INTERNACIONAL

Estadounidenses se oponen cada vez más a políticas antiinmigratorias de Trump

Prefieren que a los inmigrantes indocumentados se les otorgue un estatus legal a que sean deportados, revela encuesta.

17/03/2017 11:17 AM CST | Actualizado 17/03/2017 1:01 PM CST
John Moore via Getty Images

Uno de los temas centrales de la administración de Donald Trump es la inmigración. Desde su campaña electoral prometió deportar a millones de indocumentados y construir un muro en la frontera sur para evitar su entrada.

Durante los primeros días como presidente de Estados Unidos firmó una orden ejecutiva para poner ambos planes en acción, lo cual resultó en una serie de redadas en decenas de ciudades de Estados Unidos durante las cuales detuvieron y separaron de sus familias a miles de inmigrantes indocumentados, muchos de los cuales esperan en centros de detención a ser deportados.

Sin embargo, la mayoría de los estadounidenses no están de acuerdo con estas políticas antiinmigratorias y consideran que los esfuerzos de la administración deberían enfocarse en regularizar el estatus de los inmigrantes que trabajan en EU, reveló una encuesta de CNN publicada este viernes.

La encuesta demuestra que más estadounidenses prefieren acoger a los inmigrantes que expulsarlos de su país. En vez de desarrollar un plan para evitar que inmigrantes indocumentados entren a Estados Unidos, el gobierno debería planear una estrategia para permitir que los trabajadores inmigrantes con estatus irregular se conviertan en residentes legales, prefirieron 60 por ciento de los encuestados.

Este misma pregunta se realizó en dos ocasiones anteriores y la respuesta actual demuestra que 9 por ciento más apoyan esta moción, en comparación a la encuesta realizada en septiembre de 2016 y 11 por ciento más frente a la de diciembre de 2015.

En febrero, el departamento de Seguridad Nacional publicó una serie de lineamientos para llevar a cabo la orden ejecutiva antiinmigratoria de Trump. De acuerdo al documento, la prioridad son los inmigrantes que han cometido algún delito. Sin embargo, bajo la nueva orden son consideradas un delito algunas faltas como vivir en Estados Unidos con un estatus irregular y violar las leyes de tránsito, entre otras cosas.

Según el sondeo, 78 por ciento de los encuestados consideran que los inmigrantes indocumentados acusados de crímenes en Estados Unidos deberían ser enviados de regreso a su país de origen. Sin embargo, más de la mitad de los encuestados también consideran que los planes de deportación terminarán expulsando a gente que no ha cometido crímenes serios.

En conclusión, 90 por ciento está a favor de que el gobierno le de una oportunidad a los inmigrantes que llevan viviendo varios años en Estados Unidos, tienen un trabajo, hablan inglés y están dispuestos a pagar de regreso cualquier impuesto que deban. Solamente 9 por ciento se opuso a esta propuesta.

También te puede interesar:

- El sistema de inmigración 'basado en el mérito' que anhela Trump tiene doble filo

- Nuevas reglas de inmigración en EU permiten detener a prácticamente cualquier indocumentado

- Agentes fronterizos piden identificación a pasajeros en vuelo nacional en EU