INTERNACIONAL

Donald Trump sí se reunió con el Embajador de Rusia en EU

Lo negó tantas veces, pero el día 27 de abril del 2016, Trump tuvo un encuentro con Sergey Kislyak en D.C.

07/03/2017 6:14 PM CST | Actualizado 07/03/2017 6:54 PM CST
Brian Snyder / Reuters

El presidente Donald Trump y sus asesores, en decenas de ocasiones, negaron que los colaboradores de campaña de Trump y otros asociados tuvieran contacto con funcionarios rusos.

Al parecer sus negaciones no eran ciertas. Por lo menos cinco miembros de su equipo se reunieron con el embajador ruso Sergey Kislyak antes de que Trump asumiera oficialmente su cargo.

La portavoz de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders trató de mitigar la espiral de la situación la semana pasada, diciendo a los periodistas que el principal problema era que Trump mismo nunca había conocido a ningún funcionario del gobierno ruso durante la campaña.

"El punto importante aquí es que el propio presidente sabe cuál fue su participación, y eso es cero", dijo Huckabee Sanders el 3 de marzo. "Y creo que él es la persona principal que debería ser responsable, y él no tuvo interacción, y yo creo que eso es en lo que la historia debe centrarse".

Pero según un informe del 13 de mayo de 2016 publicado en The Wall Street Journal por AmericaBlog, Trump tuvo al menos alguna interacción con Kislyak el 27 de abril, justo en medio de la temporada de campaña.

El encuentro ocurrió justo antes de que Trump pronunciara un discurso de política exterior en el Hotel Mayflower en Washington, D.C.

The Wall Street Journal publicó:

"Creo que es posible, absolutamente posible, aliviar las tensiones y mejorar las relaciones con Rusia, sólo desde una posición de fuerza", dijo Trump en un discurso de política exterior en el Hotel Mayflower de Washington en abril. "Algunos dicen que los rusos no serán razonables. Tengo la intención de averiguarlo."

Unos minutos antes de hacer esas observaciones, Trump se reunió en una recepción VIP con el embajador de Rusia en los Estados Unidos, Sergey Ivanovich Kislyak. Donald Trump saludó calurosamente al Embajador Kislyak y a otros tres embajadores extranjeros que acudieron a la recepción.


No está claro lo que Trump y Kislyak discutieron, ni cuán extensa era la interacción. El New York Times también mencionó recientemente que Kislyak había asistido al discurso de Trump. Dimitri Simes, presidente del Centro para el Interés Nacional, le dijo a la salida que simplemente había introducido Trump a Kislyak en una línea de recepción en el hotel:

Simes presentó a Kislyak con Trump en una recepción el pasado mes de abril en un discurso de política exterior organizado por su centro en el Hotel Mayflower en Washington. El Embajador Kislyak fue uno de los cuatro embajadores que se sentaron en la primera fila para el discurso del Donald Trump a invitación del centro.

Simes señaló que el Sr. Sessions, entonces un senador de Alabama, estaba allí, pero no se dio cuenta de si él y el embajador hablaban en ese momento.

Huckabee Sanders dijo el martes al Huffington Post que no había un verdadero encuentro con Kisylak.

"El National Interest acogió el discurso de la política exterior y la recepción previa al discurso de Donald Trump. Varios embajadores estaban presentes. Trump estuvo en la recepción durante unos cinco minutos y luego fue inmediatamente al podio ", dijo. "No tenemos ningún recuerdo de que él puede haber saludado en la recepción y no éramos responsables de invitar o vetar invitados. Afirmar que una "reunión" tuvo lugar es falso y extremadamente engañoso. "

Simes también dijo que no creía que hubiera habido tiempo para una extensa reunión entre Trump y el embajador.

"De todo lo que vi, cuando terminó la línea de recepción, el Servicio Secreto llevó a Trump a una zona de espera especialmente despejada detrás del estrado donde debía hablar", dijo el martes. No habría tenido oportunidad de hablar con Kislyak por separado. Después de que el discurso terminó, Donald Trump regresó a la zona de espera y luego salió del hotel sin ningún tiempo o formato para un encuentro privado con nadie. Una vez más, el Servicio Secreto manejó sus movimientos.

Trump no ha podido pasar de los vínculos de su administración con Rusia. Las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron que el gobierno ruso había interferido en las elecciones estadounidenses para ayudar a Trump a derrotar a la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton. Hasta el momento, no hay evidencia de connivencia entre el equipo de Trump y el gobierno ruso.

Sin embargo, la administración ha recibido golpes a medida que se publican informes de que algunos de los principales funcionarios de campaña del presidente se reunieron con funcionarios rusos, a pesar de negar que lo habían hecho. Michael Flynn dimitió como asesor de seguridad nacional en febrero sobre el tema, y el Procurador General Jeff Sessions recientemente prometió recusarse de las investigaciones del Departamento de Justicia sobre la intromisión de Rusia en la carrera presidencial después de que The Washington Post informó que se había reunido con el embajador de Rusia dos veces durante la campaña.

Durante su audiencia de confirmación, Sessions dijo a los senadores que "no tenía comunicaciones con los rusos".

Trump dijo a NBC News el 11 de enero que ningún miembro del personal de su campaña se había comunicado con funcionarios rusos.



También te puede interesar:

Latino nacido en EU encuentra su combi vandalizada con aerosol

El 'photobomb' de Clinton en la sorpresa de Trump

Guía esencial de supervivencia para un paladar mexicano ¡en Londres!

Patrocinado por Corona