MÉXICO

De los helicópteros con despensas a Prospera, así la política social en México

Un vistazo a los programas sociales y cómo las decisiones ciudadanas funcionan en torno a ellos.

28/02/2017 5:00 AM CST | Actualizado 28/02/2017 10:22 AM CST

Sedesol

En un año en que Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz vivirán procesos electorales, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) asegura que los programas sociales tienen un blindaje a prueba de balas.

Así lo señaló el subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la dependencia, Javier García Bejos, en entrevista con The Huffington Post, en la que remarcó que los programas sociales no tienen dedicatoria, así como que en las elecciones del año pasado no hubo "ningún problema sobre la actuación de la Sedesol que judicializara ningún proceso electoral en ningún estado".

Habla además de los retos de la política social en el México, donde hay 50 millones de personas en condiciones de pobreza, y 11 millones en pobreza extrema.

"La gran tarea pendiente que tenemos en política social, desde el punto de vista del diseño de toda la política pública, es lograr garantizar que la primera población a la que estemos atendiendo y a la que estamos buscando ayudar sean a los pobres extremos.

"Lo primero que es inaceptable es que haya 11 millones de personas viviendo en pobreza extrema en México, debiéramos de encontrar en la política pública mucho mejores herramientas para eliminar la posibilidad siquiera de que cualquier niño que naciera en este país, quedara en esta condición."

Con casi 5 meses al frente de la subsecretaría, quien fuera secretario del Trabajo del Gobierno del Estado de México de 2013 a 2016 , señala que tiene un gran trabajo que hacer, pues "la política social no puede ser estática" y se deben reconocer temas que se han convertido fundamentales y que antes no lo eran.

"Hoy la política social se construye a partir de la visión propia que tiene el ciudadano sobre sus derechos, antes parecía que era motivada por asistencialismo, clientelismo, la realidad hoy es que la gente no cree que le estamos haciendo un favor, la gente entiende que tiene derechos y, por ende, el Estado tiene que actuar para que esos derechos los podamos cumplimenta, como dice la Constitución."

García Bejos admite que este cambio en la política social es el reto más grande por vencer.

"Tenemos que pensar diferente, tenemos que pensar no en la frialdad de los números, en las estadísticas ni las líneas de bienestar, sino en las historias que se escriben en los poblados, donde hay rezagos que lastiman muchísimo a la gente, donde los temas de salud, educación y carencia alimentaria, son temas que no desaparecen de un plumazo ni con un programa, necesitan que haya persistencia, estabilidad en las herramientas que usa el Estado, el gobierno para combatirlas."

Explica que el combate a la pobreza y la desigualdad convoca al ciudadano que recibe el apoyo, a las comunidades, a los tres órdenes de gobierno y a las organizaciones de la sociedad civil.

"Desgraciadamente el entorno mundial no ha sido el adecuado, sin embargo han crecido 2.3 millones de empleos a lo largo de la administración del Presidente Peña y éste es el cambio estructural más importante, porque ahí se arranca la pobreza de raíz cuando generas empleo formal."

Los apoyos sociales no deben verse como una ayuda o como un favor y, a decir del funcionario, la gente se ha vuelto más consciente y exigente con que se ejerzan los programas sociales como un derecho.

"Hoy la gente de menores ingresos, la gente con carencias, tiene mucha más información que antes, entonces antes percibían esta ayuda como una ayuda, hoy empiezan a entender que son sujetos y que son portadores de derechos, y esto hace que la gente piense hoy que el Estado tiene que ver por ellos, y me parece que la gente entiende eso en cualquier circunstancia, gobernada bajo cualquier partido político y en cualquier rincón del país y esto hace que el paradigma de la política social se tenga que mover un poquito y tengamos que pensar cómo empoderamos al ciudadano, que hoy es protagonista de su propia historia de cambio y de su propia lucha por vivir mejor.

Sedesol

"Hoy también participan en que esos derechos que tienen sean estables y son los primeros en cuando no funciona cómo pagamos la pensión para adultos mayores o Prospera, pues antes los ciudadanos quizá decían 'bueno, pues igual y ahora se les pasó', pero ahora 'no se les pasó', ahora conocen las reglas, los lineamientos y lo que exigen es que los atendamos bien."

Para García , desde su creación, hace 25 años, Sedesol ha ido ajustando el marco constitucional en el que opera los programa sociales.

"Cuando sabemos de qué tamaño es a lo que nos enfrentamos, tenemos que diseñar la política pública y hoy también tenemos en ese camino tecnología, gracias al trabajo que tenemos con el Banco Mundial, hemos desarrollado sistemas de información que nos permiten procesarla colonia por colonia, manzana por manzana, y encontrar que la pobreza tiene rostro, nombre, apellido, dirección y teléfono."

DE LOS HELICÓPTEROS CON DESPENSAS A PROSPERA

Para el subsecretario es necesario modificar las estrategias que se han utilizado para combatir la pobreza.

"Antes se decía que llenabas un helicóptero de despensas, entonces si había hambre, tirabas del helicóptero las despensas y a ver quién las cachaba en el pueblo donde tenían hambre. Hoy la realidad es que ni hay helicópteros ni hay ese tipo de visiones sobre las política social, pues hoy tiene beneficiarios que podemos identificar claramente y esto nos permite pensar que estamos siendo óptimamente eficientes al destinar recursos y diseñar programas en política social.

"En el país hay 30 millones de mexicanos que son beneficiarios del programa de Prospera, el cual es un programa de transferencias condicionadas, en el cual lo que se busca es que tengamos niños que van a la escuela, que van a los centros de salud, y familias completas que están cumpliendo con un protocolo para poder ser beneficiarios".

Pero, cómo garantizar el blindaje de estos programas en año electoral.

"Institucionalmente hoy todas las prácticas de blindaje electoral que lleva a cabo la Sedesol son prácticas que están hechas a prueba de balas, el año pasado hubo 16 elecciones en 16 estados y no hubo ningún problema sobre la actuación de la Sedesol que judicializara ningún proceso electoral en ningún estado, esto habla de la responsabilidad que tiene hoy esta Secretaría con la transparencia y la rendición de cuentas.

"Hay otra herramientas que son fundamentales, como los contralores sociales, los contralores ciudadanos que están en cada comunidad revisando que los programas lleguen en tiempo y forma, que no se usen de mala manera, que se vuelvan programas verdaderamente ciudadanos."

A nivel personal, García se niega a pensar que "en un país democrático, que en un país que tiene madurez como la que ha ido alcanzando México, a la gente le transformes una ayuda en un voto, yo no pienso que así sea y no me he encontrado con que así sea, porque si así fuera tendríamos 50 millones de mexicanos que tienen algún tipo de ayuda de programas sociales en nuestro país, que, por ende, estarían todos muy contentos y complacidos votando siempre por el mismo partido."

HASTA QUE NO EXISTA SEDESOL

La gran amenaza en política social es la pobreza, la pobreza divide, lastima, genera desigualdad, es la madre de los peores problemas sociales que puede tener un país, así lo dice el funcionario.

Por ello, aunque señala que acabar con la pobreza es algo que corresponde a todos, cree que aún hay trabajo por hacer.

"Creemos que estamos avanzando por el camino correcto y no debiéramos de descansar hasta que no exista ningún razón para que exista la Sedesol, si quiera, hasta que ya no haya ningún pobre, esperemos que sea pronto".