MÉXICO

Lo que queda "volando" en el nuevo Modelo Educativo

Claridad en el presupuesto y en las responsabilidades de todos los actores, algunos de los pendientes.

21/03/2017 4:00 AM CST | Actualizado 21/03/2017 4:00 AM CST
Caiaimage/Robert Daly via Getty Images

Desde el primer día de su gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto anunció una gran transformación educativa, la cual ha intentado poner orden en el desastre administrativo que se tenía, como, por ejemplo, no saber si quiera cuántos maestros había en la nómina magisterial.

"Teníamos un desastre administrativo, porque no sabíamos ni cuántos maestros había en la nómina magisterial, teníamos un problema aun peor de corrupción, la reforma ha ido avanzando en ir agotando esos espacios.

"Para poder implementar una reforma educativa, creo que lo primero que teníamos que hacer era en la ministración de los recursos destinados al sector educativo y establecer reglas para terminar con una práctica terrible de corrupción de la venta y la herencia de plazas", dice Marco Fernández, profesor de la escuela de gobierno del TEC de Monterrey e investigador de México Evalúa.

The Huffington Post habló con el especialista para saber cuáles son las virtudes y las dudas que deja el nuevo Modelo Educativo del Gobierno Federal, presentado el pasado 13 de marzo.

Aún en vilo nuevo modelo educativo en México

Para el especialista hay "un problema serio" en lo que se ha llamado nueva gobernanza del sistema educativo.

"No hay una definición de qué le toca a quién, empezando por los distintos niveles de gobierno.

"Entiendo perfectamente que esto es una tarea de mucho tiempo que enfrenta, además, el problema de gobernanza, porque no delinea claras responsabilidades, no establece con reglas el dique de lo que pueden y no hacer los actores del sistema educativo y no le pone al Sindicato (de los trabajadores de la Educación) frenos claros, ese capítulo está lleno de vaguedades."

Critica además que no hay una propuesta específica sobre modificar el reglamento de trabajadores de la educación, que data de hace más de 70 años, y en el que "se tendría que estar precisando qué puede hacer cada uno de los actores del sistema educativo".

"Hasta dónde puede llegar un director o un subdirector, que se pongan diques, por ejemplo, cuando haya la tentación de un director de cerrar una escuela, porque los llaman para unirse a una huelga o para llevar a los alumnos como adorno a eventos gubernamentales."

SIN PRESUPUESTO CLARO DE OPERACIÓN

Para Fernández se debe dejar claro cómo le van a entrar los gobiernos estatales en términos presupuestales y en qué parte de la implementación del nuevo modelo "van a entrar para realmente coadyuvar a la formación docente."

También señala que hasta el momento no se ha dicho si en la propuesta va a haber presupuestos multianuales que garanticen los recursos para echar a andar el modelo.

"No queda claro que estén los recursos ahorita, en el corto plazo, para empezar en esa materia."

Asimismo, señala las contrariedades en algunos de los puntos que intenta impulsar el nuevo modelo, los cuales han visto disminuidos sus recursos este año.

"Lo mismo en el idioma inglés, por supuesto que es una necesidad del siglo 21, pero de entrada le recortan para este año 3.2% de su presupuesto. Los maestros que existen claramente son insuficientes, hay 50 mil maestros para 226 mil escuelas que enseñan inglés y, aparte, los maestros evaluados por parte del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación que se suponen que están enseñando inglés, demostraron en más del 50 % evaluaciones deficientes."

Este año hubo un recorte del 39.5% para formación docente.

MALA FORMACIÓN

El secretario de Educación, Aurelio Niño, ha señalado que el nuevo Modelo Educativo es un plan a 20 años, pero, para Fernández, en el corto plazo hay un reto mayúsculo porque no hay suficientes docentes.

Credibilidad del gobierno, el mayor obstáculo del Nuevo Modelo Educativo: Nuño

En el caso de las computadoras (otro de los puntos que impulsa el nuevo modelo), la Auditoría Superior de la Federación demostró en el 2015 que el programa "fue un desastre, porque no fue acompañado de una estrategia de formación de los docentes", explica el investigador.

Micompu.mx, otra pifia de la SEP.

"Gastamos mal, no formamos a los docentes para usar bien las computadoras y, para este año, el recorte fue en todo el presupuesto para el programa de inclusión y alfabetización digital."

EL ÚLTIMO GRAN RETO

El último gran reto que tiene el modelo, dice Fernández, es que va a empezar hasta el próximo año, cuando ya se acabó el sexenio.

Ante ello, la gran duda es cómo lo vamos a proteger para que, independientemente del partido que llegue al poder en diciembre de 2018, éste no tenga la tentación de tirarlo por la borda.

"Observo la complejidad política, principal y lamentablemente política, de ir transformando un sistema de esta naturaleza, entiendo que, en este sentido, los cambios van a ser poco a poco, porque no fue de la noche a la mañana que se hicieron estas redes de corrupción tan nocivas para el país.

"Necesitamos una ciudadanía mucho más exigente para transformar la educación. Necesitamos padres mucho más participativos, por una parte, que acompañen a los docentes en la labor de la educación de sus hijos y que se agarren los pantalones para poder ser exigentes en rendición de cuentas, de cómo se administran los recursos en las escuelas de sus hijos."

UNA PROPUESTA AMBICIOSA

Pero para el experto no todo es negro, reconoce que la propuesta --en términos pedagógicos-- es ambiciosa y consistente con las necesidades del siglo 21. "En el sentido de enfatizar la capacidad crítica y analítica de los alumnos mas que la memoria. En tratar de desarrollar otras habilidades del conocimiento, como el idioma inglés, aprender a utilizar correctamente la tecnología en el aprendizaje de los niños y de los jóvenes."

Admite que también es acertada en el sentido de reconocer las habilidades socioemocionales que tienen impacto sobre el desempeño académico y personal de los alumnos, como han demostrado diversos estudios internacionales.

Patrocinado por Corona