NEGOCIOS

México tendrá otra bolsa de valores en la que sí caben empresas más pequeñas

La nueva bolsa de valores buscará sumar a 55 empresas al mercado de valores en 3 años.

09/03/2017 5:00 AM CST | Actualizado 09/03/2017 4:35 PM CST
Rawpixel via Getty Images
La nueva bolsa de valores empezará a funcionar en septiembre.

Una nueva bolsa de valores mexicana, que podría empezar a operaciones en septiembre, intentará seducir a empresas más pequeñas que las que actualmente cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), para que el número de emisoras crezca de 145 a 200 para 2020.

La Bolsa Institucional de Valores (BIVA), que espera recibir en los próximos días la concesión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), busca motivar a empresas medianas para que volteen a ver al mercado público como un socio comercial para su crecimiento.

"Tenemos algunos objetivos: de las 145 empresas que hay hoy, queremos coadyuvar al mercado, porque también la bolsa mexicana participa con su enorme esfuerzo de promoción, a que el número suba a 200 en 3 años", dijo Santiago Urquiza, presidente de Central de Corretajes (Cencor), el holding de la nueva bolsa.

Empresas que 'sacan raja' de las políticas antimigrantes de Trump

Y es que en México al menos 9,000 empresas cuentan con algún tipo de financiamiento, que les permitiría tener el tamaño y potencial para cotizar en la bolsa, sin embargo, hoy solo hay 145 emisoras, según datos de la BMV.

Para incrementar 37% el número de empresas cotizando en tres años, el plan de la nueva bolsa es logra bajar a 200 millones de dólares el valor promedio de capitalización de las empresas.

La capitalización promedio de la BMV de 2015 fue de 2 mil 957 millones de dólares con 136 empresas; en España, ésta es 217 millones de dólares, lo que permite que haya más de 3 mil 623 empresas que cotizan en bolsa, según datos del Banco Mundial.

"Y eventualmente queremos que haya un potencial para el mediano plazo de 500 empresas que puedan estar en la bolsa", dijo Urquiza.

Este es el anzuelo de Trump para retener empresas en EU

Peces gordos en el mercado mexicano

La Bolsa Mexicana de Valores tiene pocas empresas con alta capitalización del mercado, lo que la volvió un mercado muy concentrado.

"El valor de capitalización está asociado a un grupo empresarial y más del 70% a los 6 más importantes. Salvo por variaciones menores en el número de emisoras y la volatilidad en el precio de las acciones, la concentración y la poca representatividad del Mercado no han variado mucho en décadas", se lee en un reporte de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles.

La empresa con la capitalización, que es el número de acciones por su precio, más grande es América Móvil, la empresa de Carlos Slim, el hombre más rico de México, con 853 mil164 millones de dólares. Mientras que entre las más pequeña están Urbi (604 mdd) o Convertidora industrial (400 mdd).

Al bajar el nivel de capitalización, una empresa podría cotizar con menos acciones a menor precio.

"Queremos bajar el nivel de capitalización de las empresas para que haya más empresas que vean al mercado público como un socio comercial para su crecimiento", dijo Urquiza.

The Fearless Girl, la escultura que exige la equidad laboral en Wall Street

Las ventajas de una nueva bolsa

El principal atractivo de cotizar en una bolsa es que las empresas pueden incrementar sus flujos, el dinero para crecer, sin endeudarse.

Contratar deuda, quiere decir que los flujos que vas a generar los vas a tener que regresar porque en algún momento pagarás ese dinero. Si lo haces a través de capital, es dinero que va a permanecer dentro de la empresa", explica Iván Barona, director de GBMhomebroker.

"Al momento que la empresa quisiera crecer para tener más activos, tienes dos opciones: contratas deuda o metes capital. Contratar deuda, quiere decir que los flujos que vas a generar los vas a tener que regresar porque en algún momento pagarás ese dinero. Si lo haces a través de capital, es dinero que va a permanecer dentro de la empresa", explica Iván Barona, director de GBMhomebroker.

Sin deuda por medio no habría intereses ni plazos a pagar y, por otro lado, cotizar en la bolsa y convertirse en una empresa pública puede ayudar a dar un valor de referencia y ser más atractiva para inversionistas.

"Una vez que la empresa es pública, la compra y venta de las acciones con un mercado maduro y de muchos participantes, ayuda a que eso precios sean más reales, más ejecutables, y diario habrá una evaluación sobre tu empresa; también de esa manera puedes acceder a posteriormente realizar adquisiciones o crecer de manera más importante", dijo Barona.

También te puede interesar:

Samsung podría mover empleos de México a EU: WSJ

Esta es el arma secreta de Trump para renegociar rápido el TLCAN

Fitch tiene a México entre ojos por bajo crecimiento y mayor deuda