INTERNACIONAL

Geert Wilders: el 'Trump holandés' que podría ser primer ministro

La elección en Holanda ha acaparado la atención de toda Europa por el ascenso de la extrema derecha.

14/03/2017 2:03 PM CST | Actualizado 14/03/2017 4:04 PM CST
Michael Kooren / Reuters

El miércoles 15 de marzo de 2017, los holandeses irán a las urnas para escoger a los partidos que los representarán en el Parlamento, compuesto por 150 escaños.

Los favoritos en los comicios son el Partido Popular para la Libertad y la Democracia (VVD), partido del actual primer ministro, y el Partido de la Libertad (PVV).

La elección en Holanda ha acaparado la atención de toda Europa por el ascenso del Partido de la Libertad (PVV) y su polémico líder Geert Wilders.

Wilders es parte de la extrema derecha europea que culpa de todos los males a los migrantes, principalmente a los musulmanes.

Uno de los hechos que más ha explotado este político se remonta al 11 de febrero de 2009, cuando el Reino Unido le negó la entrada por considerar que sus opiniones sobre el islam comprometían "el orden público y la seguridad nacional", luego de que el político holandés había sido invitado por la cámara alta para presentar su documental Fitna, un polémico filme sobre el Corán y el terrorismo.

Los tres grandes pilares de sus críticas son el Islam, los migrantes y la Unión Europea.

SU GRAN ENEMIGO: EL ISLAM

En 2011, luego de ser absuelto de los cargos de incitación al odio y discriminación por calificar al Islam de ideología peligrosa, Geert Wilders declaró que "la islamización de nuestras sociedades es una amenaza para nuestra libertad. Y yo puedo decirlo".

Para Wilders sus ideas se enmarcan en el "debate público sobre la sociedad multicultural".

Tres años después, Wilders fue procesado nuevamente por incitación al odio y discriminación por animar a sus seguidores a "limpiar de marroquíes" el país.

"Digo lo que piensa todo el mundo, es decir, queremos menos marroquíes y menos Islam".

Wilders también declaró que el Islam es "una ideología violenta y totalitaria contraria a los valores holandeses".

LOS OTROS CULPABLES: LOS MIGRANTES DE EUROPA DEL ESTE

Nos remontamos unos años atrás.

En 2012, el político de extrema derecha abrió un buzón de quejas contra los migrantes de Europa del Este que viven en Holanda, provenientes de países como Bulgaria, Rumania y Polonia.

"¿Le molestan los disturbios, falta de integración y civismo de los trabajadores búlgaros, rumanos y polacos llegados a Holanda? ¿Ha perdido su empleo por culpa de uno de ellos? Cuéntenoslo".

El periódico El País informó que aunque no había forma de comprobar la cifra, según Wilders llevaban ya 41,000 denuncias de holandeses perturbados por la "avalancha de extranjeros de Europa Central y del Este".

Robert Pratta / Reuters
Marine Le Pen, líder del partido político del Frente Nacional de Francia, besa a Geert Wilders, presidente de PVV durante el congreso de extrema derecha del partido francés en Lyon, Francia, 29 de noviembre de 2014.

LA PROMESA RECURRENTE: SALIR DE LA UNIÓN EUROPEA

Su repulsión a la Unión Europea, se dejó entrever en un discurso de 2014 en el que dijo que los holandeses no tendrían "que pagar miles de millones a Bruselas y a países débiles del sur de Europa".

"Nos podríamos ahorrar miles de millones liberándonos de las regulaciones europeas, podríamos acabar con la inmigración masiva y dejar de pagar cheques a, por ejemplo, búlgaros y rumanos".

De acuerdo con algunos sondeos citados por El Mundo, 53% de la población quiere un referéndum para consultar si Holanda permanece o sale de la Unión Europea y calcula que si el día de hoy se realizara la consulta, el 44% votaría a favor de permanecer en la Unión Europea, mientras que el 43% lo haría en contra.

Una encuesta reciente de Peil.nl, predice que el Sr. Wilders ganará 22 escaños y el primer ministro Rutte obtendrá 24, una cifra por debajo de los 76 escaños necesarios para formar una mayoría.

La credibilidad de las encuestas ha disminuido, principalmente después de las elecciones en Estados Unidos, así que tendremos que esperar para saber con certeza cómo se posicionará el partido de Geert Wilders.