UN MUNDO MEJOR

Empresa migrante crece con sus empleados de la mano

Empezó con 4 trabajadores inmigrantes, ahora son 15.

09/03/2017 7:52 PM CST | Actualizado 09/03/2017 10:04 PM CST
AG

Migrantex es la empresa que Jorge Barroso Segoviano fundó hace tres años, cuando regresó a México. Ahí fabrica espuma de látex, básica en la industria del calzado que también es utilizada en artículos deportivos y hasta en colchones.

"El inicio fue muy complicado, pero este producto ha tenido bastante aceptación. Hay que estudiar y trabajar muy duro. Simplemente en ventas, de 2014 a 2015 hay una diferencia al alza de 400%. Esto demuestra que la empresa va marchando".

La espuma de látex se utiliza en la industria cosmética y para fabricar fajas reductoras, cojines, guantes de portero y de box, entre otras cosas.

Migrantex es una empresa que inició con cuatro personas. Hoy da empleo a 15 y el proyecto busca crecer en la comunidad rural de San José del Clavel, León.

Barroso rechaza el prejuicio que existe sobre los migrantes, que no son personas de perfil rural y sin educación. Porque tanto él como sus socios tienen altos niveles académicos. Él, por ejemplo, es maestro en Ciencias Políticas y Administración por la Universidad del Norte de Illinois.

En Estados Unidos conoció a otros paisanos, con quienes organizó el Club de Emprendedores de Guanajuato. Todos bilingües y académicamente instruidos.

"La idea la teníamos clara: buscar y capitalizar oportunidades de inversión, porque queríamos canalizar el impacto de las remesas en nuestras comunidades de origen, y así hacer la diferencia en la vida de la gente".

A sus 36 años ya concretó el proyecto ideado con sus socios con apoyo de los gobiernos estatal y federal, bajo el esquema Tres por Uno.

Su idea es generar los empleos suficientes para comunidades rurales cercanas a la empresa. Incluso, Migrantex daría empleo a los guanajuatenses deportados por Trump.

"Migrantex es una empresa rentable, pero estamos comprometidos con una cosa: con la generación de empleos. Vamos a contratar a la gente que sea deportada por las políticas de Donald Trump, no nos vamos a dejar".

Con empeño

  • Jorge Barroso se fue de Guanajuato a los 22 años como estudiante y vivió en los suburbios de Chicago, donde durante 12 años estudió el bachillerato, la licenciatura y una maestría en Ciencias Políticas y Administración. El guanajuatense trabajaba como mesero para mantenerse.
  • Por sus buenas calificaciones y jugando futbol logró becas para concluir sus estudios en la Universidad del Norte de Illinois.
  • Originario del municipio de Romita, Barroso también es un activista que lucha por los derechos de los mexicanos en EU, principalmente con la Oficina de Atención al Migrante Guanajuatense.