INTERNACIONAL

Rex Tillerson: el secretario de Estado de Estados Unidos que no quería serlo

En su gira por Asia, Tillerson declaró que él no buscaba ser secretario de Estado, Trump se lo ofreció y su esposa le dijo que debía tomar el puesto.

22/03/2017 6:51 AM CST | Actualizado 22/03/2017 11:16 AM CST
Kevin Lamarque / Reuters

Rex Tillerson tiene sin duda uno de los puestos más poderosos del mundo: secretario de Estado de Estados Unidos.

En Estados Unidos, el secretario de Estado es el principal asesor presidencial de asuntos exteriores y está encargado nada más y nada menos que de aplicar la política exterior del Presidente a través del Departamento de Estado y del Servicio Diplomático y Consular de los Estados Unidos.

Por si fuera poco, entre sus funciones también está negociar, interpretar y poner fin a tratados y acuerdos del país.

Durante su reciente gira por Asia, el ex director ejecutivo de la corporación petrolera ExxonMobil dijo en una entrevista con Independent Journal Review que "no quería este trabajo".

"No busqué este trabajo. Mi esposa me dijo que debía hacer esto", explicó.

A principios de diciembre de 2016, Tillerson se reunió con el entonces presidente electo para conversar sobre los problemas globales con los que trató como CEO de la petrolera estadounidense.

"Cuando me pidió al final de esa conversación que fuera secretario de Estado, quedé atónito", relató en entrevista durante su gira por el continente asiático.

Rex Tillerson reveló que cuando llegó a su casa y le contó a su esposa, ella le puso el dedo en la cara y le dijo: "Dios no ha terminado contigo".

A raíz de la respuesta de su esposa, los planes de Rex Tillerson cambiaron de manera drástica.

"Se suponía que me jubilaría en marzo, este mes. Iba a ir al rancho para estar con mis nietos", comentó el secretario sobre cómo sus planes cambiaron.

La gira de Tillerson en Asia no solo busca estrechar las relaciones de Estados Unidos con los países de ese continente.

La amenaza de Corea del Norte ha subido de tono, luego de que Pyongyang amenazara con probar este año un misil de largo alcance que podría alcanzar territorio estadounidense y de que el lunes 6 de marzo de 2017 lanzara cuatro misiles balísticos que volaron en torno a unos 1,000 kilómetros antes de caer al Mar del Este (Mar de Japón), en aguas de la Zona Económica Especial (EEZ) nipona.

El viernes 17 de marzo, en su reunión con el presidente en funciones de Corea del Sur Hwang Kyo-ah, el secretario Tillerson habló de Corea del Norte y advirtió que si toma medidas que pongan en peligro a Corea del Sur o a las tropas estadounidenses establecidas en ese territorio, "recibirá una respuesta adecuada".

"Si ellos aumentan la amenaza de su programa de armamento a un nivel que creamos que haga necesaria la acción, esa opción está sobre la mesa", dijo Tillerson.

El domingo, el secretario se reunió con el presidente chino Xi Jinping para fortalecer las relaciones entre China y Estados Unidos y para preparar la reunión que sostendrán en dos semanas el presidente Donald Trump con el mandatario chino, en Florida.

También te puede interesar:

Reforzar frontera sur de México, la conclusión de la reunión Videgaray-Tillerson

Presidente Trump: este el tema que sí puede negociar con Corea del Norte

Corea del Norte lanza al mar cuatro misiles balísticos

Tillerson: el secretario de Estado que no 'quería' serlo