MÉXICO

El Solecito que busca desaparecidos en Veracruz

Ellas son las madres que hacen la labor de las autoridades.

13/03/2017 9:40 AM CST | Actualizado 13/03/2017 12:38 PM CST
Facebook.
Imagen compartida en el perfil de Colectivo Solecito de Veracruz.

El hijo de Lucía fue secuestrado hace tres años y medio y, desde entonces, lo busca cada día. Tras acudir a todas las autoridades y no obtener ni una respuesta, Lucía decidió hacerlo por su cuenta.

Poco a poco, ante la falta de sensibilidad, pero sobre todo de labores de investigación por parte de las autoridades de Veracruz, se le fueron sumando otras madres de desaparecidos que decidieron salir a buscar a sus hijos e hijas que no regresaron.

De esta forma nace Colectivo Solecito, un grupo de madres que, con sus propios recursos, busca echar luz al menos sobre 100 casos de desaparecidos y desaparecidas en la entidad.

"Es un colectivo de madres, son más de 100 casos, porque las autoridades dejaron simplemente de hacer su trabajo, lo hicieron a un lado, están cobrando por él, pero no lo llevan a cabo. Nos toca a la sociedad civil tomar lo que le corresponde a las autoridades y hacerlo", cuenta Lucía Díaz, fundadora del movimiento, en entrevista radiofónica.

Para financiar sus pesquisas, el colectivo se allega de recursos con la venta de ropa usada y organizando rifas.

La semana pasada, Solecito hizo el hallazgo de 249 cuerpos en una fosa clandestina ubicada en la zona conocida como Colinas de Santa Fe, a 15 minutos del centro del puerto de Veracruz.

"El tema es inaudito hoy en día, en una ciudad de la importancia de Veracruz, está (la fosa) a 15 minutos del centro, antes los ojos o, posiblemente, con la participación de las autoridades, porque es imposible imaginarlo de otra manera.

"En Latinoamérica debe ser el hallazgo más grande de fosas clandestinas", señala Díaz.

Te puede interesar:

Veracruz tiene pendiente otro tema... y no es Javier Duarte

Veracruz en las últimas horas: 244 restos en una fosa clandestina, enfrentamientos y más muertos

Veracruz al rojo vivo: la fallida llegada de la Gendarmería al estado

Patrocinado por Corona