INTERNACIONAL

'Bienvenidos refugiados': el grito de la Estatua de la Libertad

Los ciudadanos que colgaron el letrero dijeron sentir que los valores estadounidenses están en riesgo.

22/02/2017 10:25 AM CST | Actualizado 22/02/2017 12:00 PM CST

Desde que se erigió en el puerto de Nueva York tras un largo viaje desde Francia, en 1875, el mensaje que la Estatua de la Libertad lanza al mundo no ha cambiado: los inmigrantes y refugiados son bienvenidos, como lo fue ella misma. Su antorcha y su corona eran lo primero que veían los extranjeros que llegaban en sus barcos buscando una vida mejor en Estados Unidos. "La libertad iluminando el mundo", era su nombre original.

Tan simbólica es que, era de esperar, no podía quedarse al margen del intenso debate migratorio que bulle estos días en el país, con el magnate-presidente Donald Trump cerrando fronteras y alentando la sospecha del foráneo. Durante unos minutos, el emblema de Nueva York lució ayer una pancarta colocada por activistas por los derechos humanos en la que se leía: "Bienvenidos refugiados".

Desde la cuenta de Twitter @AltStatLiberty confirmaron que la pancarta se colgó a las 12:45 AM. "Hubo cuatro personas involucradas en colgarla. No tenemos ningún grupo, sólo somos ciudadanos privados que sienten que los principios que hacen grande a Estados Unidos están siendo atacados. Queríamos enviar un recordatorio sobre en la América que creemos". Las autoridades retiraron el cartel a los pocos minutos y se ha abierto una investigación al respecto, porque un acto así está estrictamente prohibido.

En el interior del monumento hay un poema de Emma Lazarus, una autora de origen judío sefardí, que inspirada en su diáspora escribió "El Nuevo Coloso", en homenaje a los emigrantes. Dice así:

"El Nuevo Coloso"

No como el gigante de bronce de la fama griega
De conquistadores miembros a horcajadas de tierra a tierra;
Aquí en nuestras puertas del ocaso bañadas por el mar, se yergue
Una poderosa mujer con una antorcha, cuya llama
Es el relámpago aprisionado, y su nombre,
Madre de los exiliados. Desde su mano de faro
Brilla la bienvenida para todo el mundo; sus apacibles ojos dominan
El puerto de aéreos puentes que enmarcan las ciudades gemelas,
"¡Guarden, antiguas tierras, su pompa legendaria!" grita ella
Con silenciosos labios. "Dame tus cansadas, tus pobres,
Tus hacinadas multitudes anhelantes de respirar en libertad,
El desdichado desecho de tu rebosante playa,
Envía a estos, los desamparados que botó la ola, a mí
¡Yo alzo mi lámpara detrás de la puerta dorada!"

Este artículo se publicó originalmente en El Huffington Post.

También te puede interesar:

- La prohibición musulmana de Trump inspira a un cómic increíblemente satisfactorio (y viral)

- La antorcha de la Estatua de la Libertad se apaga, según The New Yorker

- Nuevas reglas de inmigración en EU permiten detener a prácticamente cualquier indocumentado