ESTILO DE VIDA

Si no te gusta tu nariz, échale la culpa a tus ancestros

No sólo es genética lo que hay detrás de su forma.

21/03/2017 9:45 AM CST | Actualizado 22/03/2017 7:38 AM CST

Getty Images/iStockphoto

No importa si la tienes larga y aguileña o pequeña y ancha, lo más probable es que tengas que agradecer la forma de tu nariz al clima en el que vivieron tus ancestros.

Nuevas investigaciones antropológicas han encontrado que la forma de la nariz se debe a la selección natural y su respuesta a la temperatura y humedad del medio ambiente local.

Para el estudio, publicado en el diario PLOS Genetics, investigadores de Irlanda, Bélgica y Estados Unidos utilizaron imágenes 3D para recolectar las medidas de narices en cerca de 500 participantes descendientes del sur y este de Asia, África Occidental y Europa septentrional.

Los investigadores analizaron medidas específicas incluyendo el largo de la nariz, el ancho de las fosas nasales y la distancia entre las mismas, así como el área total que cubre la nariz. Después, compararon estas medidas con las temperaturas locales y humedad en varias zonas geográficas. Los resultados revelaron que el ancho de las fosas nasales está fuertemente relacionado con el clima. Las fosas nasales anchas se encontraron en lugares más cálidos y en áreas húmedas, mientras que las narices pequeñas son más comunes en áreas frías y secas.

Esto hace sentido, considerando que una de las funciones principales de la nariz es filtrar y acondicionar el aire inhalado antes de llegar al tracto respiratorio. El aire debería ser húmedo y cálido cuando entra al cuerpo, y las narices pequeñas pueden ser más efectivas en condiciones frías y secas. Por lo tanto, las personas en climas más fríos que tenían narices pequeñas pudieron sobrevivir de forma más fácil y reproducirse que aquellas con fosas anchas. Así, las personas más alejadas al ecuador evolucionaron con narices pequeñas.

Los descubrimientos abonan a la teoría desarrollada en 1980 y conocida como "La regla de Thomspon", que sugiere que las narices largas y pequeñas aparecen en zonas frías, mientras que las cortas y anchas son más fácilmente encontradas en áreas húmedas y calientes.

Esa pancita en verdad está afectando a tu salud

"El vínculo entre la forma de la nariz y el clima se ha sospechado desde hace tiempo y su correlación entre la forma y el clima se ha demostrado con anterioridad, varias veces, pero utilizando la forma de un cráneo humano", contó al Huffington Post el líder de la investigación y antropólogo de Penn State Mark Shriver. "Hemos expandido esta evidencia estudiando la variación en la nariz externa y la variación genética de la misma, mismas que no habían sido investigadas mucho debido a los retos meteorológicos".

Puede ser difícil determinar si estos tipos de efectos sean el resultado de un proceso de cambio genético aleatorio – lo que los científicos llaman "genetic drift" – o si han sido causados, en su lugar, por selección natural. Pero las diferencias observadas fueron más grandes que lo que puede ser explicado por una variación aleatoria, sugiriendo que "la supervivencia del más apto" jugó un papel importante.

"La nariz está relacionada con el clima en un grado tan importante en el que la fuerza de la evolución lo determinó por sí sola, pero no tanto como el color de piel", dice Shriver. "Y no todas las variaciones en las narices de la población se deben al clima".

La selección sexual puede también ser un factor, con las personas eligiendo parejas potenciales pues les parece que las narices pequeñas o más largas son más atractivas. Hay una gran probabilidad de que nuestras ideas sobre la belleza van de la mano con lo bien que una nariz en particular se desarrolla en su medio ambiente, aseguran los expertos.

Las implicaciones de los descubrimientos se extienden más allá de mejorar nuestro entendimiento del por qué nuestras narices se ven así. Los antropólogos han estudiado cómo las características como el color de pelo, color de piel y la forma de la cara evolucionaron de forma diferente entre culturas y regiones geográficas en orden de mejorar el entendimiento como los riesgos de ciertas enfermedades varían de forma cultural.

Este artículo se publicó originalmente en el Huffington Post.

También te puede interesar:

- El mundo no acaba con un estallido... sino con una bacteria multirresistente

- Estas características podrían decirte si serás calvo

- Estos 9 consejos de alimentación te cambiarán la vida