INTERNACIONAL

Un nuevo récord que debería preocuparnos a todos: el nivel de hielo flotante en la Antártida

La diferencia con el mínimo histórico anterior es un área casi tan grande como Florida.

03/03/2017 12:18 PM CST | Actualizado 03/03/2017 1:18 PM CST
Andrew Mandemaker, vía Wikimedia

Desde hace 38 años se mantiene un registro de los niveles de hielo marino en la Antártida. El último registro no es nada de lo que debamos sentirnos orgullosos, sino por el contrario, es motivo de preocupación, ya que los niveles han alcanzado un mínimo histórico.

De acuerdo con el Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo, los niveles de hielo marino observados a finales de febrero de 2017 -una época del año en que el hielo en la Antártida está en su mínimo anual- no tienen precedentes.

El centro midió el área del océano cubierta por el hielo del mar y encontró que únicamente hay 2.13 millones de kilómetros cuadrados de hielo flotante alrededor de la Antártida.

¿QUÉ TAN MAL ESTAMOS?

Los datos que reporta el centro, y que recoge The Washington Post, no deben considerarse definitivos porque todavía podría haber ajustes. Sin embargo, el nuevo nivel registrado de hielo marino antártico, 2.13 millones de kilómetros cuadrados, es mucho menor que el mínimo anterior de 2.29 millones de kilómetros cuadrados registrado el 27 de febrero de 1997. La diferencia de 159 mil kilómetros cuadrados es equivalente a un área casi tan grande como la del estado de Florida, Estados Unidos.

Al parecer, el hielo podría bajar cuando las temperaturas más frías comienzan a regresar a la Antártida. Sin embargo, Mark Serreze, Director del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, le dijo al diario estadounidense que el margen es lo suficientemente grande como para que un récord sea inevitable.

"Va a ser un récord mínimo sin importar lo que suceda ahora, es sólo una cuestión de lo bajo que vamos", dijo Serreze.

Antes de este registro histórico, el hielo marino antártico había alcanzado un récord en octubre de 2014. Cecilia Bitz, experta en hielo marino de la Universidad de Washington en Seattle, explicó a The Washington Post que este comportamiento era una de las razones por las que, hasta hace poco, a los escépticos del cambio climático les encantaba señalar el comportamiento del hielo marino antártico para justificar su rechazo a la ciencia climática dominante.

La historia del hielo de la Antártida este año, dijo Bitz, no puede entenderse a menos que volvamos a mirar hacia septiembre y octubre del año pasado, cuando los niveles de hielo eran relativamente normales, pero de repente se hundió. "Pasamos de condiciones muy típicas a un mínimo récord en un período de dos meses, así que creo que es cuando debemos enfocarnos", dijo Bitz sobre los meses finales de 2016.

ALGUNAS EXPLICACIONES

Los científicos están investigando las razones que aplican este comportamiento en los niveles del hielo flotante en la Antártica. Cecilia Bitz y Gerald Meehl, del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica, se refieren a los cambios en el Océano Pacífico para explicar la inesperada expansión del hielo marino antártico entre 2000 y 2014, una tendencia que va en contra de las proyecciones del modelo climático.

De acuerdo con estos especialistas, la expansión fue una casualidad de la variabilidad natural en el océano más grande del mundo, lo que cambió la atmósfera de maneras que afectaron vientos en la Antártida (si los vientos soplan flotando hielo marino hacia el exterior del continente, el espacio vacío y el hielo antártico como un todo se expande).

Falta aún mucha información para entender qué está pasando. Sin embargo, este nuevo récord del nivel de hielo flotante en la Antártida, debería interesarnos a todos.

También te puede interesar:

Trump, una amenaza para la biodiversidad del planeta

Esta tortuga te hará reflexionar sobre cuánto le afecta al planeta que fumes en la playa

Un arma silenciosa en manos de casi toda la humanidad