INTERNACIONAL

La visita incómoda de la canciller alemana Angela Merkel a Washington

Pero al parecer, ella está acostumbrada.

17/03/2017 1:58 PM CST | Actualizado 17/03/2017 4:01 PM CST
Pool via Getty Images

Hasta parecía que el universo no quería que esta reunión se llevara a cabo. La canciller alemana Angela Merkel debía viajar a Washington para reunirse con el presidente de Estados Unidos Donald Trump el martes, pero la tormenta de nieve Stella, que afectó a gran parte de la costa este de EU, pospuso la visita hasta el viernes.

Donald Trump recibió en la Casa Blanca a la canciller alemana poco antes de mediodía, pero desde temprano millones esperaban con ansias la reunión de estos dos puesto que últimamente, la relación entre ambos líderes no atraviesa su mejor momento.

Durante la campaña electoral, Trump criticó a Merkel de "arruinar a Alemania" por acoger a tantos refugiados. "Creo que cometió un error catastrófico al acoger a todos esos ilegales, permitir que entraran tantas personas de donde fuera que vinieran", dijo Trump poco antes de tomar posesión.

Por su lado, Merkel rechazó abiertamente el veto migratorio de Trump tras firmar la primera orden ejecutiva que prohibió la entrada a EU a viajeros y refugiados provenientes de países de mayoría musulmana.

"La canciller lamenta el veto de EU contra refugiados y ciudadanos de varios países", dijo entonces un vocero de la canciller. "Ella está convencida de que, aunque es necesario combatir el terrorismo, eso no justifica poner bajo sospecha a personas con ciertos antecedentes o religiones", explicó.

El presidente de Estados Unidos recibió a la canciller alemana de manera calurosa, pero a medida que la reunión avanzó, la tensión aumentó.

En una sesión fotográfica en la Oficina Oval, momento antes de la conferencia de prensa conjunta, Donald Trump se rehusó a estrechar la mano con la canciller, aun cuando los fotógrafos lo sugirieron y hasta la misma Merkel parece preguntarle al presidente de EU si debían darse la mano para los medios.

Durante la conferencia de prensa, los mandatarios abordaron temas como comercio exterior y la OTAN. Donald Trump agradeció a Merkel por el esfuerzo de apoyar a las tropas estadounidenses en Afganistán.

Merkel inició su discurso diciendo que era mejor "hablar el uno al otro, que hablar sobre el otro" y aunque el tono del discurso fue muy diplomático, las expresiones de Donald Trump delataron su incomodidad.

SAUL LOEB via Getty Images

Poco antes de concluir la conferencia de prensa y tras la pregunta de un reportero alemán sobre la supuesta intervención a los teléfonos de Trump durante la campaña electoral por órdenes de Obama, el presidente de Estados Unidos, incómodo por la pregunta del reportero, no dejó pasar la oportunidad para soltar un chiste que terminó de incomodar el ambiente.

Irritado, Trumpcontestó que las intervenciones telefónicas eran algo que tanto Merkel como él tenían en común. Refiriéndose a la información de la Agencia de Seguridad Nacional que filtró Edward Snowden años atrás, en la que se revelaba que la agencia había intervenido las comunicaciones de la canciller.

Pero al parecer, esto no será tan relevante para la canciller que en todo momento se mostró tranquila, aún cuando el comentario la tomó desprevenida. "Está acostumbrada a tener reuniones incómodas", le dijo la experta en políticas alemanas y trasatlánticas, Constanze Stelzenmueller, a McClatchy previo a la reunión.

También te puede interesar:

- Donald Trump compara los polémicos reportes rusos con la Alemania nazi

- El pleito Trump-Obama no para, ¿Obama intervino su teléfono?

- FBI pide al departamento de Justicia de EU rechazar acusación de Trump a Obama

Patrocinado por Corona