INTERNACIONAL

Tribunal europeo da un 'revés' al uso del velo islámico en el trabajo

Para el Tribunal de Justicia de la UE, el despido de Samira Achbita por usar velo no constituye 'una discriminación directa'.

14/03/2017 10:48 AM CST | Actualizado 14/03/2017 12:50 PM CST
Luke MacGregor / Reuters

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó este martes 14 de marzo una sentencia respecto al uso del velo islámico en el trabajo.

El tribunal europeo se promulgó respecto al caso de Samira Achbita, una trabajadora musulmana de la empresa G4S (con sede en Bélgica) que fue despedida por usar velo islámico.

RECUENTO DEL CASO

En 2003, Achbita comenzó a trabajar como recepcionista en G4S, que en ese momento tenía una regla no escrita de que los trabajadores "no podían llevar signos visibles de sus convicciones políticas, filosóficas o religiosas en el lugar de trabajo".

En abril de 2006, Samira Achbita comunicó a sus jefes su intención de llevar un pañuelo islámico durante su jornada laboral. La resolución del TJUE menciona que como respuesta, la dirección de G4S informó a la Sra. Achbita que "no se toleraría el uso de tal objeto por ostentar signos políticos, filosóficos o religiosos ya que era contrario a la neutralidad que la empresa se había impuesto seguir".

Después de un periodo de baja temporal por enfermedad, Achbita comunicó a sus superiores que reanudaría sus actividades, pero que en su regreso llevaría un pañuelo islámico. A partir de esto, el 29 de mayo de 2006, el comité de la empresa modificó el reglamento interno y estableció lo siguiente:

"Se prohíbe a los trabajadores llevar signos visibles de sus convicciones políticas, filosóficas o religiosas u observar cualquier rito derivado de éstas en el lugar de trabajo".

El 12 de junio de 2006, un día antes de que entrara en vigor la modificación al reglamento interno de la empresa, Samira Achbita fue despedida por su persistente voluntad de llevar el pañuelo islámico en su lugar de trabajo. Percibió una indemnización por despido equivalente a tres meses de salario y las "ventajas adquiridas en virtud del contrato de trabajo".

Achbita demandó la decisión de despedirla e impugnó primero ante el Tribunal Laboral de Amberes, Bélgica y luego ante el Tribunal Laboral Superior de la misma ciudad.

Después de que su denuncia fue rechazada en las primeras dos instancias, el Tribunal de Casación de Bélgica remitió el caso a la Corte de Luxemburgo para fijar una posición.

El dictamen recientemente publicado estableció que el caso de Samira Ahbita "no constituye una discriminación directa por motivos de religión o convicciones", como alegaba Achbita, y que trata por igual a todos los trabajadores de la empresa, imponiendo de forma general e indiferenciada, una neutralidad indumentaria.

El dictamen concluyó que "el deseo de un empresario de ofrecer una imagen neutra ante sus clientes está vinculado a la libertad de empresa, reconocida en el artículo 16 de la Carta, y tiene, en principio, un carácter legítimo, en particular cuando el empresario sólo incluye en la persecución de esa finalidad a los trabajadores que, en principio, van a estar en contacto con sus clientes".

LO QUE SIGUE

Esta sentencia histórica del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, seguirá dando de qué hablar, ya que la prohibición del velo islámico podría ser legal en determinadas ocasiones e ilegal en otras, dependiendo de lo que establezcan los jueces nacionales para cada caso en particular.

También te podría interesar:

- Mujer es encarcelada por no usar velo en Arabia Saudita

- La ultraderecha está de moda en Europa

- En Francia las mujeres son libres

Contenido Patrocinado