INTERNACIONAL

Equipo de Trump enfrenta mayor escrutinio por lazos con Rusia tras nuevos informes

La presión crece para que el procurador general Jeff Sessions se desvincule de las investigaciones sobre este escándalo.

02/03/2017 8:47 AM CST | Actualizado 02/03/2017 9:06 AM CST
Getty Images

Una serie de revelaciones bomba ayer en la noche arrojó nueva luz sobre los posibles lazos de Donald Trump con el gobierno ruso durante el curso de su campaña presidencial y parece probable que aumenten los reclamos para que un fiscal especial investigue el asunto.

El New York Times informó que los funcionarios de inteligencia que trabajan para el gobierno de Obama se habían preocupado tanto por el alcance de la intromisión de Rusia en las elecciones y la evidencia de vínculos con la operación de Trump que comenzaron a dejar un rastro de pistas para futuros investigadores. Entre los puntos de datos que los habían asustado había una serie de reuniones que los afiliados de la campaña de Trump y el gobierno ruso supuestamente habían celebrado en las capitales europeas - reuniones que la Casa Blanca de Trump siempre ha negado.

Una hora más tarde, The Washington Post publicó su informe de que el Fiscal General Jeff Sessions habló dos veces el año pasado con el embajador de Rusia en Estados Unidos y no lo reveló a los legisladores durante su audiencia de confirmación de enero. Sessions había sido un sustituto superior de la campaña de Trump y un miembro de alto rango del influyente Comité de Servicios Armados del Senado. El periódico señaló que ningún otro miembro de ese Comité recordaba haber hablado con el embajador ruso.

Investigadores estadounidenses examinaron las comunicaciones de Jeff Sesiones con el diplomático ruso como parte de una investigación más amplia sobre los posibles vínculos entre la campaña de Trump y el gobierno ruso, informó el Wall Street Journal el miércoles.

Funcionarios del Departamento de Justicia dijeron al Washington Post que Sessions se reunió con el embajador Sergey Kislyak en su papel como miembro del Comité de Servicios Armados del Senado en lugar de como asesor de campaña de Trump. (El Washington Post no pudo identificar a un miembro del Comité que se había reunido con Kislyak el año pasado).

Jeff Sessions siguió el miércoles con una declaración: "Nunca me reuní con ningún funcionario ruso para discutir temas de la campaña. No tengo ni idea de qué se trata esta acusación. Es falso."

Los tres artículos alimentaron el fuego de una controversia que ha molestado a Washington y amenazó con descarrilar la agenda de la administración de Trump con apenas unos meses de su mandato. La Casa Blanca y la mayoría de los republicanos del Congreso hasta ahora han resistido algunos llamados para nombrar un fiscal especial para investigar el papel de Rusia en las elecciones. Sin embargo, el miércoles por la noche, la senadora Lindsey Graham (Republicana de Carolina del Sur) admitía que podría ser necesario un fiscal especial a la luz de la revelación del Procurador Sessions.

Graham: Si Jeff Sessions habló con un diplomático ruso, "entonces seguro que necesitas un fiscal especial"

El representante Adam Schiff, demócrata de alto rango en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo el miércoles que si Sessions se reunió con el embajador ruso durante la campaña y no lo reveló en su audiencia de confirmación, es "esencial" que él se retire de la investigación. "Esto ni siquiera es un llamado. Es un deber", dijo en un comunicado.

La líder de la minoría de la Cámara, Nancy Pelosi (Demócrata de California) acusó a Sessions de perjurio y le pidió que renunciara como Procurador General.

"Después de haber mentido bajo juramento al Congreso sobre sus propias comunicaciones con los rusos... Jeff Sessions no está en condiciones para servir como el máximo funcionario para hacer cumplir la Ley de nuestro país y debe renunciar", dijo la noche del miércoles. "Debe haber una comisión independiente, bipartidista y externa para investigar las conexiones políticas, personales y financieras de Trump con los rusos".

El experto en derecho constitucional Laurence Tribe, cuando se le preguntó el miércoles en Twitter por su opinión sobre si esto constituye un perjurio, respondió: "Me parece a mí que lo es: era una mentira conocida y deliberada hecha bajo juramento sobre un asunto claramente pertinente".

La manera en que el Departamento de Justicia procede de aquí será más clara en los próximos días. Un portavoz del Procurador Sessions insistió en que el ex senador no había mentido ante el Comité Judicial del Senado cuando dijo que no tuvo comunicación con los rusos durante la campaña. Pero ese portavoz no dio ninguna indicación de si Sessions continuará desempeñando un papel, si es que lo hay, en la investigación del FBI sobre el asunto. Hasta la fecha, Jeff Sessions ha sido ambiguo acerca de si se apartará y nombrará a un fiscal independiente para dirigir la investigación del Departamento de Justicia sobre presuntas comunicaciones entre los miembros del equipo de campaña del presidente y Moscú.

En el Capitolio, el Comité de Inteligencia del Senado tiene su propia investigación en curso e incluso antes de las revelaciones del miércoles, el Comité de Inteligencia de la Cámara anunció que también analizaría los lazos entre miembros del equipo de campaña de Trump y el gobierno ruso como parte de una investigación más amplia sobre la supuesta interferencia de Moscú en las elecciones de 2016.

El documento de seis páginas que resume todo el alcance de la investigación del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes permanece clasificado, dijeron el miércoles en la noche el Presidente del Comité Devin Nunes (Republicano de California) y Adam Schiff, miembro del mismo. Pero el comunicado dice que las pruebas se centrarán en las siguientes preguntas:

  • ¿Qué ciberactividad rusa y otras medidas activas se dirigieron contra los Estados Unidos y sus aliados?
  • ¿Las medidas activas rusas incluyeron vínculos entre Rusia y los individuos asociados a campañas políticas o cualquier otra persona estadounidense?
  • ¿Cuál fue la respuesta del gobierno estadounidense a estas medidas activas rusas y qué debemos hacer para protegernos a nosotros mismos y a nuestros aliados en el futuro?
  • ¿Qué posibles filtraciones de información clasificada ocurrieron relacionadas con la Evaluación de la Comunidad de Inteligencia de estos asuntos?

El esbozo de la investigación representa un compromiso entre los demócratas, que han presionado para obtener más información sobre posibles vínculos entre el presidente y el Kremlin, y los republicanos, que han tratado de minimizar la evaluación de la comunidad de inteligencia de que Moscú hackeó entidades demócratas con el objetivo de ayudar a Trump a ganar la elección presidencial. Nunes, un fervoroso partidario de Trump, advirtió el lunes sobre una "cacería de brujas" contra el presidente y Rusia y sugirió que el Comité se concentre en erradicar la fuente de fugas del gobierno, lo que ayudó a sacar el escándalo a la luz.

El Comité realizará entrevistas, tomará testimonio de testigos y revisará el material que apoyó la conclusión de enero de la comunidad de inteligencia de que la ciberactividad rusa estaba dirigida a impulsar las posibilidades de Trump de convertirse en presidente. También revisará los "estándares analíticos" de la comunidad de inteligencia e investigará las "filtraciones de información clasificada", según el comunicado.

Enlaces entre el equipo de Trump y Moscú ya han hundido un consejero superior. El teniente general retirado Michael Flynn se vio obligado a dimitir como asesor de seguridad nacional de Trump el mes pasado después de que The Washington Post revelara que había discutido las sanciones estadounidenses contra Moscú con el embajador ruso ante Estados Unidos antes de que Trump entrara en la Casa Blanca..

La investigación del Panel de Inteligencia de la Cámara se llevará a cabo junto con una investigación independiente por el Comité de Inteligencia del Senado. Pero los demócratas temen que los republicanos, que controlan ambas cámaras del Congreso, pudieran interrumpir las investigaciones.

"Se ha revisado y no hay evidencia de nada allí"Republicano Devin Nunes

Nunes, que era miembro del equipo de transición de Trump, ha rechazado de forma previa los lazos entre la campaña de Trump y los oficiales rusos de inteligencia. "Se ha investigado, y no hay evidencia de nada allí", dijo a los periodistas el lunes. Tanto Nunes como el senador republicano Richard Burr, que encabeza el Comité de Inteligencia del Senado, fueron reclutados por la Casa Blanca para refutar las noticias sobre las conexiones Trump-Rusia.

Además de los comités del Congreso y la investigación del FBI, demócratas y el senador John McCain (Arizona) pidieron un comité bipartidista para examinar el papel de Rusia en la campaña de 2016. Dicho comité daría a los demócratas una mayor capacidad para citar testigos y conservar los registros obtenidos en la investigación. Pero el liderazgo republicano había resistido esos llamados, argumentando que los comités de inteligencia eran los lugares adecuados.

Este artículo se publicó originalmente en The Huffington Post.

También te puede interesar:

Donald Trump 'no niega' que Rusia hackeó al Partido Demócrata

Trump se dirigirá al Congreso de EU y demócratas invitarán a inmigrantes como acompañantes

El duelo de Donald Trump contra la comunidad de inteligencia de EU