INTERNACIONAL

Bebés robados en España pudieron haber crecido en México

La PGR investiga casos de Ligia Ceballos Franco, quien hace unos años descubrió que podría haber sido una bebé robada en 1968.

23/02/2017 3:52 PM CST | Actualizado 23/02/2017 4:18 PM CST
NurPhoto via Getty Images

La Procuraduría General de México ha admitido a trámite la denuncia presentada el pasado día 15 por Amnistía Internacional y Ligia Ceballos Franco, quien hace unos años descubrió que podría haber sido una bebé robada en 1968 en España, durante el franquismo.

"México se convierte en el segundo país del mundo, después de Argentina, que investigará crímenes de derecho internacional cometidos en España durante la Guerra Civil y el franquismo", ha informado este jueves a través de un comunicado el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán.

La Procuraduría iniciará ahora una investigación para aclarar si el de la mexicana Ligia "Lily" Ceballos se trata de un caso de desaparición forzada y para restablecer su verdadera identidad.

Según Amnistía Internacional, Lily Ceballos es una mexicana cuyo nacimiento fue registrado el 29 de mayo de 1968 como María Diana Ortiz Ramírez y "pudo haber sido sustraída" a su familia biológica "con el consentimiento de las autoridades españolas" y la "asistencia" del Arzobispado de Madrid.

Amnistía Internacional (AI) mantiene que el de Lily es uno de los casos de bebés robados "que se produjeron en España desde los primeros años del franquismo hasta los primeros años de la democracia".


Las investigaciones en curso


Hasta ahora las investigaciones realizadas en España sobre estos casos "no han dado resultados" y se ha descartado "abordarlo como crímenes de derecho internacional" (desapariciones forzadas), en contra de las recomendaciones de Naciones Unidas, denuncia la organización de derechos humanos.

En un auto de 2008 del entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se aseguraba que entre 1937 y 1950 "se podrían haber dado más de 30,000 casos" de desaparición de hijos de madres del bando republicano "bajo la cobertura de una aparente legalidad".

AI explica que la justicia española ha abordado estos casos como "delitos comunes", es decir, "como detenciones ilegales, adopciones irregulares o falsedades documentales y como casos aislados", descartando la posibilidad de que pudieran responder a "una trama a nivel nacional" o ser constitutivos de crímenes de derecho internacional".

"En una alegría inmensa. Tenía la confianza en que mi denuncia no iba a quedar en el olvido y ahora es una realidad. Esto no es contra mis padres adoptivos, quienes me dieron todo. Lo que me motiva es la búsqueda de justicia ante los crímenes perpetuados durante el régimen franquista", manifiesta Lily Ceballos en el comunicado hecho público por AI.

Beltrán pide al Estado español que colabore plenamente con las solicitudes de cooperación que pidieran emitir las autoridades mexicanas.

AI también solicita a España que investigue las denuncias de bebés robados en general, "que cumpla con las recomendaciones de Naciones Unidas y "fortalezca los esfuerzos" para "buscar e identificar" a quienes podrían haber sido "víctimas de apropiación, desaparición forzada y sustitución de su identidad y para llevar a los responsables ante la justicia".


También te puede interesar:

Trump anula la norma que permitía elegir baño a los alumnos transexuales

La crisis de refugiados centroamericanos en México que agravó la llegada de Trump

Tres postales del renacido encono contra los mexicanos en EU (y aquí)