casa de Estudios del país celebró el primer convenio de licencia de uso de marcas con el equipo propiedad de "exalumnos distinguidos".

El equipo de futbol de la UNAM se privatizó en 1977 con la promesa de que toda ganancia sería dada a la institución. Sin embargo, esto nunca ocurrió.

"No ha habido ninguna aportación por parte del Club hacia la UNAM por concepto de superávit en sus cuentas", respondió la UNAM a Contralínea en el expediente F8443.

A pesar de que los Pumas pagan una ínfima renta por el uso del Estadio Olímpico de CU, los dirigentes del equipo decidieron aumentar los precios de manera significativa a partir de este año.

"En una época en la que cada vez más el poder económico es la vara con la que se mide en la sociedad, la dirigencia del patronato de los Pumas, que usa símbolos de la universidad más importante del país (y que es un ejemplo de inclusión y equidad en su comunidad estudiantil y académica) toma un camino diferente haciendo accesible su nueva ¿identidad? a un sector privilegiado y con capacidad para pagar 2 mil 250 pesos más que el abono general del palomar, cuyo costo anual es de 4 mil 950 pesos para los dos torneos de liga de 2017 sin opción para las liguillas si el equipo llega a clasificar", escribió el periodista deportivo Ricardo Thomas para The Huffington Post México.

Académicos de la UNAM llaman a crear un frente intelectual contra Trump

También te puede interesar:

- Pagar: la nueva identidad puma